Las expectativas para las pymes del posible nuevo TLC con Brasil

Ambos gobiernos se encuentran negociando un nuevo acuerdo, el cual ya contó con su primera ronda de negociación. Este contempla nuevas materias, enfocadas en modernizar la relación bilateral ya existente, centrada en la liberalización arancelaria y facilitación del comercio, entre otros. La pyme tendrá un capítulo destacado en el tratado.


Los últimos días han estado movidos en la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), pues este organismo está trabajando en un nuevo tratado de libre comercio con Brasil, el cual contempla la modernización de la relación bilateral con ese país y una serie de iniciativas para incentivar el comercio entre ambas naciones. Este ya tuvo su primera ronda de negociaciones entre el 6 y el 8 de junio, donde la pyme fue uno de los puntos clave.

“El objetivo de tener un capítulo específico dedicado a este segmento apunta a abrir espacios para que ellas puedan convertirse en empresas exportadoras y participar de las cadenas regionales de valor. Que las pequeñas y medianas empresas chilenas y brasileñas sean exportadoras es una indicación segura de dinamismo de las relaciones económico-comerciales bilaterales”, asegura João Luiz de Medeiros, diplomático encargado del sector Económico de la Embajada de Brasil en Chile.

En 2017, 3.578 pymes chilenas exportaron al mundo, entre ellas, un 10% registró envíos a Brasil. Es decir, 345 empresas. Por este motivo, el nuevo TLC con el gigante sudamericano genera expectativas para este sector.

“El tratado incluye un capítulo que tiene como objetivo el facilitar que la pyme pueda aprovechar, efectivamente los beneficios de este tipo de acuerdos. Además, se establece un sistema de monitoreo entre las dos partes, para ir revisando si es que este objetivo en la práctica se va a ir materializando”, explica Rodrigo Yáñez, director general de Direcon.

Esto corresponde a la visión que desea imprimir la Direcon respecto al apoyo a las pymes. “Tenemos un impulso muy fuerte de darle un énfasis a que la pyme pueda exportar más e internacionalizarse”, dice Yáñez.

¿Es atractivo Brasil?

Las pymes reciben con optimismo el acuerdo, aunque señalan que se deben tomar ciertas consideraciones. “Posicionarnos en el mercado brasileño no es tan sencillo. Tenemos que ver en qué área podemos competir”, señala Héctor Tejada, presidente de Unapyme.

En tanto, hay quienes destacan que Brasil no es un mercado natural para las pymes chilenas, a diferencia de México, Colombia y Perú. “En materia de lo que se debe negociar en un acuerdo favorable a las pymes, los temas más relevantes son la doble tributación y burocracia para la recuperación de impuestos”, asegura Juan Pablo Swett, presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica (Asela).

Relación comercial

En la actualidad, la relación comercial entre Chile y Brasil se enmarca en el Acuerdo de Complementación Económica (ACE 35), vigente desde el 1 de octubre de 1996. Es decir, hace más de 20 años. Es por este motivo que en un encuentro realizado a finales de abril entre los presidentes Sebastián Piñera y Michel Temer, se acordó ampliar y profundizar las relaciones económicas y comerciales, a través de la negociación de un nuevo acuerdo comercial.

Este incluirá nuevas materias, las cuales estarán enfocadas en modernizar la relación bilateral ya existente, centrada en la liberalización arancelaria. De este modo, se incorporarán disciplinas y estándares adicionales en materias de facilitación de comercio, como aspectos regulatorios y de e-commerce, entre otros.

“Partimos esta negociación incorporando todos los capítulos que tiene un TLC ambicioso, como facilitación de comercio, obstáculos técnicos, comercio electrónico, servicios e inversiones. Nosotros ya teníamos negociado algunos temas aparte, pero la idea es tener un solo gran acuerdo”, asegura Yáñez.

Y es que potenciar la relación comercial con Brasil no es un paso menor. Las exportaciones chilenas hacia ese país de Sudamérica han crecido a una tasa promedio anual de 10,4% entre 2003 y 2017. En tanto, el intercambio comercial en 2017 fue de US$9.026 millones, 17% más que en 2016.

Sólo en 2017 las exportaciones chilenas hacia Brasil representaron el 66% del total exportado hacia los países fundadores del Mercosur, totalizando US$3.413 millones, de los cuales el 43% correspondió a envíos de cátodos, minerales de cobre y productos relacionados, y el 52% a industriales.

Para hacerse una idea, en envíos industriales se destacan las exportaciones de salmón, con US$581 millones, mientras que en productos químicos se comercializaron unos US$491 millones hacia Brasil. En tanto, productos metálicos, maquinarias y equipos totalizó US$213 millones y vino embotellado cerró 2017 con unos US$147 millones.

Este año la realidad no es muy distinta, pues entre enero y abril las exportaciones crecieron 6% respecto al mismo periodo de 2017.

Desde el punto de vista de la inversión directa, Brasil es el principal receptor de Chile en el exterior, con un stock acumulado de US$31.698 millones entre 1990 y 2016. Esto, a través de 150 empresas que desarrollan unos 290 proyectos en ese país sudamericano, lo que equivale a un 27,7% del total de las inversiones chilenas directas a nivel internacional.

Seguir leyendo