Gobierno cubano rechaza marcha convocada por opositores y la declara “ilícita”

En las anteriores manifestaciones los disidentes cubanos se plegaron en EE.UU. a las protestas. Foto: AP/Archivo

La manifestación constituye “una provocación” que busca “un cambio de régimen” auspiciado por grupos de interés y agencias de Estados Unidos (en alusión a la política de sanciones contra la isla desde Washington), indicó una carta firmada por el intendente de La Habana Vieja, Alexis Acosta Silva. Además, según la misiva, el artículo 4 de la Constitución -invocado por los manifestantes- define al “sistema socialista” como “irrevocable”, por lo cual convocatoria no sería lícita.




Las autoridades cubanas negaron estemartes el permiso para manifestarse a un grupo de opositores y no admitieron como lícitos los argumentos presentados por los activistas, que amparaban su petición en la Carta Magna.

La marcha constituye “una provocación” que busca “un cambio de régimen” auspiciado por grupos de interés y agencias de Estados Unidos (en alusión a la política de sanciones contra la isla desde Washington), indicó una carta firmada por el intendente del Consejo de la Administración de La Habana Vieja, Alexis Acosta Silva. Además, según la misiva, el artículo 4 de la Constitución -invocado por los manifestantes- define al “sistema socialista” como “irrevocable”, por lo cual la marcha no sería lícita.

El documento publicado en el portal oficial Cubadebate respondió a una inusual demanda de personas que pidieron marchar en una suerte de continuidad de las protestas de julio con demandas como la eliminación de las colas para el abastecimiento, el control de la carestía y cambios políticos en el modelo socialista.

Los organizadores -entre ellos el dramaturgo Yunior García Aguilera y una plataforma llamada Archipiélago- anunciaron la marcha para el 20 de noviembre, pero las autoridades convocaron ese día a una jornada de la Defensa Nacional, que implica la movilización de fuerzas militares y civiles para la preparación comunitaria ante contingencias como una invasión extranjera o un ciclón. Los promotores de la manifestación cambiaron la fecha para el 15 de noviembre y ahora recibieron la negativa.

“No reconocemos esa marcha”, añadió Acosta en unas declaraciones grabadas al portal Cubadebate.

Una carta similar fue entregada por el intendente Municipal de Santa Clara, Eduardo Andrés Román Duarte, a los activistas que habían demandado realizar una marcha en esa localidad del centro del país, constató The Associated Press.

Manifestaciones de este tipo también fueron convocadas en otros puntos como Guantánamo, Santiago de Cuba o Pinar del Río.

“Nuestros próximos pasos se darán a conocer en breve”, indicó por su parte la plataforma organizadora Archipiélago en Twitter.

Las manifestaciones del 11 y 12 de julio dejaron a una persona fallecida. Nada parecido se había reportado en la isla, que padece una fuerte crisis económica, en más de dos décadas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.