Precisión garantizada: los 10 mejores goles de tiro libre de La Roja

Jorge Aravena

Potencia y técnica. A lo largo de las décadas la Selección ha tenido ejecutantes que han aprovechado al máximo esta variante del fútbol. Definiciones que por su estética y relevancia pasaron a ser imborrables en la memoria de los hinchas.




Hablar de Jorge Aravena, Coto Sierra o Matías Fernández, es referirse a nombres que dominan completamente el arte de ejecutar tiros libres. Hicieron vibrar a los hinchas con estas definiciones y, gracias a eso, tuvieron inolvidables jornadas en La Roja. Pero no solo ellos brillaron pasando el balón con maestría sobre una espigada barrera. Otros nombres emblemáticos de la Selección, como Alexis o Leonel Sánchez, han podido convertir de esta forma en instancias importantes. Goles que, en blanco y negro o en HD, siempre dibujan una sonrisa en la cara de los fanáticos.

1962: Leonel Sánchez hizo sufrir a Lev Yashin en Arica

Ni el mítico portero soviético conocido como la Araña Negra Lev Yashin pudo con el impresionante zurdazo de Leonel Sánchez ese 10 de junio de 1962, en uno de los partidos más recordados por los ariqueños. Por los cuartos de final de la Copa del Mundo disputada ese año en nuestro país, Chile se medía ante una de las potencias del torneo: la Unión Soviética. La apertura de la cuenta a los 11’ fue una genialidad del mencionado Leonel Sánchez, que hasta hoy es recordada por los fanáticos más nostálgicos. Remate con gran potencia y ajustado, imposible para uno de los mejores arqueros de la historia de balompié mundial. Para Chile, el gol pasó al recuerdo con el relato de Julio Martínez y la frase “justicia divina”, dicho que traspasó las barreras del fútbol y ya es parte de la cultura del país. La Roja ese día venció 2-1 a los soviéticos. La igualdad la marcó Igor Chislenko a los 26’ y el tanto del triunfo fue obra de Eladio Rojas a los 29’.


1962: Jorge Toro ilusionó a Chile con la final

Los antecedentes señalan que este tanto fue elegido por la FIFA como el sexto mejor gol de tiro libre en la historia de los mundiales, en una selección efectuada el año 2008. Pese a la dolorosa derrota en semis del Mundial ante Brasil, ese 13 de junio de 1962 el talentoso mediocampista Jorge Toro pasó a la historia. La Roja perdía por 0-2 en el Estadio Nacional y, casi al final del primer tiempo (42’), el volante ejecutó un perfecto tiro libre para vencer la resistencia brasileña y llenar de ilusión a las más de 75 mil personas presentes en el recinto de Ñuñoa. Chile finalmente perdió esa semifinal 2-4 ante un equipo que, días después, se coronó como campeón de esa edición.


1981: Carlos Rivas y un tiro libre que acercó el sueño de ir a España 82

Chile venía de un gran triunfo por la cuenta mínima ante Paraguay en Asunción. El 14 de junio de 1981 se medía ante Ecuador en casa y necesitaba volver a ganar para ya comenzar a ilusionarse con un cupo en el Mundial de España. Para eso, Carlos Rivas se puso frente al balón para cobrar un tiro libre al minuto 10. Tras una breve carrera, el volante pasó el balón sobre la barrera para abrir el marcador en un partido clave en la clasificatoria. Una definición que mezcló potencia y precisión. Carlos Caszely anotó el 2-0 definitivo de esa noche a los 85 minutos.


1985: El gol imposible de Jorge Aravena

“Tenía una sola opción: meterle el borde interno y parte del empeine muy abajo a la pelota y comenzar a subir la pierna describiendo con ella una curva. A eso había que añadirle potencia para que la pelota subiera mucho y bajara violentamente”, detallaba Jorge Aravena en una entrevista a La Tercera en 2015, conmemorando los 30 años de esta anotación. Un gol que tiene un nombre propio. Difícilmente algún hincha del fútbol en nuestro país no lo conoce. El 24 de marzo de 1985, La Roja ganaba por la cuenta mínima ante Uruguay en el Estadio Nacional. Era un partido clave ante un rival directo. Al minuto 54, tras una falta casi en la línea de fondo, Jorge Aravena toma el balón para ejecutar el tiro libre. Muchos esperaban el centro. Casi no había ángulo. Pero para el Mortero no había mala posición a la hora de ejecutar: remató con potencia y la pelota se coló al segundo palo del portero uruguayo. Increíble.


