Gobierno ingresa proyecto de ciberacoso y excluye aumento de penas por injurias

ciberacoso
El proyecto advierte sobre situaciones peligrosas que pueden ocurrir a través de medios tecnológicos.

Desde Justicia explicaron que el incremento de esta sanción será estudiada en el anteproyecto del Código Penal. Abogados expertos en libertad de expresión plantean que esta conducta no debe ser sancionada penalmente.


Luego de que el viernes pasado, en el marco del Día Internacional de la Mujer, el Presidente Sebastián Piñera firmara junto a la ministra de la Mujer, Isabel Plá, y el titular de Justicia, Hernán Larraín, un proyecto para establecer nuevos delitos que penalicen con cárcel el ciberacoso, este jueves el gobierno ingresó la iniciativa a la Cámara.

“Se crea la figura del delito de acoso cibernético, sancionándolo a través de cualquier medio en que se produzca”, explicó esa vez el Mandatario, incorporando también los ilícitos por exhibición no consentida de registros de contenido sexual y de difusión no consentida de imágenes o datos personal. Además, anunció que se iban a aumentar las penas por chantaje e injuria.

Para este último delito, el gobierno argumentó que en la actualidad quien injuria a alguien se expone a una pena de multa, si no es por escrito ni con publicidad. Así lo detalla el Código Penal, en su artículo N° 418: “Las injurias graves hechas por escrito y con publicidad serán castigadas con las penas de reclusión menor en sus grados mínimo a medio (de 61 días a tres años) y multa de 11 a 20 unidades tributarias mensuales. No concurriendo aquellas circunstancias, las penas serán reclusión menor en su grado mínimo (61 a 540 días) y multa de seis a 10 unidades tributarias mensuales”. La intención, en ese momento, era proponer penas de cárcel a través de este proyecto.

Sin embargo, el gobierno decidió no incluir el aumento de sanción de este delito, aludiendo a un “tema técnico”. Y agregaron que la injuria es un ilícito incluido en el anteproyecto del Código Penal, por lo que el incremento o no de aquella pena se continuará analizando por esa vía. Esta iniciativa propone que la imputación injuriosa grave sea sancionada “con libertad restringida, reclusión o prisión de uno a dos años”.

Además, desde el Ministerio de Justicia explicaron que todos los delitos que incorpora el proyecto de ciberacoso tienen un vacío legal, menos las injurias. Por esta razón, aseguraron, se sacó de la iniciativa ingresada y se seguirá revisando en el anteproyecto en el Código Penal.

Consultado por La Tercera, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, explicó que “el gobierno del Presidente Piñera ha presentado un proyecto de ley destinado a llenar un vacío y superar una inquietud ciudadana, globalmente conocida como ciberacoso”.

De acuerdo al documento legislativo, “en la medida en que se generan plataformas con intercambio cada vez más fluido de información, se producen, en contraposición, situaciones de riesgo, que pueden violentar a niños, niñas, adolescentes y adultos”.

La iniciativa de ley señala también que “este proyecto busca (…) cerrar espacios de impunidad (…) poniendo especial atención al uso de medios digitales”.

Se incluye un capítulo sobre “Experiencia internacional”, en que se detalla la “figura de “stalking” (acecho en español), contemplado especialmente en legislaciones de países como España, Reino Unido y Alemania. La persona afectada, que en estos casos puede ser hombre o mujer, es perseguida de forma obsesiva”.

Cuestionan alza de penas

Abogados penalistas y especialistas en casos sobre libertad de expresión advierten que aumentar las penas para el delito de injurias puede afectar este derecho constitucional. En ese sentido, postulan que los casos de presunta afectación al derecho de la honra deberían ser analizados en demandas civiles, siempre con indemnizaciones bajas, para no inhibir la libertad de expresión.

“La tendencia mundial es la de no sancionar penalmente las injurias u otras afectaciones al honor cometidas por los medios de prensa, ya que ello inhibe el desarrollo del periodismo, especialmente cuando se trata de su variante de periodismo investigativo, de especial relevancia social, y que va siempre a la vanguardia, destapando antes que nadie ilícitos o abusos que normalmente habrían pasado desapercibidos”, dijo el penalista Pablo Gómez.

En la misma línea, el abogado Matías Künsemüller dijo que “cuando te encuentras con un delito de injurias, lo que se sanciona es la vulneración de la honra y la honra es un bien jurídico que no es absoluto, porque hay casos en que hay colisiones entre derechos. La más típica es el derecho a la libertad de opinión e información. Lo que se ha resuelto históricamente es que siempre debe primar por ser un pilar del estado democrático de derecho la libertad de informar”.

En tanto, el abogado y profesor de la Facultad de Comunicaciones de la U. de los Andes, Sebastián Zárate, indicó que “me parece razonable que se haya excluido la injuria, por un tema de que es muy difícil probar y está siendo cuestionado desde el punto de vista de la libertad de expresión”.

En cambio, el abogado de la comisión de expertos que elaboró en anteproyecto del Código Penal, Jorge Bofill, dijo que “el delito de injuria no atenta contra la libertad de expresión. Por el contrario, traza el límite de lo admisible como libre expresión y aquello que transgrede esa libertad, afectando la honra. Esa es la razón de su penalización. En cuanto a las penas propuestas, la comisión fue del parecer que ellas son proporcionales a la gravedad de ese delito”.

#Tags


Seguir leyendo