Enrique Correa, su rol en la carta de los ex concertacionistas y sus gestiones en la crisis

07 de Diciembre de 2011/SANTIAGO Entrevista para el diario La Tercera a Enrique Correa. Foto:NADIA PEREZ/AGENCIAUNO

El director de Imaginaccion firmó la carta de los exconcertacionistas un día antes de que se diera a conocer. No estuvo en la génesis de la iniciativa aunque varios de sus colaboradores cooperaron con ella. Desde el estallido social -aseguran en su entorno- ha estado en contacto con gremios empresariales, de la sociedad civil y con La Moneda. En el mundo político, sin embargo, aseguran que la opinión del lobbysta hoy cala menos en la oposición.




“Sería buena idea que firmaras”. Al teléfono, el ex militante socialista Darío Contador invitaba el 24 de febrero al presidente y fundador de Imaginaccion Enrique Correa a firmar la carta titulada “Es tiempo de un Acuerdo Nacional” que se publicó un día después. Se trataba de la misiva a la que en principio adhirieron 231 figuras que formaron parte de la exConcertación, que en el contexto del estallido social advertían que “es tiempo de evitar un lacerante enfrentamiento”, condenaban la violencia y aseguraban que esta pone el riesgo el plebiscito del 26 de octubre.

Correa aceptó la invitación a firmar. Para entonces dos de sus colaboradores ya figuraban entre los adherentes a la misiva que abrió un tenso debate entre los sectores progresistas y conservadores de la oposición: el ex ministro de Transportes Carlos Cruz, quién adhirió por correo, y el ex director de la Secom de Michelle Bachelet, Juan Carvajal, que dio su venia al texto por teléfono.

En el imaginario colectivo quedó establecido que la carta que también logró la adhesión de los exministros Soledad Alvear, Mariana Aylwin, Sergio Bitar, José Joaquín Brunner, Adriana Delpiano y Mariano Fernández (ya suma 531 firmas), era parte de un diseño del ex ministro y lobbysta.

En su entorno, reconocen que no fue así, pero aseguran que el contenido habría estado “inspirado” en el texto que Correa publicó el 18 de febrero en la web de Imaginacción donde advirtió que “el país no tiene garantizado su futuro mientras no se restablezca el orden público”.

Desde el estallido social, Correa reafirmó su condición de concertacionista tradicional y tomó distancia de los sectores de la oposición que intentan hacerle guiños al movimiento social. Apuntó que no todo su sector ha condenado con suficiente firmeza la violencia que a su juicio es perpetrada por el narcotráfico, los anarquistas y las barras bravas del fútbol.

Desde octubre Correa se ha enfocado en sus clientes que en la web de Imaginaccion cifran en 647. A ellos estuvo dirigida el texto que publicó con su firma y también los otros siete análisis de coyuntura que ha preparado su equipo.

25 directorios, una presentación con Lavín y puentes con La Moneda

La próxima aparición pública de Enrique Correa será el 26 de marzo junto al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, con quien presentará el libro “Sí se puede” (Uqbar), del ex alcalde de Santiago Pablo Zalaquett (UDI) que trata sobre la resiliencia y cómo reinventarse. Cercanos al autor aseguran que Correa ya leyó el texto y en Imaginaccion confirman su asistencia al evento.

Lavín y Zalaquett no son los únicos personeros del oficialismo que desde el 18 de octubre han tenido línea directa con el fundador de Imaginaccion. También -reconoce un cercano- mantiene puentes con personeros de La Moneda para quienes es valioso el análisis de coyuntura del destacado lobbysta.

Cercanos al exministro concertacionista aseguran que, adicionalmente, desde el 18 de octubre ha sostenido sesiones de análisis con distintos sectores de la empresariales y de la sociedad civil. La misma fuente cifra en 25 los directorios de empresas a los que ha asistido Correa desde el inicio de la crisis. Los han citado gremios inmobiliarios, de salud, de concesiones y pensiones, entre otros.

A lo anterior se suman los desayunos ofrecidos a los clientes de Imaginaccion para analizar coyuntura.

En la industria de las empresas de lobby aseguran que desde al menos dos años Imaginaccion está en proceso de contracción. Que ya no es la gigante firma que fue en los años de esplendor de la Concertación y que la influencia de Correa hoy también es más acotada, sobre todo en la oposición. “Hay un intento de mostrar que está en la jugada y en el lío de las cartas vio una oportunidad”, dice un ex PS.

Correa hoy no tiene mayor incidencia en las mesas directivas de los partidos de la oposición, salvo en el PS donde mantiene línea directa con la senadora Isabel Allende, una relación personal y que también está cruzada por el apoyo que Imaginaccion presta en calidad de pro bono a la Fundación Salvador Allende.

Fuentes socialistas sostienen que junto a Ricardo Solari, Correa ha sido un permanente consultor de la mesa PS que encabeza el senador Álvaro Elizalde. No obstante, en el entorno del senador niegan esta versión asegurando que no tienen contacto desde la época en que el timonel PS fue ministro secretario general de gobierno de Michelle Bachelet.

Durante la segunda administración Bachelet, Correa fue un importante apoyo para el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñaililllo, que dejó el cargo salpicado por la investigación judicial de financiamiento irregular de campaña. Y también para el sector político de Peñailillo, conocido como G90. Un vínculo que se mantiene hasta hoy.



Comenta