Depreciación del peso argentino golpea las utilidades de Cencosud, que caen 23% a marzo

Centro comercial de Cencosud en Chile. Foto: Andrés Pérez

Compañía reportó una disminución de 4% en sus ventas entre enero y marzo respecto de igual lapso de 2017, reflejando una depreciación de las monedas. Sin ese efecto, habrían crecido en 7,2%.


Un trimestre marcado por la depreciación de las monedas, en particular del peso argentino en relación con la moneda chilena, fue el que tuvo este año el grupo supermercadista Cencosud, controlado por Horst Paulmann. Esto afectó tanto sus ingresos como sus utilidades, las que cayeron 23% a $52.453 millones (unos US$87 millones).
Sin ese efecto, las ganancias habrían retrocedido 11,1% en el período.

Según reportó Cencosud, sus ingresos cayeron 4,0%, justamente reflejando la situación cambiaria. “Sin embargo, a tipo de cambio constante las ventas aumentaron 7,2%”, indicó la firma. Esto, principalmente por una aceleración en las ventas equivalentes (SSS) de supermercados en todos los países, mejoramiento del hogar y tiendas por departamento Perú en comparación con los primeros tres meses de 2017.

No obstante, los indicadores operacionales se mostraron sólidas y así lo destacó la empresa. “Cencosud obtuvo un sólido desempeño en sus negocios, logrando registrar un incremento de 7% en el Ebitda ajustado y también una expansión de 77 puntos base en el margen Ebitda, pasando del 6,8% alcanzado en el primer trimestre de 2017, a un 7,6% en el primer trimestre de 2018. Esto, a pesar de un desafiante contexto económico regional que seguimos viviendo”, comentó el CFO de la compañía, Rodrigo Larraín.

La compañía, a través de un comunicado, destacó que las mejoras operacionales “son una buena noticia para Cencosud, ya que reflejan una ejecución efectiva de las estrategias comerciales que está llevando adelante la empresa, logrando una positiva respuesta de los clientes, y también los resultados de sus planes de eficiencia implementados”.

La empresa también valoró el incremento en el negocio de ventas por internet, cuyos ingresos aumentaron 44%, alcanzando una penetración del 2,4% respecto del total de ingresos generados por el negocio retail de la compañía.

Respecto a la caída consolidada de los ingresos, el ejecutivo indicó que esto se debe principalmente a la apreciación del peso argentino en relación con la moneda chilena. “Tuvimos un muy buen trimestre en Argentina, pero pese a eso, la utilidad tiene que ver con la diferencia de cambio, que es un tema no operacional. Argentina viene creciendo y desempeñándose bastante bien”, dijo al respecto Larraín.

Sobre las iniciativas de productividad y ahorro de costos en que ha venido trabajando el grupo, se destacó un aumento en la venta de productos importados, que tienen mayor rentabilidad.

Torre costanera. Respecto a la marcha de la compañía en Chile, y particularmente en lo relacionado con la próxima apertura de la Torre Costanera, el ejecutivo descartó que exista algún plazo a firme para materializar la obra.

“Plazos no podemos dar. Efectivamente entendemos que Contraloría entregó, a través de un dictamen, un camino positivo para poder llegar a un acuerdo con la municipalidad. Seguimos trabajando con ellos para llegar a un acuerdo, pero plazos no tenemos. Lo que sí, ya tenemos un camino de salida y esperamos anunciar brevemente, pero hoy no podemos decir un rango de meses”, indicó Rodrigo Larraín, quien añadió que, por ahora, no tienen contemplado pedir apertura parcial de algunos pisos.

Seguir leyendo