St. Vincent, Joaquin Phoenix y Taika Waititi: el boom los "documentales falsos"

I-m-Still-Here

I'm still here.

Actores que se convierten en raperos, bandas de metal desconocidas y Kubrick trabajando para la CIA, son algunos de los temas que abordan los llamados "mockumentaries". Un género que utiliza el formato non-fiction para contar historias que pueden confundir al espectador entre lo real y la ficción.


Con cámara en mano, mucha improvisación y la siempre consciente presencia de un camarógrafo, los "mockumentaries" —o documentales falsos— son un género en el cual se utiliza el formato realidad para contar una historia de ficción. Usualmente de manera sarcástica, pero no necesariamente.

Algunos consiguieron confundir al espectador, haciéndole creer que lo que ven es real. Otros no aspiraron tan alto y se dedican a contar historias claramente ficticias, pero bajo los códigos del formato documental.

[caption id="attachment_117461" align="alignnone" width="3050"]

This is Spinal Tap.[/caption]

This is Spinal Tap

Amplificadores que van hasta el 11 en vez del 10, bateristas que explotan en el escenario y una réplica en miniatura del monumento Stonehenge, son los elementos que hicieron que This is Spinal Tap (1984) alcanzara la categoría de culto. Este falso documental sigue la historia de un grupo de heavy metal británico en una poco exitosa gira en Estados Unidos.

"Cuando la estrenamos, todos pensaban que era una banda de verdad. Me preguntaban, ¿por qué hiciste una película sobre una banda que nadie conoce?", dijo el director Rob Reiner a Newsweek.

https://www.youtube.com/watch?v=RyECdnkp5To

El filme es una gran burla a las bandas de rock de aquel momento: la fallida réplica de Stonehenge la ocupó realmente Black Sabbath, o cuando el guitarrista de Spinal Tap utiliza un violín para hacer un solo, es una sátira a Jimmy Page y su arco.

El falso documental resonó entre la escena musical. Robert Plant aseguró que, al igual que en el filme, él también se perdió en un backstage. Los miembros de Pearl Jam se rieron de sí mismos por tener 8 bateristas, en referencia a los 5 que tuvo Spinal Tap.

Ha sido considerada como uno de las mejores comedias por medios como The Guardian. Y su categoría de culto es tal que fue incluida en la colección de Criterion.

[caption id="attachment_117462" align="alignnone" width="1440"]

Joaquin Phoenix en I'm still here.[/caption]

I'm still here

En el 2008, mientras se estrenaba Two lovers, el actor Joaquin Phoenix llevó hasta el extremo su excentricidad: anunció que ya no volvería actuar y se dedicaría al rap. Tiempo después confesó que todo fue parte de una larga broma entre el actor y su entonces cuñado Casey Affleck para grabar el falso documental I'm still here (2010).

Luego del sorpresivo anuncio, no muchos entendían que pasaba. Una entrevista con David Letterman sería el lugar perfecto para recibir las respuestas. Pasó todo lo contrario. Con el cabello enredado, una barba descuidada y lentes de sol, Phoenix fue incapaz de mantener una conversación con el presentador.

https://www.youtube.com/watch?v=4Up0b5kfciY

El documental mostraba a un deteriorado Phoenix que buscaba prostitutas por Internet, peleaba en fiestas y utilizaba calzoncillos en la cabeza, todo esto con un exceso de cocaína. Muchos dudaron de su autenticidad hasta que los actores tuvieron que admitir el engaño.

El ahora ganador de un Oscar casi perdió su carrera como actor por su extraña jugada. Sin embargo, cuando volvió a la pantalla grande dos años después con el rol de Freddie Quell en The master, demostró ser uno de los grandes nombres de su generación.

Por otro lado, Affleck recibió una demanda de dos de sus colaboradoras por acoso sexual, acusación que volvió a salir a flote cuando el movimiento #metoo tomó fuerza.

[caption id="attachment_117471" align="alignnone" width="800"]

The nowhere inn.[/caption]

The nowhere inn

Recientemente estrenado en el festival Sundance, The nowhere inn es una historia ficcionada de la vida de la artista St. Vincent. Escrito por ella y la actriz y cantante Carrie Brownstein, muestra la lucha entre la artista y la persona detrás del escenario.

Mientras que St. Vincent es excéntrica y explosiva, Annie Clark, la mujer dentro del traje de neón, es tranquila y, hasta ciertos niveles, aburrida.

"Es un viaje que es absurdo y misterioso, ridículo y profundo. Los seguidores de las vívidas composiciones de rock de St. Vincent no encontrarán nueva información sobre su persona, pero la película provee una extensión de su arte de todas maneras", escribió el medio especializado IndieWire.

The nowhere inn discute los temas de la fama y la identidad, con la comedia tipo Portland de Brownstein y con la música de Clark en el fondo. Todavía no hay una fecha de estreno oficial.

[caption id="attachment_117465" align="alignnone" width="2400"]

What we do in the shadows.[/caption]

What we do in the shadows

La comedia del director Taika Waititi, muestra a un grupo de vampiros que abren las puertas de su casa a un grupo de documentalistas para mostrar su vida. Convertidos todos en épocas distintas, salen por la noche en busca de sus víctimas y pelean contra sus más grandes enemigos, los hombres-lobo.

Sin tomarse muy en serio, el falso documental recorre de la vida de Viago, un dandy de casi 400 años, Vladislav, un vampiro bohemio cuyos demonios del pasado lo siguen atormentado, Deacon, un ex nazi y "jóven rebelde" del grupo, y Petyr, una versión de Nosferatu de 8 mil años que se comporta como un animal salvaje.

https://www.youtube.com/watch?v=fCJu-cvGpd8

Utilizando las herramientas del documental, este filme satiriza las historias de vampiros y los ridiculiza como un grupo de inadaptados con vestimentas pasadas de moda y sin conocimientos sobre la tecnología.

Tras el éxito del filme, FX estrenó a principios del 2019 una serie con el mismo nombre, inspirada en la historia de Waititi.

[caption id="attachment_117466" align="alignnone" width="1229"]

Stanley Kubrick.[/caption]

Dark side of the moon

Estrenada en el 2002 en la televisión francesa para el día de los inocentes, este falso documental francés afirmó que la llegada a la luna no fue real, sino más bien un montaje concertado entre la CIA y Stanley Kubrick.

Las teorías sobre la falsedad de la llegada a la luna han estado presentes desde el comienzo. Sin embargo, este documental asegura que las imágenes del Apolo 11 fueron grabadas en un estudio por Stanley Kubrick, quien por aquel entonces rodaba 2001: odisea del espacio (1968).

Para agregar más realismo a su filme, el director William Karel incluyó entrevistas a personajes clave de la historia. El secretario de Estado de Nixon, Henry Kissinger, el director de la CIA, Richard Helms, el astronauta Buzz Aldrin y hasta la propia viuda del director, Christiane Kubrick. Todas sacadas de contexto.

Sin embargo, al final del filme, se aclara que todo aquello fue una broma y se muestran tomas falsas de los actores. A pesar de la aclaración, el rumor sobre Kubrick y su participación sigue siendo discutido en portales de historias conspirativas en Internet.

https://www.youtube.com/watch?v=D699YB3vsKo

Comenta