PDI incauta documentos y toma declaraciones en la ANFP

La diligencia forma parte del proceso por la querella que presentó Barnechea en contra de Carlos Ferry, presidente de San Marcos de Arica. La Bridec le requirió información a Luis Varas, secretario ejecutivo.


Una visita inesperada recibió la tarde de este lunes la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), cuando oficiales de la Policía de Investigaciones (PDI) llegaron hasta la sede de la entidad futbolística.

Se trató de parte de las diligencias relacionadas con la querella presentada por el Athletic Club Barnechea en el 13º Juzgado de Garantía de Santiago en contra de Carlos Ferry, presidente de San Marcos de Arica, y de todos quienes resulten responsables del delito de administración desleal.

En la ocasión, los detectives de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) le requirieron información a Luis Varas, en su condición de secretario ejecutivo de la ANFP.

Circuló la versión de que al presidente electo Sebastián Moreno se le tomó declaración. Sin embargo, el abogado desmintió el hecho.

“No es efectivo que haya prestado declaración a la PDI, pero estoy disponible cuando se requiera cualquier información”, aseguró a La Tercera.

En su querella, Barnechea solicitó que se les tomara declaración a Varas, Moreno y Ferry.

Precisamente, la elección presidencial de la ANFP se ve impugnada por la presentación judicial de los huaicocheros, que apunta al hecho de que San Marcos estaba inhabilitado para votar, debido a que había descendido a la Segunda División semanas antes de realizarse los comicios.

Los policías, además, solicitaron algunos documentos relacionados con la causa.

La situación generó una reunión de emergencia entre los directores que en ese instante se encontraban en Quilín: Moreno, Andrés Fazio y Aldo Corradossi.

Fuentes de la Asociación señalan que no hubo ningún allanamiento, sólo se recibió una visita para solicitar antecedentes. En cuanto a las elecciones, desde el directorio sostienen que estas se desarrollaron con total normalidad y conforme a la normativa vigente, en un proceso en el participó y validó el representante del equipo querellante y que nada tiene que ver con la disputa entre ambos clubes.

Seguir leyendo