Mercedes-AMG viste de ‘rosso’ el safety car para sumarse a las celebraciones en las mil carreras de Ferrari

El Gran Premio de la Toscana apunta a ser una carrera plagada de guiños a la gran historia del equipo más ganador del Gran Circo.




Este domingo el Gran Premio de la Toscana, en el circuito de Mugello, no será una simple prueba más en Fórmula 1: se trata de la carrera número 1.000 en que auto de la Scuderia Ferrari se ponga en la parrilla de salida. Y tal como te contamos ayer, más allá de una temporada 2020 para el olvido, en el equipo italiano quieren celebrarlo a lo grande porque, además, el trazado de Mugello es su propia casa. Pero lo que el Cavallino Rampante alista para este domingo a partir de las 10.10 horas (en nuestro huso horario) está lejos de ser la única celebración. La misma Mercedes-AMG -histórico rival de los de Maranello- anunció un especial motivo.

El equipo alemán, que se encamina a su séptimo nuevo título de constructores (lejos todavía de los 16 de Ferrari), mostró el auto de seguridad de este fin de semana que llevará el color rojo tradicional de Ferrari.

A esto habrá que sumar la demostración que brindará Mick Schumacher en el monoplaza que su papá consiguió su séptimo título en 2004. Con tanta celebración, los tifosi más fanáticos solo ansían que los monoplazas rojos terminen entre los puntos y no en chasco monumental como el de Monza, hace siete días.

Comenta