Pedro Heller se pone al volante de una inédita escuela de rally

El piloto de rally abre la ruta de su carrera deportiva con la creación de PH Academia, un proyecto que busca entregarles, de forma gratuita, las herramientas a jóvenes talentos para que se conviertan en corredores.




“Soy de Andacollo. Compito en moto desde los ocho años, es mi mundo desde pequeño. Reparo motos para costear mi deporte. Conozco lo que es el esfuerzo, el sacrificio y la dedicación que se tiene para ser un piloto y sé que los sueños se cumplen, por lo que daré todo para ser el próximo campeón de rally".

Las palabras de Kevin Rojas fueron enviadas a través de un video que tenía como destino la PH Academia, el nuevo proyecto encabezado por el piloto de rally Pedro Heller y que tiene como objetivo crear una escuela de rally gratuita para personas que no tienen los medios económicos. El andacollino fue uno de los cientos que se atrevieron en una iniciativa pionera en el mundo y que contará con un grupo de profesionales y personas cercanas al rally, quienes irán evaluando -y eliminando- a los participantes hasta llegar al gran ganador del programa, denominado “Ser un campeón”.

Según el creador de la idea y ex campeón de la serie R5 del rally chileno, “la PH Academia nace con el sentido de poder acercar el rally a las personas, de poder generar oportunidades, porque entrar al mundo del automovilismo es muy difícil, pero hay mucho talento dando vuelta. Es una oportunidad para acercarlo y para que las personas puedan mostrar el talento que tienen”, asegura Pedro Heller.

Francisco López, piloto de rally.

El proyecto, que nació como una idea pequeña, alcanzó con rapidez un crecimiento vertiginoso. En las plataformas sociales (@ph_academia) supera los cinco mil seguidores, pero lo más significativo fueron las 1.500 postulaciones que llegaron. “Hicimos una selección por edad y como no había cortes por dispersión geográfica, nos llegaron videos de nueve países, de las 16 regiones y de 114 localidades. Quedamos muy contentos con ese proceso, pero ahora se pasa al siguiente nivel”, indica Heller.

Chaleco López
“Veo reflejados mis inicios, mi perseverancia, la dificultad para encontrar recursos. Yo comencé muy abajo en las motos y esta academia permite acercar este deporte, que es de alto costo, a la gente común”.

El paso al que se refiere el piloto del Joker Rally Team tiene que ver con la selección de las personas que entrarán a la academia. Para eso, el 3 de marzo se inició en una estación de servicio de la Región Metropolitana la primera jornada de pruebas, donde se contaba con simuladores de rally y donde los postulantes mostraron sus destrezas al volante. Se agregó también una ronda de entrevistas para conocer a los participantes. Y de esas jornadas que se realizarán a lo largo de todo el país, serán 400 personas las que ingresarán a la Academia con la ilusión de cumplir el sueño de ser un piloto de rally, puesto que el primer premio es una butaca en el Joker Rally Team para competir el próximo año en el RallyMobil.

Alberto Álvarez, el histórico navegante de Jorge Martínez y multicampeón de rally, será uno de los integrantes del equipo multidisciplinario que apoyarán el proyecto y comentó que “todos empezamos de cero. Hace 28 años, yo estuve detrás de un alambrado mirando la Vuelta a la Manzana, un rally en el sur de Argentina, donde soñaba con codearme con un Walter Suriani, Gabriel Ralles, mis ídolos. Lo logré. Y esta Academia les va a brindar herramientas a las personas para intentar alcanzar sus sueños”.

Alberto Álvarez, navegante: “Hace 28 años, yo estuve detrás de un alambrado mirando la Vuelta a la Manzana, un rally en el sur de Argentina. Esta academia les va a brindar herramientas a las personas para intentar alcanzar sus sueños”.

Otro de los que integrarán el equipo de profesionales será Francisco "Chaleco" López. El experimentado piloto nacional reconoció que “es una iniciativa en la que veo reflejados mis inicios, donde vi mi perseverancia, la dificultad para encontrar recursos que me permitieran correr. Yo comencé muy abajo en las motos y esta Academia permite acercar este deporte, que es de alto costo, a la gente común y corriente, y que tienen las ganas, la perseverancia y la pasión".

Proyecto global

Pedro Heller es un caso llamativo del motorsport nacional. Llegó al rally en 2015 sin ninguna experiencia y en su primera temporada se consagró campeón de la categoría R2 del RallyMobil junto con su navegante Pablo Olmos. De paso, estableció un récord, ya que fue el primer novato que sumó seis victorias consecutivas.

