Submarino indonesio desaparece con 53 personas a bordo en costas de Bali

El personal de la Armada de Indonesia se ve en el submarino KRI Nanggala-402 cuando llegan a Surabaya, provincia de Java Oriental, Indonesia, el 6 de febrero de 2012. M Risyal Hidayat / Antara. Foto vía Reuters

En la zona donde se produjo la última señal enviada por el “KRI Nanggala 402” se detectó una mancha de petróleo. Podría encontrarse a más de 700 metros de profundidad.




La Marina indonesia inició el miércoles la búsqueda de un submarino con 53 personas a bordo con el que perdió contacto frente a las costas de Bali.

En la zona donde se produjo la última señal enviada por el sumergible se detectó una mancha de petróleo, anunció el miércoles por la noche el ministerio de Defensa.

“Alrededor de las 07.00 de la mañana, el monitoreo realizado por un helicóptero descubrió un derrame de petróleo en la posición donde el submarino desapareció”, afirmó en un comunicado.

El sumergible, el “KRI Nanggala 402”, iba a participar en maniobras que incluían lanzamiento de torpedos. Pidió la autorización para sumergirse el miércoles de madrugada, hacia las 03.00 (15.00 hora en Chile).

“Tras la transmisión de la autorización, el submarino perdió el contacto y no pudo ser contactado”, precisó el ministerio.

Ayuda internacional

Yakarta envió buques de guerra a la zona y pidió ayuda a sus vecinos en la región.

“Varios países han respondido y están dispuestos a proporcionar ayuda, entre ellos Singapur, Australia e India”, aseguró el ministerio.

El submarino podría hallarse a una profundidad de 700 metros, al norte de la isla de Bali, declaró a la AFP el comandante de las fuerzas armadas indonesias Hadi Tjahjanto, precisando que lleva 53 tripulantes a bordo.

Un buque así puede descender por debajo de los 250 metros, “un coeficiente de seguridad impuesto por la dureza de vida del submarino”, explicó a la AFP el vicealmirante francés, Atoine Beausssant. Pero “si se ha posado a 700 metros, hay muchas probabilidades de que se haya roto”, agregó.

La Marina de Indonesia, que se ha afanado en los últimos años en reforzar su capacidad submarina, posee una flota de cinco sumergibles en total, construidos en Alemania y Corea del Sur.

El “KRI Nanggala 402” fue construido en Alemania en 1978, según una página web del gobierno, y posteriormente se le realizaron modificaciones para modernizarlo. Es un submarino de propulsión diésel.

Hasta ahora, Indonesia no había tenido incidentes graves relacionados con submarinos, pero otros países sí que fueron escenario de tragedias de este tipo.

El precedente del Kursk

Una de las más conocidas ocurrió en 2000, cuando el submarino nuclear ruso “Kursk” se hundió cuando hacía maniobras en el mar de Barents con 118 tripulantes a bordo.

Uno de los torpedos explotó y provocó la destrucción de todo el depósito de municiones. 23 marinos sobrevivieron a la deflagración pero murieron ya que no fueron socorridos a tiempo.

En 2017, el submarino de la flota argentina “San Juan”, con 44 tripulantes, desapareció a unos 400 km de la costa argentina.

Una explosión submarina fue registrada cerca de su última posición.

En 2019, los restos del submarino Minerva, que se hundió en 1968 con 52 hombres a bordo, fueron hallados en el Mediterráneo.

El sumergible de la marina francesa, que efectuaba maniobras a una treintena de kilómetros de las costas de Toulon (sureste de Francia), se hundió en cuatro minutos y se rompió contra el fondo marino por razones que hasta ahora se desconocen.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.