Trump se enfrenta a Merkel y presiona a socios de la OTAN

Donald Trump mira a Angela Merkel durante su reunión bilateral ayer, en Bruselas, Bélgica.

El mandatario lanzó sus dardos contra Alemania asegurando que es “prisionera” de Rusia. Además, instó a los aliados de la Alianza a duplicar el gasto en defensa del 2% al 4%.


En medio de una serie de polémicas declaraciones contra los países miembros de la OTAN, el Presidente de EE.UU., Donald Trump, presionó a los aliados de la Alianza a duplicar sus gastos en materia de defensa, y criticó directamente a Alemania por su dependencia energética con Rusia, en el marco de su visita a Bruselas para participar de la cumbre de líderes.

“Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia”, dijo Trump durante una reunión a puertas cerradas con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, donde además calificó la situación de “muy delicada”. Según el mandatario, es inapropiado que el país al mando de Angela Merkel destine poco más del 1% del PIB al gasto militar, mientras que EE.UU. aportó 3,57% en 2017.

Así, justo antes del inicio de un encuentro bilateral con Merkel y más tarde a través de Twitter, Trump señaló que dedicar un 2% del PIB no es suficiente para los miembros de la OTAN, sino que debían aumentar a 4%. “El Presidente Trump”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, “quiere que nuestros aliados compartan más la carga y, como mínimo, cumplan con sus obligaciones ya establecidas”.

Pero Merkel salió al paso y negó que Alemania esté “totalmente controlada” por Rusia. Además, la canciller aseguró que todas las decisiones políticas que toma son “independientes”. “He experimentado cómo una parte de Alemania estaba controlada por la Unión Soviética. Estoy muy contenta de que hoy estemos unidos en libertad”, expresó.

Señales confusas

Pese a las polémicas, Trump respaldó una declaración de 23 páginas que, según Stoltenberg, guiaría a una defensa más robusta de parte de la OTAN. Incluso, tras un encuentro con Merkel, el Presidente norteamericano bajó el tono de sus palabras y puso paños fríos a sus comentarios, asegurando que Alemania y EE.UU. son “buenos socios”.

Lo anterior fue respaldado por Merkel, quien indicó que ambas partes debatieron temas relacionados con el futuro de las relaciones comerciales e inmigración. “Somos buenos socios y queremos seguir cooperando en el futuro”, dijo.

Fue en la cita de Gales, en 2014, cuando los aliados de la OTAN se comprometieron a incrementar el gasto destinado a defensa hasta el 2% de su PIB en 2024. Sin embargo, hoy solo cinco de los 29 miembros cumplen el objetivo: EE.UU., Grecia, Estonia, Reino Unido y Letonia, según la BBC.

Para John Feffer, del Institute for Policy Studies, “prácticamente todos los presidentes modernos de EE.UU. han intentado que los miembros de la OTAN gasten más en sus Ejércitos. Pero Trump está obsesionado con compartir la carga”, dijo a La Tercera. Además, según el experto, lo anterior podría derivar en que los aliados europeos aumenten sus gastos, pero “con el fin de una capacidad militar totalmente independiente”.

Desde Bruselas, Trump viajará mañana jueves a Reino Unido en su primera visita a ese país, donde tiene previsto un encuentro con la primera ministra, Theresa May, con la Reina Isabel II y quizás consiga reunirse con el ahora excanciller Boris Johnson. Luego pasará el fin de semana en Escocia y el lunes se verá con Vladimir Putin en Helsinki.

 

LT12 Gasto defensa Otan

Seguir leyendo