Diputado Guillermo Ramírez: “No tengo duda que más de algún coronel UDI va a apoyar a Macaya”

El vicepresidente de la UDI acusa que la actual directiva ha realizado “críticas injustas”, desconociendo los logros que tuvo la mesa que lideró el actual ministro de Justicia, Hernán Larraín, en medio del caso Penta.


En medio de diversas actividades distritales, el diputado Guillermo Ramírez hace un alto para abordar la próxima elección interna de la UDI. Dice que “es necesario poner las cosas en su lugar” y responder a las críticas que Jacqueline Van Rysselberghe ha realizado a su antecesor en la presidencia del partido, el ministro Hernán Larraín. Ramírez -quien fue secretario general en ese periodo y hoy es vicepresidente- explica además las razones de su respaldo a Javier Macaya, quien será contendor de la senadora en los comicios de diciembre.

Hace un par de semanas, la senadora Van Rysselberghe planteó que, cuando asumió, recibió el partido “fraccionado”.
Han sido críticas muy injustas y, además, el principal afectado no se puede defender, porque Hernán Larraín, que era el presidente del partido antes que ella asumiera, hoy día es ministro de Estado y no se va a inmiscuir en asuntos internos del partido. Cuando la presidenta dice que recibió un partido que se estaba desangrando, que estaba absolutamente quebrado, ella no solo hiere a muchas personas, sino que además desconoce logros importantes.

¿Qué logros?
Larraín recibió un partido económicamente quebrado y lo dejó perfectamente ordenado. Recibimos un partido con dirigentes importantes procesados y pudimos volver a hablar de política, no de asuntos judiciales. No existía Chile Vamos y Larraín fue el primer y principal impulsor de que se formara esta coalición que nos permitiera llegar al gobierno. En medio de esta tremenda crisis financiera, política y judicial que estaba viviendo la UDI, fue Larraín el que llevó al partido a uno de sus mayores éxitos en una elección municipal. Y lo más importante: logró, en un momento difícil del partido, unir a la UDI. Cuando una presidenta desconoce esos logros, lo que hace es dividir a la UDI.

¿A qué atribuye esas críticas?
Lo que intenta hacer es mostrar los logros de su gestión para animar a los militantes de la UDI para que la reelijan. Pero no creo que la forma de resaltar los logros propios sea denostando o denigrando los logros ajenos.

¿Qué logros le reconoce usted a la presidencia actual?
Dirigió exitosamente un proceso de reinscripción del partido. Ese es un logro que es de todos, pero que se logró bajo la actual presidencia, y eso es algo que hay que reconocer.

¿Por qué apoya un cambio de directiva bajo el liderazgo de la dupla Macaya – Coloma?
Macaya tiene una característica que todo el mundo le reconoce: es un líder unitario y una de las falencias que hemos tenido en la UDI en los últimos años es que se ha ido dividiendo. Coloma lleva a la UDI en sus huesos. Esa mezcla nos va a permitir aglutinarnos en torno al proyecto que amamos y que hace que la UDI sea imparable.

Desde el entorno de Van Rysselberghe se acusa que es justamente el sector que integran Macaya, Jaime Bellolio, usted y otros, el que ha generado divisiones en el partido…
Yo formé parte de la lista de Bellolio, y perdimos. Los estatutos dicen que la lista perdedora puede poner a un vicepresidente en la directiva y esa persona fui yo. Desde el primer minuto estuvimos disponibles para trabajar con Jacqueline van Rysselberghe. Por tanto, rechazo las afirmaciones de que nosotros hemos intentado dividir al partido.

En la próxima elección, ¿qué rol espera que asuman los llamados “coroneles” del partido?
Los fundadores de la UDI supongo que son los más interesados en que el proyecto político que fundaron tenga proyección y sea exitoso. Por lo mismo, no tengo ninguna duda de que más de alguno de ellos va a apoyar a Javier Macaya.

El senador Juan Antonio Coloma es el único “coronel” activo en política partidista. Es vicepresidente de la mesa y padre de quien la desafiará en la secretaría general. ¿Espera que se pronuncie en favor de su hijo y asuma un rol activo en la campaña?
Coloma tiene un liderazgo muy potente en la UDI. Espero que esa sabiduría y prudencia que dan los años en política puedan estar al servicio del proyecto de Macaya.

En el oficialismo dicen que Macaya sería más afín a La Moneda, que Van Rysselberghe tiene un liderazgo más duro. ¿Es correcto ese análisis?
Javier entiende que este es nuestro gobierno y es importante que nos entendamos bien, pero eso no significa que la identidad de la UDI se vaya a difuminar por apoyar al gobierno. Desde nuestra identidad y principios vamos a estar siempre haciéndole ver al gobierno nuestra postura en los distintos temas.
Uno de esos temas fue el proyecto de identidad de género. ¿Quedaron resentidas las relaciones con el gobierno, en particular, por la forma en que el Ejecutivo buscó el apoyo de Chile Vamos?
Hubiésemos querido que el gobierno entendiera mejor la postura de la UDI y que no se esforzara tanto por convencer a los diputados oficialistas para que votaran a favor.

¿Eso genera, hacia adelante, que las relaciones queden resentidas?
La próxima semana vamos a retomar las reuniones de coordinación legislativa con el gobierno y creo que este va a ser un tema que va a estar sobre la mesa, y estoy seguro que vamos a poder resolverlo de buena manera, conversando.

¿Los trapos sucios se lavan en casa?
Es parte de la lealtad que le debe un partido de gobierno a su gobierno. Si hay alguna molestia, que aquí la hubo, tratarla de manera interna y resolverla.

Seguir leyendo