Investigadores aseguran que la variante británica del coronavirus se convertirá en la dominante a nivel mundial

El virus, transmisible más de dos veces que la variante "antigua", plantea un nuevo problema sanitario, debido a que según el estudio "puede obstaculizar los esfuerzos para contener las epidemias de Covid‐19 antes de las vacunaciones masivas". Una viróloga llama a ser más estrictos en las medidas sanitarias.




La emergencia en el Reino Unido y en Sudáfrica con las nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, posiblemente más contagiosas, preocupa a la comunidad internacional en momentos en que se trata de frenar la pandemia con masivas campañas de vacunación.

Varios estudios científicos, basados en modelizaciones y aún no evaluados por otros expertos, concluyen que la variante británica es mucho más transmisible, cosa que confirma la evaluación inicial del grupo de investigadores NERVTAG, que asesora al gobierno británico y que estimó la diferencia entre 50% y 70% más transmisible.

Para otros, como el London School of Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM), la variante británica sería entre 50-74% más contagiosa; y el Imperial College de Londres asegura que la capacidad de contagio es entre 50-75% mayor y la tasa de reproducción (R) es de entre 0,4 y 0,7 superior al virus habitual.

Las conclusiones preliminares sobre la variante sudafricana también dan cuenta de una mayor transmisión, pero hay menos datos disponibles.

“Hay más información de la variante británica porque se está analizando rigurosamente, con un porcentaje de secuenciación muy alto, y esa herramienta no está disponible e todos lados”, dice Vivian Luchsinger, viróloga e investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. “Aún no se ha definido bien el cambio de esta nueva variante, pero es muy posible que la interacción con el receptor celular de la proteína spike tenga algo que ver en cuanto a su alta transmisión”.

Problema mayor

Es en este escenario, que un grupo de investigadores publicó un estudio asegurando que la variante de SARS-CoV-2, llamada B.1.1.7, probablemente se convierta en dominante a nivel mundial, debido a que se replica 2,24 veces mayor que la anterior.

La investigación, realizada en Reino Unido, se inició el 20 de septiembre con el primer caso en el país. Los 30 días siguientes, se observó su crecimiento exponencial, que comprendió más de 1/3 de todas las secuencias de SARS-CoV-2 en Inglaterra en la primera quincena de diciembre.

Para su estudio, los científicos recopilaron datos de la iniciativa GISAID, para encontrar la proporción de genomas de una y otra variante, cubriendo aproximadamente el 5% de los genomas del país.

Así, los investigadores rastrearon esta proporción y calcularon la tasa de crecimiento del número de genomas secuenciados en estas dos categorías de una semana a otra, durante el período de cinco semanas, descubriendo que el crecimiento de la nueva variante fue prácticamente exponencial durante las semanas 43 a 47 del año pasado.

Luego, desde la semana 38 hasta la semana 42, los investigadores encontraron que se recolectaban menos de cinco genomas cada semana. Sin embargo, el número se disparó a 28 en la semana 43 y siguió aumentando exponencialmente hasta la semana 47. En la semana 48, este crecimiento parece llegar a su fin.

Los autores del estudio señalan que esta diferencia en el número de réplicas no es el resultado ni se ve afectada por intervenciones de salud pública, como las medidas de protección.

Sin embargo, dado que Londres es un eje central que conecta la mayoría de las rutas de transporte en todo el mundo, es posible que la nueva variante ya haya cubierto Europa y EE. UU., para convertirse en dominante a nivel mundial. De hecho, al día siguiente de la finalización del estudio, había 12 de estos genomas de Italia, nueve de Dinamarca, 7 de Irlanda, 6 de Japón y varios de otros países europeos y asiáticos.

“Si se confirma, la propagación de la variante de replicación más rápida puede obstaculizar los esfuerzos para contener las epidemias de Covid‐19 antes de las vacunaciones masivas“, señala el estudio.

Cautela

Sin embargo, estos resultados se basan en observaciones epidemiológicas, como la explosión de la epidemia en Inglaterra, pero otros factores pueden entrar en juego para explicar esta situación.

“El articulo tiene una limitante y es que esta hecho en base a las detecciones que se hacen; depende mucho del tamaño de la muestra, ya que si tomamos muestras en cierto sector o un número limitado, las conclusiones serían distintas. Así que se debe considerar ese factor”, dice la Dra. Luchsinger.

“El estudio demuestra que la variante ha sido más frecuente y está reemplazando a las antiguas, por lo que debe tener alguna facilidad para transmitirse. Se ha visto que la proporción es mayor que las otras, y en el lugar donde este virus esté va a desplazar a los demás, tal como se ha visto con la influenza. Y si se transmite mucho más, los otros pierden la carrera”, agrega.

“En estos virus es frecuente que ocurra. Por eso con la influenza se hace una vigilancia año a año, porque las cepas que circulan cambian. Si tenemos un virus que se transmite más fácilmente, implica que debemos ser más estrictos para evitar la transmisión. Esto quiere decir que es mas fácil que las personas se infecten y cualquier medida que se relaje el virus aprovechará las circunstancias y se transmitirá más. Y al haber mas contagios, el porcentaje de personas infectadas que desarrolla sintomatología grave, aumentará”, sostiene la viróloga.

¿Afectará a las vacunas?

Estadísticamente, una variante del SARS-CoV-2 que fuera un 50% más transmisible supondría un mayor problema que una variante 50% más mortal: con una tasa de reproducción de 1,1, una tasa de mortalidad de 0,8% y 10.000 personas infectadas, al cabo de un mes se producirían 129 muertes. Pero si la tasa de contagio aumentara el 50%, el número de decesos se elevaría a 978.

“Por ahora, no disponemos de suficiente información para decir que estas variantes supongan un riesgo para la eficacia de las vacunas”, estima el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC).

Con los datos disponibles, “los expertos creen que las vacunas actuales serán eficaces contra estas cepas”, declaró este miércoles Henry Walke, científico de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Por su parte, BioNTech/Pfizer, que desarrollaron la primera vacuna contra el covid-19, aseguró este viernes que su medicamento sí es eficaz contra la mutación N501Y, común a las variantes británicas y sudafricana.

Aún así, el estudio no analizó todas las mutaciones presentes, con lo cual no puede concluirse que la eficacia de la vacuna sea la misma que contra el virus clásico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.