Estudio advierte que YouTube estaría usando comerciales de marcas ambientalistas para promover negacionismo climático

youtube

Másd e 21,1 millones de vistas en total tienen los videos de contenido extremista que vieron los investigadores, pero advierten que esto sólo es la punta del iceberg.


Alrededor de 108 marcas han financiado contenido negacionista al cambio climático en YouTube sin saberlo, así afirma un estudio de la organización activista Avaaz publicado el pasado enero 16. Entre videos de títulos como What They Haven't Told You about Climate Change (Lo que no te han dicho del cambio climático) y The Great Global Warming Swindle (La gran estafa del calentamiento global), los investigadores encontraron anuncios de organizaciones como Greenpeace, WWF y Ecosia, quienes afirmaron no haber estado al tanto de que sus comerciales financiaban dichos contenidos.

Según la organización activista, la empresa propiedad de Google está promocionando activamente desinformación climática mediante el financiamiento a autores negacionistas con comerciales de marcas mundialmente reconocidas y al sugerir contenido similar en la barra de recomendaciones.

Lo dijo el propio gerente de productos de YouTube, Neal Mohan, un 70% del tiempo que los usuarios permanecen en la plataforma es a causa de las sugerencias de la barra de recomendaciones.

Los investigadores se basaron en palabras clave para la búsqueda de videos. Usando las palabras global warming (calentamiento global), encontraron que un 16% de los primeros 100 videos recomendados contenían desinformación sobre el cambio climático. Un 8% fue el resultado usando las palabras climate change, y un 21% para climate manipulation.

Cada vez que un comercial es reproducido en YouTube, el avisador paga una tarifa de la cual un 55% va para el creador del contenido y un 45% va a YouTube. Por cada mil vistas, un creador de contenido de YouTube gana un promedio de 7.50 USD. Si bien los videos revisados por Avaaz suman 21.1 millones de vistas en total, unos 21 mil USD para la empresa y creadores negacionistas, la organización estima que esta sólo es la punta del iceberg.

"Asumiendo un radio similar para los miles de otros videos recomendados a traves de estos términos de búsqueda o similares," afirma el estudio, "el número total de vistas a desinformación climática en YouTube sumaría cientos de millones''.

Del total de vistas videos sobre calentamiento global en YouTube, un 20% es dedicado a videos de desinformación.

"No podemos hablar sobre la metodología o los resultados de Avaaz," comentó Alejandra Bonati, gerente de Comunicaciones de Google en Chile. "YouTube tiene políticas publicitarias estrictas que determinan dónde se permite que aparezcan los anuncios y brindamos a los anunciantes herramientas para optar por no incluir el contenido que no se alinea con su marca", añadió.

Efectivamente, Youtube ofrece a los avisadores el derecho a excluir contenido donde no desean que aparezcan sus campanas de video. Las categorías disponibles son temas sociales sensibles (discriminación, derechos reproductivos, armas, etc.), conflicto y tragedia (violencia, guerra, etc.), contenido sexual, lenguaje profano, y contenido sensacionalista (contenido chocante y crudo).

Desinformación, sin embargo, no aparece como una opción.

Avaaz concluyó el estudio con tres recomendaciones para YouTube.

1) Desintoxicar el algoritmo: La compañía debe extraer de su motor de recomendacioines cada video que haya sido identificado como desinformativo. Además, la compañía debe implementar una regla de tres strikes a los canales responsables.

2) Desmonetizar la desinformación: Añadir la desinformación como tipo de contenido que no debe ser financiado por avisaje. Además, YouTube debe incluir la opción para que los avisadores excluyan sus videos de contenido negacionista.

3) Incluir fe de erratas: Trabajar con fact checkers independientes para informar con correcciones a usuarios que hayan visto o interactuado con información claramente falsa, además de publicar dichas correcciones a este tipo de videos.

Comenta