Convención entra en días clave: definirá cronograma general y comisiones se preparan para iniciar trabajo

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

La próxima semana, a más tardar, el pleno del órgano constituyente debe aprobar la propuesta de cronograma que sería entregada por la Secretaría Técnica a la mesa en las próximas horas. Los plazos que se definan ahí determinarán también los tiempos de las siete comisiones temáticas, cuyos coordinadores ya han iniciado conversaciones informales para iniciar un proceso de audiencias coordinado.




Este viernes está previsto que la Secretaría Técnica de la Convención Constitucional presente a la mesa una propuesta de cronograma para organizar el debate constitucional que se inició el pasado 18 de octubre.

El hito es significativo. De ser aprobada por la directiva del órgano constituyente, el instrumento ordenará los plazos de discusión y votación a los que las siete comisiones permanentes del órgano deberán adecuar su trabajo.

La propuesta, en todo caso, debe ser ratificada por el Pleno de la Convención a más tardar el martes o miércoles de la próxima semana para evitar que se siga retrasando el inicio del debate de contenidos.

Varios de los coordinadores de las comisiones permanentes han planteado en los últimos días la necesidad de iniciar su trabajo con audiencias ciudadanas para, en paralelo, organizar su propio cronograma de trabajo.

Las comisiones temáticas deben definir, además de las organizaciones que recibirán en audiencias, cuáles serán los temas que priorizarán en la discusión y qué materias -que no quedaron expresadas en los temarios mínimos aprobados en el reglamento- agregarán al catálogo.

Los plazos no son baladí porque se dan justamente ad portas de las elecciones presidenciales y parlamentarias. En la mesa y en las coordinaciones son conscientes de que comenzar a debatir materias sensibles antes de los comicios puede tener efectos políticos importantes.

Además, la definición se da justamente cuando algunos convencionales han planteado que los tiempos para emanar un nuevo texto constitucional son estrechos y probablemente no alcancen. La semana del 15 al 21 de noviembre, a su vez, los constituyentes tienen planificada una nueva semana territorial, por lo que las próximas tres semanas son claves para organizar las dinámicas de su trabajo.

Comisiones se preparan

En las conversaciones informales que han sostenido los coordinadores de las comisiones -que fueron electos esta semana- una de las ideas que han surgido es que todas las instancias puedan acordar algunos mínimos para que el trabajo sea armónico.

Coordinadores de las comisiones permanentes de la Convención Constitucional

Por ejemplo, está la propuesta de que todas abran al mismo tiempo un periodo inicial de audiencias para luego entrar a los temas de fondo. El asunto se zanjará la próxima semana en una reunión que convocará a todos los coordinadores.

En el caso de la Comisión de Principios Constitucionales, su coordinadora Beatriz Sánchez (Frente Amplio) explica que junto a su par Érika Portilla (PC) y otros coordinadores han abordado esa opción. “Hemos hablado que nos gustaría tener un calendario de audiencias común. O sea, que todas las comisiones abriéramos audiencias pronto, pero juntas”, dice.

Sobre la instancia que coordinará, en específico, la convencional agrega que “primero debemos trabajar sobre una orgánica o forma de trabajo para todos los meses que quedan (o sea si vamos a dividir temas, si habrá subcomisiones y cuántas y en qué momentos) y hay que trabajar también la caracterización de las audiencias públicas. Y todo eso, discutirlo y acordarlo como comisión”.

Su par de Sistema Político, Rosa Catrileo (mapuche), afirma que “estamos organizando un cronograma preliminar a la espera del que salga de la mesa para ajustarnos a él, la idea es comenzar con las audiencias pero en lo inmediato la próxima semana elegiremos los enlaces transversales y los representantes para participación popular. También definiremos el formulario para solicitar audiencias”.

“A modo personal creo que lo más eficiente es que las comisiones vayan avanzando de forma paralela en las mismas etapas, eso permitirá que la ciudadanía tenga mejor entendimiento del avance de la Convención. Creo que es importante iniciar con las audiencias públicas, porque la nueva Constitución se debe escribir con participación e incidencia directa de la ciudadanía, la que nos enriquecerá previamente el debate. Tenemos sobre nuestros hombros la responsabilidad de construir un nuevo pacto social a tono con las necesidades y demandas históricas de la sociedad civil organizada y el ciudadano de a pie, a mi modo de ver esa es la única forma de otorgarle legitimidad al proceso”, afirma, a su vez, el coordinador de la Comisión de Derechos Fundamentales, Matías Orellana (Colectivo Socialista).

El coordinador de la Comisión de Conocimientos, Ignacio Achurra (Frente Amplio), explica que en el caso de esa instancia “la semana que viene haremos presentaciones personales respecto a la visión sobre la comisión y sus contenidos, conversaremos sobre el cronograma y el agrupamiento de los temas, y definiremos los criterios para la convocatoria a audiencias”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.