DESTACADOS


El local, que el próximo año cumplirá 30 años, estuvo casi dos cerrado por la pandemia y apostó por una oferta de fiestas online para poder sobrevivir. “Sabíamos que no íbamos a cerrar. A todo el mundo le decía que esto tendría que pasar”, dice Daniel Sánchez, su dueño, quien no es la primera vez que sufre embates en el negocio: algunos períodos de clausura en años anteriores le enseñaron a tener un colchón para resistir.


OPINIÓN


PULSO TV




PULSO SERVICIOS