Estado de excepción en la Macrozona Sur: la inquietud en el gobierno entrante y saliente por una posible nueva prórroga en marzo

Este miércoles, en el Congreso se vota una nueva prórroga del estado de emergencia, en medio del receso legislativo. De aprobarse, estará vigente hasta el 11 de marzo, mismo día del cambio de gobierno. Y si bien Gabriel Boric ha señalado que no ingresará una nueva extensión, personeros de la futura administración han planteado, en privado, que el proceso debe ser de manera "gradual" y no puede terminarse el mismo día que asuma la nueva administración y que, por lo mismo, se debe conversar con el gobierno de Piñera. En tanto, en La Moneda hay distintas miradas respecto de si lo más conveniente es volver a plantear una prórroga.




Pese a que muchos de los parlamentarios continúan de vacaciones por el receso legislativo, este miércoles deberán interrumpir sus días de descanso. Todos fueron convocados a participar de la sesión especial que abordará una nueva prórroga de la vigencia del estado de excepción constitucional de emergencia, por grave alteración del orden público, en las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Biobío, y en las provincias de Cautín y Malleco, en la Región de La Araucanía. Se trata de la octava votación de la medida en el Congreso.

De aprobarse dicha extensión, determinada por el Presidente Sebastián Piñera, esta regirá hasta el 11 de marzo, es decir, finalizaría el mismo día en que asumirá el mandatario electo, Gabriel Boric. Por lo mismo, se ha empezado a instalar un incipiente debate sobre cuál es mejor camino, tanto para el gobierno entrante como saliente, respecto de una nueva solicitud de prórroga al Congreso, que permitiría que la medida dure hasta fines de marzo.

Boric ha sostenido públicamente que su intención no es renovar el estado de emergencia una vez asuma su mandato. “No vamos a comenzar renovando el estado de excepción en La Araucanía (…). No es la solución”, señaló el pasado 23 de enero. No obstante, algunos miembros del gabinete entrante han manifestado -en privado- que es necesaria una “gradualidad”, por ejemplo, para el retiro de tropas y que ello no sea tan “traumático” para las propias regiones.

En estos diálogos no formales entre los miembros del futuro gobierno, algunos han planteado una necesaria conversación con las autoridades actuales para que precisamente el proceso “no sea de la noche a la mañana”. No obstante, en la reunión que sostuvieron este lunes el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, con su sucesora, Izkia Siches, por el traspaso de información de la cartera, este tema, según relatan quienes conocieron de los detalles del encuentro, no fue abordado.

Futuros miembros del próximo gobierno -como Giorgio Jackson (RD), quien asumirá en Segpres; Camila Vallejo (PC), quien liderará Segegob; Maya Fernández (PS), quien asumirá como titular de Defensa; Carlos Montes (PS), quien liderará Vivienda; Marcela Hernando (PR), quien estará a cargo de Minería; Miguel Crispi (RD), en la Sudbere; Manuel Monsalve (PS), quien asumirá como subsecretario del Interior, e incluso el propio Boric, quien se encuentra en Juan Fernández- podrían participar de la votación de este miércoles. Según señalaron varios de ellos, sí dirán presente de la sesión especial y mantendrán su votación contraria a prorrogar el estado de excepción.

Pero de todas maneras, miembros de la futura administración llaman a apurar el tranco en las conversaciones formales con la administración Piñera por este tema, para darle “seriedad” a la situación y no ganarse un dolor de cabeza a días de asumir el cargo.

Debate en La Moneda

Por otro lado, aunque en La Moneda primero dicen que deben sortear la votación de este miércoles, en Palacio ya se está analizando si durante las primeras semanas legislativas de marzo, cuando aún estén en el poder, enviarán una nueva petición de extensión del estado de excepción.

La decisión, comentan en el gobierno, no es tan sencilla, porque Boric ya informó que no quiere extender la medida. Así, en el Ejecutivo hay dos miradas al respecto. Una de ellas es no renunciar a sus atribuciones y, por ende, dejar enviado el oficio para extender y que sea el Congreso quien decida si mantener el estado de excepción, el que, de aprobarse, duraría hasta fines de marzo.

De esta manera, si ocurren episodios de violencia en la zona durante los primeros días de gestión de Boric, por no extender la medida, comentan algunos en el Ejecutivo, no podrían endosar esa responsabilidad a Piñera.

