Acusación contra Cubillos: DC rechazaría "cuestión previa" para permitir debate del fondo del libelo y 15 diputados opositores mantienen su voto final en suspenso

Marcela Cubillos, ministra de educación.

Marcela Cubillos, ministra de Educación.

En la centroizquierda reconocen que hoy no cuentan con los sufragios para aprobar la presentación. Sin embargo, entre los acusadores existe optimismo en que al "grupo de los 15" le resultará costoso volver a "salvar" a un ministro de Piñera. Dar curso a la discusión de fondo surge como una acción para los DC que no están convencidos.




Dos días antes de que se cumpliera el plazo, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, presentó la noche del lunes su contestación a la acusación constitucional que la centroizquierda impulsa en su contra.

La defensa de la titular del Mineduc desestimó los cinco capítulos del texto opositor e invocó la cuestión previa -argumentando que no se cumplen los requisitos constitucionales para que se dé curso al análisis del fondo- para impedir así el avance del libelo.

De esta manera, en la oposición se reactivaron las gestiones para asegurar los votos antes del próximo martes 1 de octubre cuando se votará en la sala el libelo, votación que, reconocen en el sector, en este momento se ve "ajustada". De hecho, dicen las mismas fuentes, que al menos 15 parlamentarios aún mantienen su voto en suspenso.

Por esa razón, este martes durante el almuerzo se reunieron por separado las bancadas de diputados cuyos votos serán claves para que el libelo avance hacia el Senado. Así, en la DC, según fuentes del partido, se instaló un consenso mayoritario para rechazar la cuestión previa invocada por Cubillos y dar paso a la discusión de fondo.

"Hay acuerdo general en términos de que el proceso avance, de rechazar la cuestión previa, para que podamos seguir con el tema", confirmó tras la reunión el diputado Pablo Lorenzini (DC).

Si bien en la colectividad aseguran que aún no está definido cómo actuarán los diputados respecto de la votación del propio libelo, algunos parlamentarios que previamente habían manifestado dudas sobre la procedencia de la acción, como Daniel Verdessi, se han abierto a la posibilidad de aprobar la acusación.

Con todo, la bancada DC volverá a reunirse el próximo lunes, donde esperan zanjar su posición final. En el partido -cuyos votos fueron claves para acoger la cuestión previa en la acusación constitucional en contra del exministro de Salud, Emilio Santelices- reconocen en privado que, dado los quiebres que han tenido con sus pares de la oposición en materia tributaria y previsional, no sería conveniente volver a aparecer "jugando" a favor del gobierno.

En el PR -otra de las bancadas clave y que también se reunió este martes para abordar el libelo- aseguran que la mayoría de sus diputados están por apoyar tanto el rechazo de la cuestión previa como el fondo de la acusación, con excepción de José Pérez y Fernando Meza. El diputado Carlos Abel Jarpa, en cambio, aseguró a este medio que, a pesar de no tener su voto decidido, ve que existe sustento jurídico para aprobar la acusación.

En ese contexto, los jefes de bancada de la oposición se reunieron con la mesa de la Cámara de Diputados. En la cita, según presentes, el sector, partiendo de la base de que todo el sector rechazará la cuestión previa, abordó la posibilidad de que quien defienda el libelo en la sala, una vez que se inicie la discusión de fondo, sea un democratacristiano o radical.

La idea, explican las mismas fuentes, es que la defensa provenga de aquellos parlamentarios más cercanos a quienes hoy mantienen dudas, para así convencerlos de dar su apoyo a la acción.

"Parto de la premisa de que la cuestión previa se va a rechazar por parte de los parlamentarios de la oposición en su conjunto", afirmó el jefe de bancada RD, Pablo Vidal.

Además, en la reunión se abordaron los "puntos críticos" que dificultan el avance del libelo. En ese sentido, se acordó intensificar los esfuerzos en esos sectores hasta el último día.

"Hay algunos que claramente tienen más parlamentarios con dudas que otras bancadas y, por supuesto, ellos tienen un trabajo más grande que hacer de cara a la votación", agregó Vidal.

Otra de las bancadas claves para el futuro de la acusación constitucional es la de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) en donde hay al menos cinco diputados que han manifestado dudas sobre si apoyar o no el libelo. Sin embargo, en la oposición contabilizan a la mayoría de esa bancada como votos favorables. La decisión final de ese partido, en todo caso, se definirá el lunes en una reunión de la directiva en conjunto con sus parlamentarios.

En tanto, la ministra Cubillos aseguró este martes estar "tranquila" ante la votación del próximo martes, y reiteró que "estamos convencidos de que no se configuran las causales de infracción a la Constitución y la ley que se argumentan".

Comenta