DFM AX7: Para ganar la batalla de la comodidad

dfm ax7

En el segmento de los SUV medianos, la competencia es descarnada y los peleadores no dejan de evolucionar, agregando cada vez más equipamiento y prestaciones de seguridad. Pusimos a prueba al DFM AX7, uno de los competidores, para ver qué tal se adapta a una lucha donde la tecnología y el confort son las armas.


Probablemente, el cliché de “este es el año de los SUV” lo hayan leído en más de algún lugar, y aunque hay algo de verdad en él, personalmente diría que ya llevamos más de una década donde esta tipología familiar, versátil y espaciosa, ha sido la estrella del show en la mayoría de los mercados globales.

Con un segmento que cambia y evoluciona de manera tan veloz, no es fácil llevar el ritmo, sobre todo cuando nuevos competidores se agregan a una carrera tan descarnada.

En este escenario probamos el DFM AX7, modelo que se encuentra en la parte alta de la gama del fabricante representado por Cidef, y cuyos principales rivales se encuentran entre los SUV medianos, como el JAC S5 o el Lifan X60, ambos con sus altos y bajos.

Y es que en esta parte del segmento, que bordea los 10 millones, los modelos de origen chino no solo apuntan a quienes necesitan un modelo más grande, también a quienes, pudiendo optar por un auto más pequeño, deciden hacer el esfuerzo por pasarse a uno más imponente.

dfm ax7

Y aquí el DFM AX7 no se queda atrás, con líneas robustas, detalles cromados y una altura que transmite seguridad cuando se circula por la ciudad.

Este es el terreno predilecto de este modelo, puesto que por su suspensión de ajuste urbano, un camino de tierra o mal pavimentado puede hacer sufrir hasta al conductor más off-road con los rebotes; en la carretera, en tanto, hay que tener cuidado con las maniobras repentinas, pues la carrocería puede tender a cargarse un poco hacia los lados. Nada muy grave, pero que hay que mantener a raya.

Un punto que, a mi gusto, le juega un poco en contra a este modelo es que, sin ser tan grande (llega a los 4.690 mm de largo), tiene un radio de giro demasiado amplio, lo que se nota sobremanera en los estacionamientos subterráneos o cuando se quiere dar la vuelta en U en un retorno. Se requieren algunos minutos de más en las maniobras para lograr estacionar o salir. Minutos que no todos están dispuestos a perder.

dfm ax7

En el manejo general, el DFM AX7 no tiene grandes problemas, la dirección, si bien un poco asistida, se comporta bien en la ciudad y transmite bastante seguridad. Un punto a favor es su agilidad, ya que a pesar de ser un modelo de casi dos toneladas, su motor de 2.0 litros y 145 caballos de fuerza hace que de todas maneras se sienta liviano, lo que permite disfrutar del manejo.

En términos de confort, el modelo de Cidef se destaca por su interior amplio y cómodo para cinco ocupantes. En la parte frontal hay muchos espacios para guardar objetos, y un amplio maletero, ideal para un fin de semana largo con la familia.

A pesar de sus cerca de dos años en el mercado, el habitáculo se sigue viendo moderno, aunque algo protuberante si se compara con el minimalismo que se ha tomado la industria.

dfm ax7

Tiene una buena pantalla táctil para el infoentretenimiento y no es nada difícil conectarse via bluetooth, eso sí, el sistema de audio no transmite bien el audio digital, bajando la calidad de las pistas almacenadas en el teléfono.

La visibilidad general también sufre un poco por las líneas del auto, cuya pequeña luneta y pilares frontales muy anchos acentúan los puntos ciegos.

Más allá de los detalles, el DFM AX7 sigue siendo un buen competidor en el área china de los SUV medianos, con buen espacio y un gran equipamiento.

Seguir leyendo