Advertencia de despliegue del Ejército en EE.UU. genera críticas contra Trump

Manifestación frente al Lincoln Memorial, en Washington DC, resguardado por la Guardia Nacional, ayer.

Gobernadores e incluso algunos senadores republicanos han cuestionado la respuesta antes las manifestaciones por el caso de George Floyd. Según una encuesta de Reuters/Ipsos, el 64% simpatiza con las personas que protestan.




La advertencia del Presidente Donald Trump de que podría desplegar al Ejército para aplacar las protestas y disturbios que se han sucedido luego de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía en Minneapolis, provocó ayer la indignación de legisladores, líderes religiosos y políticos e incluso de senadores republicanos.

El mismo Departamento de Defensa estadounidense se desmarcó ayer de las palabras de Trump, sobre hacer uso del Ejército, ya que especificó que considera “mejor idea” confiar en la Guardia Nacional para llevar a cabo este tipo de tareas, según la agencia Bloomberg. Eso sí, el Pentágono puso en alerta a algunos miembros del Ejército ante un posible despliegue, principalmente en Washington D.C. Anoche se esperaba que unos 2.800 agentes de la Guardia Nacional operasen en la capital.

Trump clarificó que movilizará militares invocando la ley 1.807 y en que los recursos federales deben destinarse a detener los disturbios y los saqueos. “Voy a movilizar todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para parar los disturbios y los saqueos, para acabar con la destrucción y los incendios y para proteger los derechos de los estadounidenses respetuosos con la ley”, dijo.

Según la agencia The Associated Press, Trump ordenó que aeronaves militares volaran sobre Washington D.C. en una “exhibición de fuerza” contra los manifestantes.

A nivel local, el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, declaró a la cadena NBC que “rechazará” cualquier intento de Trump de desplegar a soldados en su estado y advirtió que tal acción tiene desafíos legales. “Él no tiene la habilidad de enviar tropas sin que los estados le hayan pedido hacerlo”, dijo Pritzker.

Su par de Michigan, Gretchen Whitmer, consideró que la “división” de la Casa Blanca y “las amenazas del Ejército” eran inútiles para resolver los problemas y señaló que “no tomará decisiones basadas en amenazas para luego ser objeto de bullying en tuits”.

También hubo cuestionamientos de parte de dos senadores republicanos. “No hay derecho para los disturbios, para destruir la propiedad de otros, y no hay derecho para lanzar piedras a la policía”, indicó al portal Politico el senador de Nebraska, Ben Sasse. “Pero hay un derecho fundamental, constitucional, que es el derecho a protestar y estoy en contra de aplacar una protesta pacífica”, agregó. Esto, en alusión a lo ocurrido afuera de la Casa Blanca, donde la manifestación del lunes fue contenida con gases lacrimógenos. Precisamente, el senador de Carolina del Sur, Tim Scott indicó que el uso de gases contra los manifestantes no ayudaba.

La Unión Europea se mostró conmocionada por la muerte de Floyd y lamentó el uso excesivo de la fuerza, según el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Las declaraciones de Trump no hicieron sino que incendiar más los ánimos y las protestas continuaron en distintas ciudades, al tiempo que se extendió el toque de queda. En Minneapolis miles de personas se reunieron para honrar la memoria de Floyd.

Para los analistas, el Mandatario busca polarizar a los estadounidenses de cara a las elecciones de noviembre, una estrategia que ya le funcionó en 2016.

En ese sentido, en un intento de hacer un guiño a los votantes negros, un electorado que nunca ha conquistado, señaló que su gobierno es el que más ha hecho por la comunidad afroamericana desde Abraham Lincoln.

Por otro lado, según una encuesta de Reuters/ Ipsos, el 64% de los adultos estadounidenses “simpatiza con las personas que protestan”, mientras que el 27% dijo que no.

¿Qué es la Guardia Nacional?

La Guardia Nacional es fuerza de reserva estadounidense constituida por voluntarios. Este órgano es una suerte de milicia estatal y cada estado cuenta con una rama. Por eso, los gobernadores estatales pueden usar las tropas de sus respectivas guardias nacionales para restablecer el orden público en situaciones graves, como el caso de disturbios. El armamento y demás equipos de los guardias nacionales es el mismo de los militares del Ejército. También utilizan un uniforme similar. Los miembros de la Guardia Nacional solo prestan su servicio los fines de semana y una semana entera cada cierto tiempo. Además de Minnesota, la Guardia Nacional se activó en California, Georgia, Indiana, Kentucky, Carolina de Norte, Ohio, Pennsylvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Washington, Wisconsin y Washington DC.

Comenta