Convergencia Progresista intensifica críticas al gobierno por entrega del Ingreso Familiar de Emergencia y exige celeridad

La agrupación, que reúne al PS, PPD y el PR, afirmó que aún no se sabe cuántos son los potenciales beneficiarios del nuevo traspaso, ni se ha informado a las familias de las gestiones necesarias para obtenerlo.




La agrupación Convergencia Progresista, que reúne al PS, el PPD y el PR intensificó sus críticas al gobierno por la forma como se está entregando la segunda fase del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y exigió celeridad para ir en apoyo de los hogares que están siendo afectados por la crisis económica y social..

“Respecto al traspaso de fondos a las familias en el marco de entendimiento, el gobierno no estuvo dispuesto a aceptar el monto del IFE 2.0 que se propuso desde la oposición, para satisfacer las necesidades básicas de las familias”, señalaron los presidente del PS, Álvaro Elizalde, del PPD, Heraldo Munoz y del PR, Carlos Maldonado, mediante una declaración.

Con todo, agregaron “se suscribió el marco de entendimiento porque la oposición participante logró aumentar el escuálido monto que proponía el gobierno, aumentando la cobertura del beneficio hacia la clase media y, sobre todo, bajo la promesa de que el dinero llegaría pronto a las familias”.

El gobierno acaba de anunciar que ya otorgó el IFE 2.0 de $100.000 por persona a 404.530 familias, en tanto el IFE anterior lo recibieron 1.260.000 familias que también debían recibir el IFE 2.0, indicaron.

Al respecto enfatizaron que “es incomprensible e irresponsable que este nuevo aporte no se les haya otorgado a todas ellas. Además, aún no se sabe cuántos son los potenciales beneficiarios del nuevo traspaso, ni se ha informado a las familias de las gestiones necesarias para obtenerlo”.

Tampoco se ha fundamentado la razón por la cual a muchos se les rechazó el subsidio original, y cuántos de esos ahora sí podrían recibirlo, ya que subió el monto para ser beneficiario, afirmaron.

“El gobierno insiste en la estrategia del cuentagotas que ha demostrado su total fracaso. Primero, propuso un IFE de $50.000, después uno de $65.000, más tarde, bajo presión, aceptó uno de $100.000. Ahora lo empieza a distribuir de a poco. ¡Ya basta!Exigimos celeridad y transparencia en el otorgamiento del ingreso que desde hace tres meses propusimos. Millones de familias no pueden sobrevivir sin él y se ven forzadas a salir a ganarse el pan, poniendo en riesgo su vida y la del resto de la población”, sostiene la declaración.

Comenta