1996: Corazón de Minero silenció el Monumental de River

Pese a no ser una definición tan espectacular como las anteriores, el contexto y el rival lo hacen un gol que perdura en el recuerdo de los hinchas de La Roja. Su autor fue Fernando Cornejo, quien falleció en 2009. Corazón de Minero, como le apodaban, se puso en posición para servir un tiro libre a los 52’ tras una dura infracción de la defensa argentina a Marcelo Salas, el 15 de diciembre de 1996. Al ver que Marcelo Miranda estaba tapando la visión del arquero argentino Pablo Cavallero, Cornejo decide disparar al palo del portero. El balón ingresó ante la mirada incrédula de los transandinos, que veían como Chile se ponía en ventaja en Buenos Aires. El partido finalizó 1-1. El gol del empate lo convirtió Gabriel Batistuta de penal a los 76’.


1998: José Luis Sierra y un gol inolvidable

Coto Sierra es uno de los más expertos ejecutantes de tiros libres que ha tenido el fútbol chileno, y en Francia 98 lo demostró a todo el mundo. Era el tercer partido de la fase de grupos del Mundial. Chile, pese a no jugar mal en sus dos compromisos anteriores, no había podido vencer a Italia y Austria. El 23 de junio de 1998, en Nantes, se enfrentó a Camerún en el último compromiso de su zona, y la apertura de la cuenta a los 20’ fue una obra maestra del diez de esa Selección. Una zurda por arriba de la barrera y al ángulo. El vuelo espectacular del portero Jacques Songo'o, considerado uno de los mejores de la cita, solo hizo más hermosa la definición. El definitivo empate 1-1 de ese compromiso lo convirtió Patrick Mboma a los 55 minutos.


2007: El Piña festejó sobre la hora

Minuto 87. Carlos Villanueva, de brillante año en Audax Italiano, se alista para cobrar el tiro libre. Chile y Ecuador igualaban 2-2 en el primer compromiso de la fase de grupos de la Copa América de Venezuela 2007. La Roja había tenido que batallar, puesto que La Tricolor se puso dos veces en ventaja en el marcador. Con la tranquilidad de los grandes, como si estuviera jugando en La Florida, El Piña ejecutó con precisión para darle un triunfo agónico a Chile y desatar los gritos descontrolados de Nelson Acosta en la banca nacional. Fue el 3-2 para el Equipo de Todos ese 27 de junio en Puerto Ordaz, y una jornada inolvidable en la carrera del volante que, casi un año después, partió al Blackburn Rovers de Inglaterra.


2009: El desobediente Marco Estrada

“A Estrada le dije ‘pateale fuerte al palo del arquero y decile a Suazo que vaya al rebote’. Hizo exactamente lo contrario”, confesaba Marcelo Bielsa en la rueda de prensa una vez finalizado el triunfo 4-0 de la Selección sobre Bolivia, el 10 de junio de 2009 por las clasificatorias a Sudáfrica 2010. Al minuto 74, cuando Chile ganaba por la cuenta mínima, el mencionado Marco Estrada desobedeció las ordenes de su entrenador para meter de zurda un tremendo disparo en la portería del meta Carlos Arias. Gol clave. Bolivia bajó los brazos y Alexis Sánchez convirtió dos tantos más para el definitivo 4-0 esa noche en el Estadio Nacional.


2011: El cañonazo de Matías

No hay distancias imposibles para Matías Fernández. Lo demostró en los clubes y en La Roja. Chile visitaba a Portugal el 26 de marzo de 2011, en el debut de Claudio Borghi en la banca de la selección nacional tras la partida de Marcelo Bielsa. El Equipo de Todos ya perdía por la cuenta mínima. Ahí fue cuando apareció, una vez más, la figura de Matías. No importó que los lusos conocieran su magnifica pegada ni que el arquero que tenía en frente era Rui Patricio, su compañero de equipo en el Sporting de Lisboa. El formado en Colo Colo sacó un cañonazo seco que se metió a la derecha del arquero a los 41’. Fue el 1-1 definitivo en Leiría. Tal vez lo único que le juega en contra a esta anotación a la hora de las comparaciones es que se efectuó en un partido amistoso, a diferencia de todas las anteriormente mencionadas que fueron en compromisos oficiales.


2017: Alexis, histórico

Días antes, en Buenos Aires ante Argentina, el travesaño le había negado a Alexis Sánchez la posibilidad de alcanzar a Marcelo Salas como el máximo artillero de La Roja con 37 tantos. Esa tarde del 28 de marzo de 2017, ante Venezuela, nada pudo detener al tocopillano. Estaba destinado a hacer historia. Con un preciso tiro libre al minuto 5 abrió la cuenta y, de paso, alcanzó al Matador en una gloriosa lista de delanteros chilenos. Y de qué manera lo hizo el Niño Maravilla: ejecución perfecta sobre la barrera. Un elegante tiro libre que fue el inicio de una gran victoria por 3-1 sobre la Vino Tinto en el Monumental, por las clasificatorias a Rusia 2018.

Comenta