Jaime Mañalich (Ind. Evópoli): “Es tan radical lo que está en juego, que es más probable la unidad entre Chile Podemos Más y Republicanos”

17/11/2021 FOTOGRAFIAS A JAIME MAÑALICH Mario Tellez / La Tercera

El exministro de Salud urge a su sector a encontrar vías de entendimiento entre quienes apoyan a Sebastián Sichel y a José Antonio Kast. Ello, pues advierte el riesgo de “un proyecto de una eventual dictadura de izquierda devenida en tal producto de una votación democrática”.




No quiere comentar lo ocurrido con la rendición ante el Servel de Karina Oliva. Una vez judicializado con la apertura de la investigación por parte del Ministerio Público, el exministro de Salud Jaime Mañalich prefiere no pronunciarse.

En Chile Podemos Más dan su nombre como uno de los que casi seguro entrarán al Senado este domingo. Él, cuaderno y lápiz en mano, dibuja gráficos para asegurar que su opción peleará voto a voto con su compañero en la lista Evópoli, Luciano Cruz-Coke. Y esos mismos dibujos usa, luego, para poner acento en la urgencia que, para él, tiene un entendimiento entre la centroderecha que representa Sebastián Sichel y la derecha de José Antonio Kast.

En Chile Podemos Más apuestan por su nombre y el de Manuel José Ossandón (RN). ¿Por qué votar por Ud. y no por Ossandón?

El senador Ossandón tiene un gran prestigio político y mucha fuerza en algunos lugares de la Región Metropolitana, pero yo tengo compromisos de campaña que son relevantes y que no están en la suya. En primer lugar, independiente de que no soy joven, soy una cara de renovación. En segundo lugar, puedo comprometer que voy a acelerar la tramitación de leyes que van en beneficio de la ciudadanía. Vamos a chicotear los caracoles, porque el ritmo de trabajo que tiene el Senado es demasiado aletargado para los problemas graves que tiene la ciudadanía. En tercer lugar, creo que puedo lograr una relación mucho más de representación que de clientelismo con quienes voten por mí.

¿Ossandón no ha chicoteado los caracoles en el Senado?

No lo creo. Se ha dejado llevar por la inercia propia del Senado de trabajar en sesiones dos veces a la semana, salvo que haya un problema de gran contingencia política, como la acusación constitucional. Y eso significa que muchas leyes que están pendientes, que impactan a la ciudadanía, no se tramitan. Esta semana, por ejemplo, de nuevo se postergó la discusión de cuarto retiro para después de elecciones, y quienes lo defienden creen que es importante para la gente.

¿Ud. votaría a favor del cuarto retiro, como pasó de la Cámara?

Sí, pero con modificaciones importantes, en el sentido de que se genere un mecanismo que lo focalice en quienes más lo necesitan. También que tenga un tope máximo de tres millones; que sea tributable; que no se toquen las rentas vitalicias. Quizás con eso, pensando que el IFE se terminará en diciembre, podría ser.

Es probable que haya una bancada de Republicanos en la Cámara. ¿Cree que habrá una convivencia fluida entre ese partido y Chile Podemos Más en el Congreso y eventualmente en un gobierno?

La verdadera elección presidencial es el 19 de diciembre. Estoy seguro de que a partir del lunes 22 va a iniciarse -y creo que se inició ya- una conversación no solo de carácter político, administrativo, electoral, sino programática, de fondo. Es imprescindible que haya un sector parlamentario de derecha que funcione mejor que hasta ahora. El espectáculo que ha dado el sector oficialista en los últimos años, debilitando la Presidencia de Piñera incluso, es lamentable. No nos hemos puesto de acuerdo en las cosas esenciales que nos unen. Ahora, en la medida en que lo esencial es un proyecto de una eventual dictadura de izquierda devenida en tal producto de una votación democrática -como ocurrió en Venezuela y Nicaragua-, ante una sociedad que busca mantener su espíritu de libertad, de desarrollo de la persona; el peligro es tan fuerte al otro lado del camino, es tan radical lo que está en juego, que es mucho más probable que haya unidad entre Chile Podemos Más y el Partido Republicano.

¿Hay un riesgo de una dictadura de izquierda si gana Boric?

Nosotros vivimos una era de dictaduras de derecha impulsada por la Guerra Fría en América Latina. Y ahora, a partir del Foro de Sao Paulo, del financiamiento de Venezuela, ese modelo está presente y muy vigente, con coordinación en diversos países de Latinoamérica. No tendría por qué ser la excepción acá.

O sea Ud. ve un riesgo real de que en Chile se llegue a eso si gana Boric y Apruebo Dignidad.

Creo, como dijo la candidata Provoste tardíamente, que la hegemonía de la izquierda chilena está determinada por el Partido Comunista, que cree en otros modelos de democracia, de partido único, de dictadura del proletariado o lo que fuere.

Ud. dijo que tenía que haber ya un gesto de Sichel a Kast. A la fecha ello no ha ocurrido. ¿Pasó la vieja?

Durante una primera vuelta, hay que tener enorme prudencia de que los puentes de conversación no se corten, porque pase quién pase, la necesidad de dialogar y llegar a acuerdos es imprescindible. Quien sea electo o electa presidente de la República el 19 de diciembre, depende de los errores no forzados de la coalición opositora. Por lo tanto, ya no es tiempo de cortar puentes, de no buscar mecanismos de diálogo. Es fundamental decir qué cosas son esenciales para cada uno. Para mí, es que se mantenga en Chile un sistema de libertad, de democracia.

¿Y entre Boric y Kast...?

Entre Boric y Kast no me pierdo.

¿Como exministro cercano al Presidente, será un senador piñerista?

No, no. Yo soy del partido de los pacientes, del partido de la gente. Soy independiente y voy a seguir siéndolo. Este gobierno tiene claroscuros que requieren un análisis por separado. Uno de los grandes logros ha sido la política sanitaria en relación al Covid-19. Lo que yo propuse como política ha envejecido bien. Pero se refleja en una paradoja: la aprobación del gobierno respecto de la pandemia es casi de 70%, pero la del Presidente es de 16%, cuando en realidad es él el gestor fundamental de la política de la pandemia en Chile. Es el propio Piñera.


JAIME MAÑALICH MUXI

Edad: 67 años

Médico cirujano de la U. de Chile, fue gerente general de la Clínica Las Condes y dos veces ministro de Salud del Presidente Piñera. Salió en agosto de 2020 del gabinete, en medio de críticas por el manejo sanitario de la pandemia.


Karina Oliva no contestó entrevista

La candidata de Apruebo Dignidad, Karina Oliva (Comunes), no acudió el jueves al mediodía a la entrevista que había sido concertada y confirmada tanto por ella como por su equipo con La Tercera. Ello, luego de que el candidato Gabriel Boric le quitara su respaldo por la polémica en torno a su rendición electoral.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.