Un antiguo patógeno: coronavirus llevan más de 70 años circulando entre los murciélagos

Una hembra de la especie persigue una polilla en Oregon, Estados Unidos. Crédito: Michael Durham/Minden Pictures, Bat Conservation International.

Estudio rastreó el antiguo origen de los coronavirus, concluyendo que su antigüedad es mucho más alta de lo que se sospechaba.




Es el principal sospechoso: científicos creen que el murciélago de herradura intermedio (Rhinolophus affinis) y el murciélagos de herradura malaya ( Rhinolophus malayanus), ambos originarios del sudeste asiático, poseen dos coronavirus estrechamente relacionados con el Sars-CoV-2, con un genoma idéntico del 96% y 93% respectivamente.

Ahora, un nuevo estudio, dirigido por David Robertson, de la Universidad de Glasgow, afirma que estos coronavirus, capaces de infectar a los humanos, podrían haber estado circulando sin ser detectados en los murciélagos durante décadas.

La investigación sugiere que uno de estos antepasados del actual virus que asola al planeta y causa Covid-19, surgió en los murciélagos en un rango que va entre 40 y 70 años, plazo en el que básicamente estuvo “preparando” su salto a los humanos, dijeron los científicos.

La investigación vuelve a poner en duda las teorías conspirativas de que el Sars-CoV-2 fue generado artificialmente con tecnología de bioingeniería y escapó de un laboratorio en Wuhan, China.

Robertson, cuyo estudio fue publicado en la revista Nature Microbiology, dijo que si bien el Sars-CoV-2 está genéticamente muy cerca de los virus de murciélagos, están separados en el tiempo por varias décadas.

Los investigadores descubrieron que el linaje de virus al que pertenece el Sars-CoV-2 surgió de otros virus de murciélagos hace unos 40-70 años. Aunque el Sars-CoV-2 es genéticamente similar (alrededor del 96%) al coronavirus RaTG13, que se tomó de una muestra de un murciélago de herradura Rhinolophus affinis en 2013 en la provincia de Yunnan, China, el equipo descubrió que se separó del RaTG13 en 1969, hace más de 50 años.

“Esto significa que otros virus que son capaces de infectar a los humanos circulan en murciélagos de herradura en China”, dijo en un comunicado Robertson, profesor de virología computacional del Centro de Investigación de Virus de la U. de Glasgow.

Patógenos saltando de animales a humanos

Investigaciones anteriores han sugerido que los pangolines podrían haber jugado un papel en la evolución de Sars-CoV-2, pero el último estudio sugiere que este no es el caso.

¿Serán estos virus capaces de saltar directamente de los murciélagos a los humanos o se requerirá una especie intermedia para dar el salto? Según Robertson, para el Sars-CoV-2, otros científicos postularon incorrectamente a su juicio que ocurrieron cambios evolutivos clave en los pangolines.

Una cría de pangolín en un centro de conservación de Tailandia. Foto: Reuters

El trabajo apunta a la necesidad de una mayor vigilancia de las enfermedades emergentes en los humanos y de llevar a cabo más muestreo dentro de las poblaciones de murciélagos salvajes, si queremos evitar futuras pandemias, dijo.

“Si estos virus han existido durante décadas, eso significa que han tenido muchas oportunidades de encontrar nuevas especies huésped, incluidos los humanos”, agregó.

Ezequiel Hidalgo, director de Conservación e Investigación Buin Zoo, dice que no todos los coronavirus surgieron en los murciélagos, pero sí los que están asociados a enfermedades como el SarS-CoV 1, el Sars-CoV 2 (que está generando la actual pandemia) y el Mers-CoV. “Todas tienen a los murciélagos como reservorio”, explica.

“Aunque no solamente están asociados a los coronavirus, sino que también a otros agentes infecciosos, que son bastante potentes, tienen una importante incidencia en la salud humana”, agrega.

Respecto a la posibilidad que los murciélagos que habitan en el país transmitan algún coronavirus, dice que es baja, y que el verdadero peligro de transmisión de los murciélagos en Chile es la rabia.

Respecto de si deberíamos alejarnos de los murciélagos, explica que el ser humano debería alejarse del murciélago y de toda la fauna. “Debería dejar de invadir la fauna. Es como que llegara un león y te sacara de tu casa, nosotros estamos haciendo eso con todas las especies. En el caso del murciélago, el ser humano debería alejarse por la conservación de la especie y también como una forma de protegerte, cuando invades un ecosistema, te expones a enfermedades”.

Comenta