Ministra Narváez: Declaración de patrimonio de Piñera "se complejiza" al ser tan "cuantioso"

imagen-sebastian-pinera-conferencia001-820x385

La secretaria de estado explicó que la norma está diseñada para patrimonios que son "habituales, que están dentro de una curva normal".




Luego de que la polémica rodeara nuevamente al ex presidente Sebastián Piñera, esta vez por su declaración de patrimonio, la ministra vocera de gobierno, Paula Narváez, se refirió a ello asegurando que dicho procesos "evidentemente se complejiza" al ser su fortuna "muy cuantiosa".

"Ocurre que claro, estas son leyes que están hechas en términos de normalidades, por decirlo así, y para nadie es un misterio que el ex presidente Piñera  tiene una fortuna, que son personas que son billonarias, evidentemente se complejiza  todo este agregado de información que se requiere", dijo la secretaria de Estado.

En entrevista con Tele13 radio, la vocera sostuvo que esto "sale de la norma", ya que "es mucho más extraordinario el patrimonio que él tiene, es muy cuantioso, entonces se pueden generar estas opiniones. Al gobierno lo que le importa es que se cumpla con la ley y que sean los organismos que corresponden los que evalúan eso procesos y que sean los ciudadanos quienes hagan su juicio".

"Es una ley pensada en patrimonio que son, digamos habituales, que están dentro de una curva normal por decirlo de alguna manera y esto va mucho más allá de eso porque sabemos que es un patrimonio muy cuantioso", agregó Narváez.

De esta manera, la secretaria de Estado dejó en claro que el ex presidente Piñera "está cumpliendo con la Ley, está cumpliendo con una ley que existe en Chile gracias a la Presidenta Michelle Bachelet, que ha llevado adelante una agenda de probidad y transparencia".

Por ello, y sin ahondar en mayores opiniones, dijo que la ciudadanía podrá evaluar los antecedentes que el precandidato de Chile Vamos entregará y que en algunos días será públicos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.