Huneeus arriesga 20 años de cárcel por caso de fraude en admisión universitaria en EE.UU.

hunneus

En su primera comparecencia ante la justicia en Boston, el empresario vitivinícola chileno renunció a su derecho a una audiencia preliminar, instancia en la que el fiscal debe demostrar que existen pruebas suficientes para acusarlo.




A las 12.00 (hora de la costa este de Estados Unidos) se llevó a cabo la primera audiencia de Agustín Huneeus, empresario viñatero chileno envuelto en el escándalo de fraude en admisiones universitarias de Estados Unidos. La comparecencia inicial se llevó a cabo en Boston, Massachusetts, y fue presidida por la jueza Mary Page Kelley.

Según la investigación del FBI, Huneeus habría pagado 50 mil dólares a una persona para que falseara los puntajes de los exámenes de ingreso de su hija, quien buscaba entrar a la Universidad de California del Sur. El empresario está siendo juzgado actualmente por el delito de conspiración para cometer fraude. Cuando se destapó el escándalo, fue detenido en San Francisco pero liberado tras el pago de una fianza de un millón de dólares.

Fuentes de la fiscalía de Massachusets indicaron a La Tercera que Huneeus hizo una aparición inicial ante el tribunal federal de Boston hoy a las 12:00 horas. En esa instancia, la jueza le comunicó los cargos y las penas máximas que arriesga, que por el cargo que enfrenta, corresponderían a una sentencia de no más de 20 años en prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de 250 mil dólares, o dos veces la ganancia o pérdida bruta por el fraude, lo que sea mayor.

Durante la cita judicial, el acusado renunció a su derecho a una audiencia preliminar, una instancia en la que el fiscal debe demostrar que existen pruebas suficientes para acusar a Huneeus. Además, la jueza revisó las condiciones de liberación del acusado y las consecuencias si éste viola dichas medidas. Por ahora, no quedó establecida otra fecha para una segunda audiencia.

La participación del empresario chileno consta en los registros de las conversaciones que fueron grabadas por el FBI y publicadas en The New York Times. En las conversaciones que aparecen en los registros del FBI, Huneeus pregunta por las posibilidades de que los descubran -y le dicen que no-, y luego, cuando le cuentan que la policía está investigando, señala que él dirá que donó 50 mil dólares a la fundación por su consideración con los niños que no tienen fácil acceso a la universidad. Huneeus, de 53 años, es dueño una compañía productora de vinos radicada en Napa Valley, California, donde vive desde hace décadas.

Comenta