Javiera Blanco declaró en el caso Sename

Javiera Blanco llegó a declarar a la fiscalía nacional en calidad de imputada por el caso Ascar.

La exconsejera del CDE se presentó en calidad de imputada ante el fiscal Marcos Emilfork.


La diligencia estuvo rodeada de controversia incluso antes de que ocurriera. La citación a declarar en calidad de imputada de la exministra de Justicia, Javiera Blanco, en el marco de la arista Ascar de la investigación por la muerte de niños al interior del Servicio Nacional de Menores (Sename), había sido esbozada por el fiscal Marcos Emilfork en agosto pasado, cuando en una entrevista con Reportajes indicó que “puede que en los próximos días la exministra Javiera Blanco y el exministro José Antonio Gómez sean citados en calidad de imputados”.

A raíz de esto, Blanco y su abogada Paula Vial iniciaron una serie de gestiones para intentar que Emilfork sea removido del caso. Poco después, además, se abrió una investigación para indagar las filtraciones que habían ocurrido en la causa.

Con todos estos antecedentes, hoy en la tarde finalmente se concretó la declaración de Blanco ante Emilfork, en calidad de imputada. Lo que el Ministerio Público está investigando es un presunto mal uso de los fondos del programa Ascar, que tenía como objetivo mejorar la calidad de vida de los niños que se encontraban en hogares de la red Sename.

Esta iniciativa estuvo operativa mientras Gómez y Blanco ocuparon el cargo de ministro de Justicia. Por esto, es que la declaración de ambos resulta clave en la investigación.

Pasadas las 15.30, Blanco ingresó a las dependencias de la Fiscalía Nacional. La abogada y exconsejera del Consejo de Defensa del Estado (CDE) -dejó este cargo tras los cuestionamientos internos que generó en el organismo su situación procesal- ingresó al edificio del Ministerio Público en un vehículo con los vidrios polarizados. Según trascendió, en la diligencia, además de participar Emilfork, estuvo presente el persecutor de Puerto Montt Marcelo Sambucetti.

Fuentes cercanas al caso indicaron que los fiscales deberían preguntarle a Blanco la estructura que tuvo el Ministerio de Justicia bajo su administración, así como las contrataciones que realizó y de qué forma destinó los recursos.

Otro de los puntos que podría tratar la diligencia, señalan las mismas fuentes, se debería centrar en el licenciado en Teología Franklin Santibáñez, ex asesor de Blanco. En mayo, un reportaje de Tele13 indicó que en este caso solo debía llenar un formulario para justificar el pago de sus honorarios.

Trascendió que Blanco también se tendría que referir a la muerte de Lissette Villa, ocurrida en abril de 2016 al interior del centro Galvarino del Sename. Cuando ocurrió este fallecimiento, la abogada era la titular de Justicia. Sobre este punto, ya había prestado una primera declaración el año pasado.

Para la diputada RN, Marcela Sabat, “gran parte de los mayores atropellos y vulneración de derechos a los niños, niñas y adolescentes al interior del Sename, fue precisamente en plena ejecución del Programa Ascar, por lo que es vital que la justicia llegue a conclusiones que permitan aclarar el destino de esos más de $ 3 mil millones. En el caso particular de Javiera Blanco, en su calidad de ministra de Justicia de ese entonces, por cierto que le compete declarar”.

En tanto, el abogado de la madre de Lissete Villa (11), y querellante en la causa, Edmundo Von Pottstock, dijo que “me parece bien que haya concurrido a declarar, esencialmente por las imputaciones que se le hacen en Sename y Ascar, porque la están citando como imputada. Ahora, ella va a plantear que no sabia nada, siendo que ella era ministra de Justicia”.

Seguir leyendo