Carta de EVoting: "Horas antes se aumentó el número de candidatos"

evoting

Empresa le envió anoche una misiva al tribunal supremo de la UDI agregando un antecedente que no estuvo en conocimiento de los dirigentes durante la jornada.




Luego de las distintas explicaciones que la empresa EVoting dio a los dirigentes UDI durante el día, y de que se sugiriera la posibilidad de un hackeo, ayer en la noche la compañía planteó un antecedente distinto, que sorprendió a varios en el partido.

Cerca de las 21.00, la empresa envió una carta dirigida al tribunal supremo de la colectividad. En el texto -al que tuvo acceso La Tercera- se comienza señalando que "hemos realizado una investigación preliminar acerca de lo sucedido y podemos dar cuenta de lo siguiente".

Sin mencionar ni descartar un hackeo u otro problema, en el escrito se enumeran seis puntos. "Las pruebas indican que el problema se produjo por el cambio de la llave original de encriptación por una llave notoriamente más grande, cambio que fue necesario dado que a pocas horas antes de comenzar la elección se aumentó el número de candidatos. La llave habilitada originalmente no se ajustaba con este aumento", se lee en la misiva.

Consultados al respecto, en el equipo de Macaya descartaron una acción de ese tipo por parte de esa lista, mientras que desde el equipo de Van Rysselberghe también negaron un aumento en el número de candidatos.

La elección se realizaría para la directiva nacional y las directivas regionales y comunales. Y el jefe de campaña de Van Rysselberghe, Gonzalo Cornejo, dijo a este diario que "no es cierto que se les haya informado a última hora un aumento de candidatos", señalando que la última información entregada a EVoting fue el viernes 23 de noviembre. Ese día -sostiene- se le informó a la empresa en qué comunas y regiones habrían elecciones, ya que en algunas zonas hubo listas de consenso y, por lo tanto, no se someterían a comicios.

En la carta -firmada por el gerente general de la compañía, Tomás Barros- también se plantea que "el mayor tamaño de la llave produjo un aumento exponencial en el consumo de recursos de los servidores, lo que ralentizó el sistema y generó caídas intermitentes". Otro punto del escrito fue que "nuestros protocolos nos obligan a realizar las pruebas de carga con la información final de la votación", explicándose que "en el transcurso del sábado hicimos esta prueba con la llave original y pudimos comprobar la óptima resistencia del sistema de hasta 300 votos por segundo". Así, agregaron que "sin embargo, en este caso no se pudo hacer la prueba con la información final, ya que el cambio de llave se produjo a pocas horas de comenzar la votación" y que "s lo hubiéramos hecho, habríamos tenido que aplazar el comienzo del sufragio en varias horas, para preparar el sistema frente a los nuevos requerimientos".

Finalmente, los últimos dos puntos se refieren a que "estamos conscientes de que debimos haber respetado el protocolo y no haber iniciado la votación sin hacer las pruebas correspondientes con la información final" y que "reiteramos nuestras disculpas por no haber previsto este problema y reafirmamos nuestra disposición a apoyar en lo que el tribunal supremo estime conveniente".

Comenta