Después de quedar aislado: PC apuesta a potenciar polo de izquierda con el F.A. y desplegar a Jadue

Esta mañana, en medio de la ola de recriminaciones por las fallidas negociaciones que impidieron un pacto amplio para enfrentar las elecciones, el líder del PC Guillermo Teillier insistía en la posibilidad de seguir negociando, esta vez en el polo más de izquierda de la oposición.




“No todo se ha terminado”. Ese fue el mensaje que esta mañana el presidente del PC, Guillermo Teillier, entregó a través de Radio Nuevo Mundo, donde aseguró que pese al fracaso de las negociaciones opositoras para llegar a primarias en la elección municipal y de gobernadores regionales, es posible seguir conversando entre las fuerzas de izquierda, “seguir buscando las concordancias y los acuerdos”.

Esta mañana, en medio de la ola de recriminaciones por las fallidas negociaciones que impidieron un pacto amplio para enfrentar las elecciones, el líder del PC insistía en la posibilidad de seguir negociando, esta vez en el polo más de izquierda de la oposición.

“No todo está en la elección de gobernadores, tenemos la mirada puesta fundamentalmente en el proceso constituyente, creemos que hay que llegar a acuerdo sobre las materias que deben estar en la Constitución, para listas acotadas de la elección de convencionales. Viene la elección de alcaldes, que no se inscribió ninguna primaria de la oposición, y espero que sigamos conversando en la posibilidad de acuerdos por omisión”, insistió Tellier hoy.

Hoy al interior del Partido Comunista insistían en que ayer se empezó a reordenar el cuadro de alianzas con la exConcertación más el PRO y Ciudadanos en un lado. Y por otro lado con un bloque de izquierda en construcción conformado por el PC, FVRS y el FA. Eso al interior del partido es visto como una oportunidad para un mejor despliegue de su principal carta presidencial: el alcalde Daniel Jadue, quien esta mañana apareció en la encuesta Criteria como la carta presidencial mejor posicionada de la oposición con un 17% de las preferencias.

Frente al nuevo escenario -dicen en el PC- será clave el despliegue de Jadue para potenciar su nombre y el de los candidatos de su partido.

Así lo reafirma desde Coquimbo el precandidato a gobernador del PC, Javier Vega, el mismo que los negociadores comunistas defendieron hasta el final abogando por que la DC bajara en esa zona la postulación de Ricardo Cifuentes.

“Daniel Jadue apoyará esta candidatura a gobernador regional y a mi persona en la región de Coquimbo. Ya hemos estado en Salamanca y en Coquimbo”, reafirma el consejero regional del PC.

El analista Ernesto Águila es de la idea que ayer solo hubo un único ganador: la DC que reconstituyó el eje DC-PS-PPD, y lo hizo dejando fuera al PC y el FA.

Aun así, el académico sostiene que “si el PC y unidad para el Cambio logra un acuerdo con el FA para enfrentar las municipales, regionales y una lista de convencionales, no quedará aislado”. Asegura que “el liderazgo de Jadue puede verse favorecido con la confirmación de un bloque de izquierda, pues si el FA no logra levantar una candidatura presidencial capaz de competir con Jadue deberá finalmente apoyar a éste. El cuadro de dos oposiciones, una de izquierda y otra de la exConcertación, puede potenciar sus posibilidades. Para ello es clave la concreción de un acuerdo para el próximo ciclo electoral ente el PC y el FA. Y que además en ese acuerdo se incluya el movimiento social del 18-O, que es el gran excluido del pacto de la exConcertación”.

El momento en que el PC dio un paso al lado

Esta mañana todavía abundaban las versiones sobre el momento exacto en que el pacto opositor se fue a pique. Y cuál fue el rol que jugó cada partido.

Testigos de la jornada de ayer sitúan una reunión en la sede de PC como un momento clave donde la colectividad optó por mantenerse aislada.

Según esta versión, al mismo tiempo en que los partidos que inscribieron la “Unidad Constituyente” estaban en las oficinas del Servel esperando si el PC y el FRVS decidían sumarse o no al pacto, en la sede de los comunistas se reunía Teillier con su secretario general, Lautaro Carmona y su par regionalista, Jaime Mulet.

Según conocedores de esa conversación, en esa cita las colectividades decidieron no formar parte de ese pacto ni tampoco inscribir primarias entre ellos. Asimismo, también analizaron lo que consideraron como una “traición” por parte del PRO, lo que, explicaban, podía dejar en evaluación la continuidad de la Unidad por el Cambio.

Sobre el rol del PC en las negociaciones, en tanto, desde la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio apuntan a ese partido como el causante de que las negociaciones se trabaran sin retorno. Desde ese bloque, solicitaron un esquema de seis regiones para la Unidad por el Cambio con el FA, otras seis para la Convergencia Progresista y la DC y otras cuatro para la competencia general.

Esa propuesta fue leída como un “blindaje” para los candidatos del pacto de los comunistas. Asimismo, esa propuesta ya se la habían presentado previamente a sus pares del FA en una reunión durante la mañana en la sede de RD, donde les preguntaron si podrían apoyar ese esquema.

Con eso en mano, ambos bloques se dirigieron a la sede del PS, donde, según presentes, el FA sostuvo que no exigiría esos “blindajes”, pero que no podrían sumarse a un pacto donde la Unidad por el Cambio no estén presentes. Desde la Convergencia Progresista, en tanto, leyeron eso como un apoyo a la idea de los comunistas y se negaron a abrirse a un sistema como ese.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.