EE.UU. camino a convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia

Foto: AFP

Aunque la OMS informó sobre una "gran aceleración" del aumento de los contagios en territorio estadounidense, el Presidente Donald Trump ha dicho que no extenderá las medidas preventivas por más tiempo del establecido. El país registra más de 50 mil casos.




La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este martes sobre la rapidez con que aumentan los contagios por coronavirus en EE.UU., que ponen al país en peligro de convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia. “Ahora estamos viendo una gran aceleración de los casos en EE.UU., así que tiene ese potencial”, señaló Margaret Harris, portavoz de la OMS.

En las últimas 24 horas, el 85% de los nuevos casos pertenecían a Europa o EE.UU., y, de ese porcentaje, el 40% se encontraba en territorio estadounidense, según Harris.

“Ellos tienen un brote muy grande y que está aumentando en intensidad”, advirtió la funcionaria. Ocurre que Estados Unidos ya registra más de 52 mil casos, con 684 fallecidos.

A nivel global, también hay indicios de que la pandemia se está acelerando. Los casos en todo el mundo superaron los 417 mil, mientras que las muertes ascendían a más de 18.600. El lunes la OMS señaló que el virus tardó 67 días en contagiar a las primeras 100 mil personas, 11 días en llegar a los segundos 100 mil y solo 4 días en llegar a los terceros 100 mil.

Calles vacías durante la pandemia de coronavirus en Dorchester, Massachusetts. Foto: AFP

Gestión de Trump

Aunque el Presidente Donald Trump había insistido en que EE.UU. estaba “ganando” la batalla contra el virus, algunos estados, como Nueva York e Illinois, han tenido que endurecer drásticamente sus restricciones, siguiendo el ejemplo de California y ordenando a los residentes que se queden en sus casas.

En Nueva York, que se encuentra en cuarentena general desde el domingo, el gobernador, Andrew Cuomo, señaló que la tasa de contagio en el estado está aumentando y que en menos de dos semanas podría tener hasta 40.000 personas en cuidados intensivos. Según la Universidad Johns Hopkins, el estado de Nueva York registra más de 25.000 casos y 183 muertes, y los hospitales de todo el estado tienen en total 3.000 camas de cuidados intensivos.

Sin embargo, Trump ha sugerido que no extenderá las medidas que tienen al país aislado. “Si fuera por los médicos, dirían que cerremos el mundo entero”, señaló el Mandatario. Hasta el momento, se ha solicitado a cerca de 158 millones de personas que no salgan de sus casas en ese país.

Durante un debate transmitido en vivo por Fox News, el Presidente estadounidense presionó por reabrir la economía a mediados de abril pese al aumento de los casos y que el mismo Pentágono estimó que la crisis provocada por el coronavirus podría durar “varios meses”.

“Me encantaría tener el país abierto y con muchas ganas de hacerlo en Semana Santa”, aseguró el mandatario, agregando que los estadounidenses podrían seguir practicando medidas de distanciamiento social mientras vuelven a trabajar. “Perdemos miles y miles de personas al año por la gripe. No cerramos el país”, dijo Trump.

El Presidente criticó además al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien ha hecho sus propios discursos diarios para entregar balances sobre la pandemia. Aunque Cuomo ha dicho en reiteradas ocasiones que admira el liderazgo que ha tenido el gobernante durante la crisis, Trump señaló que no aprecia las críticas de alguien a quien considera un rival.

La pandemia y las medidas tomadas por las autoridades podrían traer graves consecuencias económicas para los estadounidenses. Por eso, tras dos días de bloqueo en el Senado, el demócrata Chuck Schumer dijo que esperaba llegar este miércoles a un acuerdo con el secretario del Tesoro Steven Mnuchin sobre un paquete de US$ 2.000 millones para aliviar los daños económicos causados por la pandemia.

El Presidente Donald Trump mira sus notas que muestran la palabra "chino" tachada, durante su discurso diario sobre el avance del virus el lunes en la Casa Blanca. Foto: AFP

Mejoras en Hubei

Aunque China sigue siendo el país más afectado -con más de 81 mil contagios y 3.277 muertes- las autoridades anunciaron que retirarán a partir del 8 de abril la prohibición de salir de la ciudad impuesta a los residentes de Wuhan, donde se originó la pandemia a fines del año pasado.

Podrán salir quienes tengan un código de salud verde, es decir, que no hayan tenido contacto con algún contagiado o sospechoso de contagio.

Otras restricciones dentro de la provincia de Hubei fueron levantadas durante la noche.

Las medidas fueron tomadas al observar que la epidemia está casi controlada, con una tasa de contagios cada vez menor.

Aunque este martes se registraron 78 muertes en China, la mayoría eran personas que venían del extranjero. Sin embargo, los expertos se mantienen precavidos ante una eventual nueva ola de contagios.

Comenta