De esos días, cuando se le asociaba más a la figura de su padre (Carlos Heller), el ex presidente de Azul Azul, ya han pasado cinco años, período en el que también se coronó como el primer campeón de la serie R5 del RallyMobil (2018) y tuvo un paso por el Mundial de Rally, quedando como gran hito deportivo su victoria en la WRC2 en la fecha de Córdoba, Argentina (2019).

Como persona que se autoexige y busca nuevos desafíos, ahora puso la mirada en una ruta diferente, más cercana al área empresarial, instalando su carrera en un punto de inflexión. “Yo ya tuve mi oportunidad, lo hice bien, me siento satisfecho con lo que hice y quizás seguiré compitiendo. Cada vez que me subo al auto quiero ganar, pero ahora no campeonar no será un fracaso. El objetivo estará acá en la Academia", reconoce.

Respecto de esta apuesta, el piloto de 31 años señala que “es un nuevo camino que estoy tomando en lo deportivo. No me voy a desligar del rally, pero luego de varios años, donde estuve en el Mundial de Rally, donde cumplí todos los objetivos que me planteé, creo hay espacios donde seguir aportando. Pienso que aporté un grano de arena cuando internacionalicé mi carrera y competí afuera, pero también me doy cuenta de que hay algo que puede frenar al rally de aquí en adelante y es la aparición de nuevos talentos".

Esa falencia de nuevos pilotos, situación que se replica en países vecinos, es lo que mueve al angelino. Pero advierte que no se trata solo de obtener triunfos, ya que eso puede ser por alguna circunstancia fortuita. Para “Drope”, como le dicen sus cercanos, el plan es mucho más ambicioso que una carrera puntual.

“No solo quiero formar pilotos que sean talentosos, sino pilotos completos, que sean capaces de enfrentar una marca para poder vender su producto, que tengan la actitud, el orden y la perseverancia para ir a conseguir sus objetivos”.

“No solo quiero formar pilotos que sean talentosos, sino pilotos completos, que sean capaces de enfrentar una marca para poder vender su producto, que tengan la actitud de un piloto, el orden, la perseverancia para ir a conseguir sus objetivos. No basta con que las muñecas sean buenas de nacimiento, también hay que trabajarlas”.

Es por eso que el trabajo que se realice durante el año es fundamental y, obviamente, no todo estará centrado en el manejo. Por supuesto que existirán módulos con simuladores, manejo en karting, carcross, pero, además, incluirán programas que van desde lo comunicacional a la nutrición. La idea es dar forma a un piloto en la butaca y fuera del auto.

“Yo entré al rally con cero experiencia y tuve buenos resultados, pero también vi pilotos que llevan mucho tiempo y que no han tenido esos mismos resultados, por falta de disciplina y un montón de factores para construir un piloto, de hecho, hay cosas de teorías que muchos pilotos que corren actualmente ni siquiera lo saben”, dice con franqueza.

El trabajo que se debe enfrentar fuera del auto es, tal vez, la principal preocupación y la gran falencia que encuentra Heller en el medio local. Y es también uno de los problemas de gran parte de los deportistas, quienes muchas veces no saben presentar de buena forma sus programas a los auspiciadores.

Pedro Heller, piloto y fundador de PH Academia.

“No basta con el talento; a la hora de conseguir sponsors, eso no basta, y no significa que si soy bueno se me van a abrir puertas todo el tiempo. El piloto debe ir a tocar la puerta también y algunos cuestionarán que para eso se debe tener contactos, pero esos contactos también se van creando. Para eso hay que preparar una estrategia para luego ir a solicitar auspicios. No es llegar, tocar una puerta y decir ‘soy bueno, estas son mis estadísticas, hay un par de fotos y esto es lo que vale mi programa’”, dice con experiencia en el tema.

Para atacar ese punto, el piloto-empresario advierte que “la Academia también instruirá a los pilotos en cómo pedir apoyo. Cuando uno enfrenta una marca, pides X y la marca te pide X+Y, y esa es la ecuación. Y para hacerlo no sirve solo el resultado deportivo, sino también una buena postura, buen manejo comunicacional, buenas imágenes, respaldo audiovisual, buena presentación. Es muy global lo que se debe hacer. La mitad es resultado y la otra es la preparación y lo que permite mantenerse activo", finaliza el piloto, quien espera fomentar en su escuela de rally un semillero que permita tener nuevos talentos, soñando con que alguno pueda representar a Chile en el extranjero. MT

Comenta