Esto, en un contexto en que, además, parlamentarios del actual oficialismo presionan para que así lo haga el Mandatario. “Le pido al gobierno del Presidente Piñera que antes que deje su mandato envíe otra extensión del estado de excepción en la Macrozona Sur, dado que vemos que las nuevas autoridades no tendrán como prioridad La Araucanía”, dijo el diputado RN Miguel Mellado.

Asimismo, el propio gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas (ind. Chile Vamos), también afirmó que Piñera debe enviar una nueva solicitud de prórroga a inicios de marzo. “El estado de emergencia se ha instalado en la región y, según los datos del gobierno ha funcionado, por lo que creo que el deber del gobierno es entregar protección hasta que finalice”, aseguró, agregando que “estamos claros que el Presidente Gabriel Boric no quiere renovar el estado de emergencia, pero la invitación es hacer un análisis de los datos, y el estado de excepción se podría mejorar. Hemos visto la mejor voluntad para trabajar en el norte, lo digo porque vimos a la futura ministra Izkia Siches dispuesta a trabajar con los gobernadores en el norte, con nosotros podrían hacer lo mismo”.

Su par de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz Wörner, en tanto, sostuvo que “no basta solo con tener medidas de protección en la zona sur de la Región del Biobío, tampoco con acciones puramente orientadas al diálogo. Necesitamos protección, sí, necesitamos diálogo, también, lo que no queremos es tener bandazos, cambios radicales entre los gobiernos. Uno que dice que vamos a tener control y otro que dice que vamos a tener medidas de diálogo. Necesitamos las dos cosas a la vez, simultáneamente”.

Como sea, otros en Palacio creen que le corresponde al futuro gobierno tomar una decisión y, por ende, no pueden presionar enviando una nueva prórroga. En ese sentido, plantean que si la administración de Boric lo pide, podrían acceder a hacerlo sin problema, pero algunos recalcan que debe haber señales de parte de ellos. En el Ejecutivo hay quienes comentan que han conversado con algunos personeros de la futura administración, quienes les habrían transmitido que si bien hay consenso en que el estado de excepción debe terminar, hay matices sobre si debe concluir de manera inmediata o con gradualidad. Esto, justamente, para poder tener margen de acción para implementar un plan para la zona. Como sea, en La Moneda dicen que no es un tema que esté zanjado.

La efectividad del estado de excepción, en todo caso, ha sido motivo de declaraciones cruzadas entre el gobierno y la futura administración. De hecho, hace unas semanas, Siches indicó que la medida “no ha logrado el objetivo de reducir la violencia, sino que la ha incrementado”, lo que provocó que el actual titular de la cartera, Rodrigo Delgado, y el Presidente Piñera le refutaran sus dichos y la emplazaran a informarse bien.

Incertidumbre por la votación

En el gobierno, si bien esperan sortear la votación de este miércoles en el Congreso, existe inquietud por los resultados. Las posibles ausencias de parlamentarios en medio del receso podrían terminar estropeando la prolongación del estado de emergencia en la Macrozona Sur y, por esta razón, desde el gobierno actual han estado contactándose con los representantes oficialistas para incentivarlos a que participen de la sesión especial y se logre el quórum (mayoría simple). De hecho, los propios jefes de bancadas de Chile Vamos han hecho un conteo propio de sus votos.

Para la aprobación de las prórrogas del estado de excepción han sido claves los votos de parlamentarios de la Democracia Cristiana y algunos del Partido Radical. Consultado al respecto, el diputado democratacristiano Matías Walker explicó que si bien no ha habido una conversación formal en la bancada respecto de la votación de este miércoles, él espera que se mantengan los votos anteriores.

“Todo lo que signifique otorgar herramientas del Estado de Derecho -al actual gobierno y al entrante- para enfrentar la violencia contará con mi apoyo”, señaló el parlamentario DC.

En la otra vereda, se espera que los miembros de Apruebo Dignidad también mantengan su rechazo a la prórroga del estado de excepción.

En tanto, en el Partido Socialista reconocieron que si bien no ha habido reuniones ni acuerdos de bancada previos, los representantes de la colectividad mantendrían también su rechazo a prolongar el estado de emergencia. “No hay razones para aprobar una prórroga, no es la militarización la solución al conflicto”, sostuvo el diputado Jaime Naranjo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.