El llamado de atención de Piñera a su equipo económico

Autor: Paula Catena

Ministros de Hacienda, Felipe Larraín y de Economía, José Ramón Valente. Foto: La Tercera/Archivo

Mandatario se reunió la semana pasada con los ministros de Hacienda, Economía, OO.PP. y Trabajo.


El jueves 2 de agosto -siete días antes del cambio de gabinete-, el Presidente Piñera convocó a los ministros del equipo económico a una reunión en La Moneda.

En medio de la disminución de su aprobación en las encuestas y la reducción de las expectativas de la ciudadanía en materia económica, el Mandatario quería fijar algunos lineamientos programáticos y abordar aspectos comunicacionales de cada una de esas carteras. En la cita -que se desarrolló durante la tarde- estuvieron presentes los ministros de Hacienda, Felipe Larraín; de Economía, José Ramón Valente; de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, y del Trabajo, Nicolás Monckeberg, entre otros.

Según los presentes, el jefe de Estado hizo una suerte de llamado de atención, reprochando que “las buenas cifras” en materia de inversión no estén siendo percibidas por la ciudadanía y que las expectativas de las personas están bajando. Así, les pidió transmitir públicamente cosas “positivas”. De igual manera, les planteó a los secretarios de Estado la necesidad de que los ministerios estuvieran coordinados para comunicar de manera más efectiva el programa de gobierno. Asimismo, reconoció, según los presentes, que ha habido algunas frases desafortunadas, mientras que le pidió al titular de Hacienda -dicen las mismas fuentes- que les hablara “menos a los analistas y más a la gente”.

Así, los asistentes comentan que el Mandatario entregó directrices a cada uno de ellos sobre las acciones que deben emprender en sus respectivas carteras y los mensajes que debieran enfatizar.

Todo esto, en una reunión en la que todos pudieron también intercambiar puntos de vista.

El tema económico y la percepción de la ciudadanía ha generado preocupación tanto en La Moneda como en los partidos de Chile Vamos. En el gobierno reconocen que hay un rezago entre el aumento del crecimiento y la generación de empleos.

De hecho, esta semana ha estado marcada por actividades en materia económica, donde el propio Presidente y los secretarios de Estado han salido a reforzar las cifras, que, a juicio de ellos, son favorables para el Ejecutivo.

Así, La Moneda ha buscado “robustecer” la comunicación en materia económica. Y según fuentes del Ejecutivo, junto con las directrices que entregó Piñera en la reunión del jueves, también se realizó en el gobierno un ajuste en el discurso que entregan los ministros y el propio Mandatario}.

La idea, afirman, es contener las expectativas de la ciudadanía. El mensaje, según las mismas fuentes, apunta a transmitir tres cosas principalmente: cómo recibieron al gobierno, qué es lo que han hecho hasta ahora, y destacar los proyectos propios que impulsarán.

De esta forma, la idea es marcar un contraste con lo que fue la administración de Michelle Bachelet, “sacar a relucir sus fracasos” -según comentan- y destacar que el crecimiento económico y la generación de empleos es un proceso lento. Esto, en un escenario en el que la exmandataria ha irrumpido en la agenda pública e incluso ha criticado al gobierno acusando que hay una economía “debilucha”.

Así, fuentes de gobierno sostienen que el hecho de haber mantenido intacto a su equipo económico en el cambio de gabinete fue, justamente, para reforzar su mensaje y no entregar una señal de que el trabajo en esa área se está haciendo mal.

En este contexto, tal como lo hizo el jueves cuando concretó el ajuste ministerial y pronunció un discurso centrado principalmente en materia económica, Piñera insistió este viernes en el tema y enfrentó nuevamente a Bachelet.

En el marco del anuncio de la agenda de productividad, en el que estuvo acompañado del ministro Valente, Piñera partió su alocución afirmando que el crecimiento económico “no es algo que se logra en forma automática”. Respecto de la gestión de Bachelet, aseguró que “durante el gobierno anterior la economía se estancó”. Y agregó: “Me sorprendieron sus palabras (de Bachelet) frente a estos hechos y, sobre todo, frente al récord que su gobierno tuvo en materia de crecimiento”.

Piñera también destacó las cifras económicas de su gobierno y enumeró todas las iniciativas que enviarán al Congreso, entre ellas, la reforma tributaria y pensiones. “Son grandes reformas que no se producen de un día para otro (…). Aquí las improvisaciones se pagan muy caras y los errores, a veces, quedan para siempre”, remató Piñera.

Por la mañana, además, siguiendo la estrategia comunicacional establecida, la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, realizó una ronda de entrevistas en canales de televisión y en radios, buscando refutar los dichos de Bachelet y criticando el manejo económico de su gobierno.

Seguir leyendo