Caso Viñuela: partes no llegan a acuerdo en audiencia de conciliación y camarógrafo hace sus descargos contra el animador

El proceso seguirá su curso, siendo próximamente convocados los testigos, entre quienes se encuentran Diana Bolocco y Soledad Onetto, presentes durante el incidente que ocurrió en julio de 2020. Mientras, el demandante, José Miranda, hizo sus primeras declaraciones tras el corte de pelo. "Nunca he tenido acuerdo alguno con el señor Viñuela. Para mi esto ha sido un calvario", dice a La Tercera.




Esta mañana se desarrolló la audiencia de conciliación en el juicio contra el animador José Miguel Viñuela, demandado por el camarógrafo José Miranda luego de cortar el cabello del funcionario sin su consentimiento durante la emisión del programa Mucho Gusto de Mega en julio pasado.

En esta instancia, sin embargo, las partes no llegaron a acuerdo, por lo que el proceso seguirá su curso en los próximos meses.

Sobre esta etapa del juicio, el abogado de Miranda, Roberto Ávila, declara: “Lamentablemente hoy día en la audiencia de conciliación no se llegó a ningún acuerdo. La contumacia de la defensa ha dado lugar a esto. Tarde o temprano va a salir una sentencia que esperamos confiados, y la dilatación del proceso solo puede satisfacer la soberbia, pero no va a permitir la impunidad”.

Y agrega: “Lo que uno aprecia en la defensa es que hay una actitud contradictoria de cierto cinismo, porque ante la opinión pública señalan que buscan un acuerdo, que han tratado de reparar el daño causado sin embargo en los tribunales realizan una vehemente defensa tratando de no responder por nada. O sea hay una moneda de dos caras en la contraparte”.

Por su parte, la defensa de Viñuela en manos de los abogados Ciro Colombara y Aldo Díaz, del Estudio RCZ, expresó a La Tercera: “El juicio avanza y tenemos tranquilidad porque tenemos la razón. No vamos a litigar por la prensa, lo seguiremos haciendo en tribunales”.

Ahora el tribunal se dispone a recibir la causa a prueba, es decir, donde se fijan los puntos en que las partes no están de acuerdo, y durante 20 días cada una debe aportar sus pruebas. Posterior a ello es que se convocará a diferentes testigos, entre ellas las animadoras Diana Bolocco y Soledad Onetto, presentes durante el incidente y quienes serán llamadas por la parte demandante.

“Esto ha sido un calvario”

Tras esta instancia en el proceso, el camarógrafo José Miranda hizo sus primeras declaraciones con La Tercera tras guardar silencio desde que ocurrieron los hechos en julio de 2020, momento desde el cual se ha mantenido fuera de sus labores y con licencia médica.

Lo que lo impulsa a hacer sus descargos, dice, es “que después de 6 meses aparezcan con supuestos testigos y papeles que nunca he firmado”. Esto relacionado a cierta información que salió a la luz en el último tiempo, donde Miranda habría llegado a algunos acuerdos con el animador, como por ejemplo el recibir un monto en dinero de $350.000 tras el polémico episodio, o el evaluar llevar el cabello de Miranda a una fundación para personas con cáncer -ambos puntos presentados por la propia defensa de Viñuela en su versión ante el tribunal-. También sobre los presuntos testigos que estaría considerando la defensa del rostro de TV: funcionarios del canal que corroborarían la postura del animador y sus abogados.

“Nunca he tenido acuerdo alguno con el señor Viñuela. Para mi esto ha sido un calvario. Esto lo vio todo el país, y aunque la gente me saluda por solidaridad, yo habría preferido seguir con mi vida tranquila y quitada de bulla. Lo único que quiero es que este juicio termine pronto, para dar vuelta la hoja y seguir con mi vida normal como cualquier ciudadano de este país”, declara el camarógrafo.

Miranda se refiere además a otra información difundida en portales y redes sociales: las presuntas conversaciones que querría tener Viñuela y sus abogados con él, intenciones que supuestamente serían impedidas por su familia. Frente a eso el camarógrafo dice: “Mi familia siempre me ha apoyado, pero nunca ha intervenido para impedir algún acuerdo”.

Su abogado profundiza en temas como el pago en dinero al que alude la defensa. “Ese pago en dinero se depositó sin consentimiento ni acuerdo con mi representado”, reitera Ávila. Y también se refiere a la supuesta donación del pelo. “Eso no es verdad, y es absolutamente irrelevante. No hubo un acuerdo antes, durante ni después del hecho”, cierra el abogado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.