Tres en uno: los estudios que nacen de la división de Bofill, Mir & Alvarez, Jana

Tres de los socios fundadores del estudio: Alejandro Álvarez, Pablo Mir y Andrés Jana.

Los caminos separados del bufete que tenía casi 80 abogados fueron comunicados en marzo. El 3 de agosto se presentará en sociedad Bofill Mir, en un evento en el Club de Golf en el que participará Pepe Auth. Seguirá siendo un estudio full practices que tendrá la mayor cantidad de profesionales. Alejandro Álvarez armará Álvarez Abogados con una docena de abogados. Y Andrés Jana creó Jana Gill Dispute Resolution, una boutique legal especializada en litigios.


La separación fue anunciada en marzo, en su propia página web. “Luego de más de 10 años trabajando juntos, los socios fundadores de Bofill Mir & Álvarez Jana Limitada han decidido continuar por separado con sus proyectos profesionales”, decía el texto. El bufete, que contabilizaba cerca de 80 profesionales, se dividirá en tres nuevos estudios y aunque ya están operando separados, algunos alistan su estreno en sociedad. El antiguo BMAJ se transformará ahora en tres siglas distintas.

El 3 de agosto, en el Club El Golf, se lanzará con sus clientes Bofill Mir, el estudio que será el más numeroso tras la división. Sus socios principales son Octavio Bofill, especializado en práctica corporativa, y Pablo Mir, quien ha hecho carrera en el rubro minero. “Nuestros clientes y amigos han sido fundamentales en el éxito de nuestra trayectoria y, por esto, los invitamos a reunirnos en un evento para celebrar este hito de nuestra historia y, a su vez, conversar sobre la actualidad del país”, dice la invitación de la nueva sociedad. En el evento expondrá el exdiputado Pepe Auth como una manera de acercar a los invitados a la contingencia. Y luego habrá un cóctel. A la cita están invitados también los otros socios del estudio original. Es que la separación, dicen todos los consultados, fue en buenos términos. Tan cordial que los tres nuevos estudios seguirán en el mismo lugar, aunque con oficinas y centrales de costos distintas.

Bofill Mir, o BM Abogados Limitada, como se denomina la nueva sociedad, seguirá en el piso 8 de Andrés Bello 2711, el que arrienda a José Yuraszeck, empresario que antes tuvo oficinas en ese mismo lugar. Será el más grande de los tres, con más de 40 abogados, pero sus socios pretenden recuperar el número que tenía el estudio ahora en división. Y seguirán siendo un bufete full services. Será, en alguna medida, la continuación de BMAJ.

En el piso 9, que también ocupaba el estudio original, estarán los otros dos bufetes que nacen de la división. Uno de ellos será Jana & Gil Dispute Resolution, un bufete que se concentrará en litigios y arbitrajes, la especialización de sus dos socios principales, Andrés Jana y Rodrigo Gil. A ellos se sumarán Karen Werner y Carla Dittus: será un estudio de 23 abogados, cinco de ellos senior y dos directores. “La elección del nombre tampoco es una casualidad. Jana & Gil Dispute Resolution es una oficina boutique que se dedicará a toda clase de conflictos de alta complejidad y a un mercado mucho más amplio que solo el chileno”, explica a Pulso Andrés Jana.

También en el piso 9 estará Álvarez Abogados, dirigido por Alejandro Álvarez, otro de los socios fundadores del estudio, quien armará un equipo con una docena de abogados y cuatro socios que, dice Álvarez, seguirán concentrados en la práctica corporativa, con una atención a sus clientes personalizada y menos masiva.

El piso 9 es arrendado al empresario Alberto Muchnick, padre del fundador de Not Co, Matías Muchnick.

Las instalaciones de los tres estudios están aún en proceso de remodelación para la ubicación definitiva. Pero la división ya fue formalizada y se publicó hoy en el Diario Oficial: la antigua sociedad Bofill Mir & álvarez Jana Abogados Limitada, constituida en 2002, se dividió en una escritura pública del 3 de junio para generar las nuevas sociedades.

Una separación sui generis

“Nunca es fácil separarse, pero en este caso fue una separación bien sui generis”, dice Alejandro Álvarez, aludiendo otras divisiones de abogados que terminan por conflictos o graves divergencias que en este caso no ocurrieron. “Es más bien una separación de proyectos”, agrega. Todo se ejemplifica con lo mismo: seguirán compartiendo un espacio que antes era común. Se verán en los mismos ascensores y habrá, asegura, “algunos grados de colaboración”.

El bufete, que tenía unos 80 abogados, pero casi 130 personas contando administrativos y procuradores, había nacido de una fusión que, en alguna medida, ahora se revierte y vuelve a sus orígenes. Bofill Mir se unió en 2008 a Álvarez, Hinzpeter Jana, estudio que en ese entonces integraba también el exministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, quien abandonó la sociedad cuando llegó al primer gobierno de Sebastián Piñera. Octavio Bofill y Pablo Mir suman más de 30 años juntos: habían hecho carrera común en Grasty, Quintana y Majlis cuando decidieron formar su propio bufete.

Además, como resalta un socio, todos han trabajado juntos por años. Los socios principales se aproximan a los 60 años y era un momento de repensar la estrategia del estudio común. Alejandro Álvarez (57 años) y Pablo Mir (58) habían coincidido en la Universidad de Chile, donde también estudió Andrés Jana (56). Octavio Bofill egresó de la Universidad Católica de Valparaíso, igual que su hermano Jorge Bofill, litigante que también integró el estudio y se separó en 2013 para formar alianza con el tributarista Ricardo Escobar.

Álvarez atribuye tres razones a la separación: distintas visiones sobre el negocio, potenciales conflictos de interés en un bufete grande que tenía dos equipos corporativos claros -uno dirigido por él, otro por Octavio Bofill- y la adecuación a los tiempos que vienen.

“Independizarse era el paso natural. El área de resolución de controversias era la más grande de la antigua oficina BMAJ y su equipo completo pasó a ser parte de este nuevo estudio”, dice Andrés Jana. “Una estructura más liviana, especializada y que no forme parte de un estudio full service, permite acercarse de manera más efectiva a los objetivos que se han planteado los socios: seguir consolidándose en sus áreas de experiencia, además de crecer, tanto nacional como internacionalmente”, agrega sobre su nuevo estudio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.