Directora de comunicaciones de la prelatura en Chile: “En el Opus Dei esperamos que lo ocurrido nos sirva para mejorar”

Gálmez subrayó que se deben esperar los resultados de la investigación en curso.

Las dos denuncias contra el sacerdote Patricio Astorquiza, por eventuales abusos, remecieron a esta entidad religiosa, integrada en Chile por cerca de tres mil personas.


Fueron días complejos para las cerca de tres mil personas pertenecientes al Opus Dei en Chile, cuando hace poco más de una semana se informó del primer caso en el país de un presunto abuso a menores por parte de un sacerdote de esta prelatura. Se trata del presbítero Patricio Astorquiza (82), de quien se indagan dos denuncias sobre hechos ocurridos hace aproximadamente veinte años, cuando los denunciantes eran menores de edad. Ambas con posible connotación sexual. Respecto de este tema, Ana María Gálmez, directora de comunicaciones de la institución, entrega la reflexión y pasos a seguir que se ha hecho en el Opus Dei.

¿Cómo se vivió “en la interna”, humanamente, la divulgación de la denuncia?
Al recibir la noticia, la reacción general fue de mucho dolor por las personas afectadas y de sorpresa, especialmente para quienes conocen personalmente al padre Astorquiza. En medio de la pena y el desconcierto que ha producido esta noticia, hemos visto también una reacción de serenidad y de confianza en que Dios no abandona a su Iglesia para enfrentar lo sucedido y en que la investigación logrará el esclarecimiento de los hechos denunciados y ayudará a lograr la justicia.

Sabemos que el acompañamiento a las víctimas se está llevando a cabo por parte de la comisión de escucha encargada por Charles Scicluna. ¿Ustedes van a intentar algún otro tipo de acercamiento con las víctimas?
Hubiéramos querido estar más cerca desde el comienzo para acompañarlos en su dolor. Sin duda, nos gustaría acercarnos a las personas afectadas, respetando su voluntad y sus tiempos. Aprovecho de agradecer la gran disponibilidad y profesionalismo con que los miembros del servicio de escucha establecido por monseñor Scicluna han realizado su tarea, y la ayuda que nos han proporcionado para mantener una comunicación adecuada y respetuosa con los denunciantes.

Patricio Astorquiza cumplió un rol de formador. ¿Como prelatura impulsarán un proceso de investigación a su carrera, para saber a quiénes formó y cómo?
El rol de formador que ha desempeñado el padre Patricio Astorquiza es similar al que realizan tantos otros sacerdotes del Opus Dei a través de la predicación, la confesión y el acompañamiento espiritual. En su caso, desempeñó esta labor en colegios -donde fue uno de los capellanes- y, durante los últimos años, sobre todo con personas adultas. Él no ha ocupado cargos de gobierno en la Prelatura ni tuvo un especial papel en la formación de sus miembros ni de futuros sacerdotes. Quisiera añadir que me parece muy importante esperar los resultados de la investigación para ver los errores y poder poner los remedios.

¿Se va a revisar la línea de tiempo para investigar los círculos donde se movió Astorquiza y verificar si hay más casos?
Pienso que la manera más efectiva de averiguar si existen más casos que no conozcamos es precisamente haciendo público que recibimos estas denuncias. Este camino facilita que cualquier persona que haya podido sufrir una situación parecida sepa que no está sola y que tiene donde aportar su información en la más estricta confidencialidad.

A raíz de este caso, ¿se realizará un proceso de reflexión interno en sus colegios y universidad? 
Para poder hacer un buen proceso de reflexión necesitamos conocer los resultados de la investigación que está en curso; así lograremos un punto de partida que sea adecuado. De todos modos, esperamos que lo ocurrido nos sirva para mejorar. La mayor sensibilidad que existe en la Iglesia, sobre todo en relación con la creación de ambientes seguros para los menores de edad, ha llevado desde hace años al Opus Dei a tomar medidas de prudencia estrictas cuando se trata de actividades educativas o formativas en las que participan niños o adolescentes.

¿Dónde se encuentra y cómo está siendo asistido Astorquiza?
Se encuentra actualmente en una casa del Opus Dei en Santiago, donde viven exclusivamente adultos.

Según el comunicado de prensa que emitió la prelatura, la investigación se inició antes de que se recibieran las denuncias. ¿Había indicios respecto de su conducta?
En junio de 2018 empezaron a llegar las primeras informaciones sobre los hechos que posteriormente fueron denunciados. El vicario regional del Opus Dei, padre Sergio Boetsch, decidió iniciar una investigación previa en octubre, al darse cuenta de que esas informaciones eran serias y se debían aclarar. Las denuncias formales se hicieron en diciembre de 2018 y enero pasado. Antes, no se conocieron hechos que justificaran tomar medidas como las actuales.

Seguir leyendo