“No soy de continuidad”: Paris responde a críticas por estrategia frente al Covid-19 y advierte que contagios y tasa de letalidad “van a seguir aumentando”

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

En sesión especial del Senado, el ministro de Salud reconoció, también, que se necesitan mejoras en la trazabilidad y aislamiento de los casos positivos, que han sido temas en los que, según señaló, han tenido “dificultades”.




A 10 días de haber asumido como ministro de Salud, en reemplazo de Jaime Mañalich, el doctor Enrique Paris debió enfrentar este martes su primera rendición de cuentas ante el Senado.

El escenario fue la sesión especial que citó la Cámara Alta para abordar las medidas que ha desplegado el Ejecutivo para enfrentar la pandemia del coronavirus, y que se extendió por cerca de tres horas y media.

La sesión comenzó pasado el mediodía, de manera telemática. Además de Paris, participaron a través de videoconferencia dos ministros del comité político cuyas áreas son claves en el manejo de la crisis sanitaria: Gonzalo Blumel (Interior) e Ignacio Briones (Hacienda).

Los tres tuvieron prácticamente una hora para defender la estrategia del gobierno en materia de salud, control de las medidas de seguridad y el área económica.

Fue Paris, sin embargo, el que debió enfrentar principalmente la arremetida de los senadores opositores, quienes cuestionaron la estrategia que se había levantado desde la era Mañalich. Esto, en línea con el llamado que la oposición había hecho esta semana -a través de una carta enviada a Paris- para cambiar el rumbo.

Y algunas respuestas del ministro sorprendieron a la oposición.

“No he hablado de continuidad, hay que corregir y creo que en esta corrección es necesario que participemos todos”, fue una de las respuestas del secretario de Estado, quien aseguró también: “Ustedes deben entender, la oposición, que cuando digo que no soy de continuidad, también les hace ruido a los partidarios de gobierno”.

Aludiendo a los reparos a su antecesor, planteó: “Respeto a todos los que pensaron que el ministro Mañalich estaba actuando bien, y yo respeto al ministro Mañalich. Cada uno tiene sus luces y sombras”.

La declaración no pasó desapercibida considerando que el 13 de junio, cuando asumió la cartera de Salud, aseguró que su gestión sería de “continuidad”.

Ante los senadores, Paris afirmó este martes que “si ocupé esa palabra no fue en el sentido de continuar con la misma estrategia, (sino) todo lo contrario”.

Algunos senadores tomaron nota de un cierto cambio de tono. En la mañana, en el marco del balance diario por el avance del coronavirus, el secretario de Estado había respondido a los cuestionamientos opositores asegurando que “una cosa es el diálogo y otra cosa es cogobernar”.

Durante la sesión de la tarde, y ante los representantes de la Cámara Alta, aseguró que “la salud es un tema de Estado, no es un tema del gobierno de turno. Les pido que tengan un poco más de confianza y toda la unión detrás de esta pelea en contra de un virus que es nuevo, maligno y que no conocíamos”.

Defensa de la estrategia

Paris había comenzado su intervención -tras la exposición del ministro Blumel- asegurando que “la realidad es que esta pandemia que nos está atacando es una situación de gran dificultad y Chile obviamente está pasando todavía por una gran dificultad”.

Paris destacó las fortalezas de la estrategia sanitaria, como la adquisición de ventiladores mecánicos, transformar camas de hospitales, asegurando que se ha logrado “bajar la gravedad de los pacientes que llegan. ¿Por qué? Porque he insistido hasta el cansancio en que hay que incorporar a la atención primaria, fortalecer la atención prehospitalaria, dar la posibilidad de que la atención primaria maneje el tema del testeo y trazabilidad e incluso estamos tratando pacientes en Cesfam o Sars”.

En esa línea, aseguró que hoy “la letalidad es del 1,67%. Eso es bajísimo comparado a España e Italia (entre 9-10%). Esto habla de la excelencia de nuestro sistema público de salud, que ha sido construido no ahora, sino que gracias al trabajo colaborativo de todos los gobiernos que han pasado en los últimos años y, además, de los funcionarios del sistema público de salud”, una comparación que viene al caso, luego de que Chile superara el total de contagios de ambos países.

Con todo, el jefe del Minsal reconoció que se necesitan mejoras en trazabilidad y aislamiento, donde, dijo, ha habido “dificultades”.

Sobre el rumbo de las próximas semanas, Paris fue directo: “Vamos a seguir insistiendo en el tema de testeo, trazabilidad, aislamiento y no podemos abandonar el tratamiento (médico) de última línea, pero la cantidad de pacientes es seguro que va a seguir aumentando y, desgraciadamente, vamos a tener cifras de mayor letalidad”, advirtió.

Ofensiva de los senadores

Aunque los senadores escucharon la intervención del debutante ministro, apenas fue su turno, lanzaron un crudo diagnóstico sobre el actuar del Ejecutivo en la pandemia, calificando algunos la estrategia como un “fracaso”.

El presidente del Partido Socialista (PS), Álvaro Elizalde, aseguró que el gobierno debía “rectificar” y comparó la situación con Brasil: “En la cantidad de chilenos que han fallecido en relación a nuestros habitantes, ahí estamos tan mal como Brasil”, indicó.

Guido Girardi (PPD) también tuvo duros cuestionamientos. “No podemos tapar el sol con un dedo. La estrategia chilena tuvo un error de diagnóstico”, sostuvo.

Mientras que Ximena Rincón (DC) y Juan Ignacio Latorre (RD) hicieron referencia a las proyecciones de expertos respecto de la posibilidad de que en Chile se llegue a las 70 mil muertes producto de la pandemia.

El oficialismo salió a defender el rol del gobierno.

La senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, aseguró que “aparentemente acá el problema no es el ministro, es que la oposición quiere gobernar”.

Blumel y Briones

El titular de Interior había sido el primero en tomar la palabra durante la sesión especial. El jefe de gabinete aseguró que el combate del coronavirus “ha sido una prioridad fundamental” desde el primer momento para el gobierno. Y que el principal objetivo fue “fortalecer la capacidad de respuesta del sistema de salud”, relativo al equipamiento y el testeo de personas.

“Estamos hablando de una estrategia que ha tenido como finalidad fortalecer la capacidad de atención y detección de personas contagiadas”, indicó, haciendo también un llamado a la colaboración.

“Es fundamental aplicar la razón, buscar la colaboración y lograr construir y transmitir confianza para poder enfrentar esta pandemia. Vamos a lograr superarla en la medida en que trabajemos colaborativamente”, dijo.

El jefe de gabinete también destacó el trabajo de las FF.AA. y de Orden en el control de las cuarentenas y toques de queda.

Briones fue el último en hablar. El titular de Hacienda agradeció al Congreso por el trabajo que ha realizado en materia económica e hizo un balance de la situación que vive el país y de cómo se ha ayudado a las empresas y pymes afectadas por la pandemia.

“Creo que como país hemos reaccionado con celeridad y con amplitud, con un calibre acorde a la emergencia que enfrentamos. Por supuesto, en caso alguno quiero señalar que haya sido todo exento de errores, que las cosas no se podrían hacer mejor”, dijo el jefe de las arcas fiscales, agregando que “naturalmente, siempre se pueden hacer mejor las cosas, pero aquí es fundamental entender que vivimos -Chile y el mundo- una crisis de un calibre histórico, esa es la realidad”.

Comenta