La Tercera

Marcel toma distancia del optimismo de Hacienda por ritmo de recuperación

A las metáforas de “brotes verdes” y “vientos primaverales” -utilizadas anteriormente por las autoridades de Hacienda, para anticipar una recuperación de la economía-, ayer el ministro Nicolás Eyzaguirre añadió a la lista el concepto de “florcitas”, para manifestar su optimismo en lo que viene.

¿La razón? El Banco Central informó que el Imacec de agosto registró una expansión de 2,4%, cifra que si bien se ubicó levemente por debajo de lo esperado por el mercado, mantiene un incremento de la actividad muy por sobre el crecimiento de 0,5% del primer semestre, acumulando por segundo mes consecutivo un crecimiento sobre el 2% (algo que no ocurría desde el bimestre febrero-marzo de 2016).

El dato, dio cuenta de un fuerte impulso del sector minero, que repuntó hasta un 9,2% en 12 meses (récord desde enero de 2015), mientras que el resto de la economía avanzó 1,8%, gracias a un mayor impulso del comercio y los servicios, que fue compensada por una baja en la construcción.

Optimismo versus cautela

Con este antecedente, en el marco del seminario “Visión económica y empresarial”, organizado por Sofofa, Eyzaguirre señaló que “estamos un poco más allá de los brotes verdes, están las primeras florcitas”, añadiendo que “la tendencia anualizada de la economía claramente es de un crecimiento muy significativo hacia adelante”.

Asimismo, agregando, además, que “estamos con velocidades bastante atractivas (…) las señales son completamente generalizadas y robustas”. En este sentido, hizo referencia a las mejores cifras en la actividad, el alza del empleo asalariado y la mejora de la confianza empresarial y de los consumidores.

Sin embargo, pese a reconocer el mejor escenario económico, el presidente del Banco Central, Mario Marcel -en el mismo seminario- puso “paños fríos” respecto al vigor de la recuperación, llamando a que “no saquemos cuentas demasiado alegres, el camino de aceleración económica será gradual”.

Consultado por las “florcitas” mencionadas por el jefe de la billetera fiscal, precisó que “yo prefiero no usar metáforas, siempre son riesgosas”, y añadió que “corresponde hacer una advertencia; no nos confiemos en que la economía va a ir acelerando a pasos crecientes”.

Con todo, el economista sostuvo que, a su juicio, “tenemos una velocidad de crecimiento relativamente modesta, y lo que va generando tasas de crecimiento en 12 meses mayores es una base de comparación relativamente baja, lo que va a continuar hasta el primer semestre del próximo año”.

Al respecto, la serie desestacionalizada del Imacec -que “limpia” los datos de efectos calendarios y estacionales- arrojó un incremento de solo 0,3% en agosto respecto a julio, y de 2,2% anual.

“Es temprano para decir que la economía se recuperará”, fue una de las conclusiones de Marcel.

La visión del mercado

Respecto al debate sobre la velocidad de recuperación de la actividad, Tomás Flores, economista jefe de FX One, advirtió que “el imacec no minero a agosto tiene un promedio móvil anualizado de 1,4%, que es igual a lo observado en mayo, mientras que en enero era de 2%”. Así, advirtió que “los últimos cuatro meses se han estabilizado en el sector resto, no hay evidencia todavía de una reactivación”.

En tanto, Alejandro Alarcón, economista de la U. de Chile, señaló que si bien “hay un componente exógeno como el cobre que ayuda al crecimiento, efectivamente ha cambiado la trayectoria las últimas semanas, recientemente se dirigía de manera muy importante al 1%, pero hoy se está aproximando a algo por arriba del 3%, lo que se consolidará en 2018”.

Por su parte, Benjamín Sierra, economista jefe de Scotiabank, indicó que “la velocidad de crecimiento tendencial sigue siendo discreta, nosotros esperamos que siga así los próximos meses, llegando a velocidades de 2,3%-2,4% el segundo semestre”. Respecto al diagnóstico sectorial, Sierra advirtió que el sector minero podría mostrar una mayor volatilidad hacia adelante.

Mientras, Alejandro Fernández, economista de Gemines, planteó que “si bien hay señales de alguna aceleración en el crecimiento, falta para ver si esto es algo más sólido o apenas puntual”, añadiendo que “considerando los datos de los últimos dos meses, es seguro que el crecimiento no será inferior a 1,5% este año”.