Cuarentenas y nueva ley de extensión de posnatal aumentaron suspensiones de contratos en junio

Desempleo

Un informe del Ministerio del Trabajo muestra que los trabajadores con contratos suspendidos vigentes a fines de junio alcanzaron a casi 160 mil, el doble que a mediados de marzo. Este número constituye el 19% del total que se ha acogido a la Ley de Protección al Empleo desde su inicio, que suma 841.338.


Las restricciones sanitarias en gran parte del país durante junio volvieron a impactar la situación del mercado laboral, quebrando la tendencia a la baja en los contratos suspendidos.

Así lo muestra un nuevo informe del Ministerio del Trabajo sobre la evolución de la Ley de Protección al Empleo, una de las herramientas más relevantes para hacer frente a la pandemia en este ámbito. La ley, que rige desde abril de 2020, permite que empresas y trabajadores soliciten la suspensión temporal de los contratos laborales, posibilitando a los empleados hacer uso del Seguro de Desempleo -al cual se le inyectaron más recursos-, sin perder el vínculo con la empresa, con la idea de que una vez que lo peor de la emergencia sanitaria pase, volver a sus laborales.

De acuerdo a datos al cierre de junio, un total de 841.338 contratos de trabajo habían iniciado en algún momento, desde la entrada en vigencia de la ley, una suspensión de la relación laboral. De ese número, hasta el mes pasado el 19% aún estaba vigente (159.523). Este número es el doble de los suspendidos que había vigente a mediados de marzo, cuando quedaban 78.537.

A fines de marzo las solicitudes de suspensiones volvieron a subir, producto de las cuarentenas puestas en esos momentos en gran parte del país, anotándose entonces 92.678 nuevas peticiones, el mayor número desde mayo de 2020. Luego, en abril se sumaron otras 59.983 y en mayo 13.501, a medida que el proceso de desconfinamiento avanzaba. Eso, hasta junio, donde nuevamente la decisión de cuarentena completa en la Región Metropolitana y en otras zonas del país, hicieron que esta tendencia a la baja se cortara. El mes pasado se reportaron 28.862 nuevas solicitudes, un salto de 113% respecto a mayo.

El ministro del Trabajo, Patricio Melero, explica que este aumento “estuvo fuertemente influenciado por los actos de autoridad asociados a las cuarentenas obligatorias, considerando que a partir del 12 de junio la totalidad de la Región Metropolitana entró en cuarentena, así como el retroceso de otras comunas dentro del Plan Paso a Paso”.

Además, el secretario de Estado explica que también influyó en este incremento del número de suspensiones la entrada en vigencia de la Ley N° 21.351, de extensión de la Ley de Crianza Protegida, también conocida como extensión del Posnatal de Emergencia. Esta “permitió a los trabajadores dependientes e independientes que hayan hecho uso de licencias médicas preventivas parentales Covid-19, acogerse a la suspensión de sus contratos de trabajo hasta por tres meses. Esto elevó el numero de personas acogidas a la Ley de Suspensión del Empleo, sumando 5.536 trabajadores solo por este ajuste legal”, agrega.

Por su parte, el director del Observatorio del Contexto Económico de la UDP, Juan Bravo, añade que “es importante considerar que la mayoría de las decisiones de suspensión se toman al comienzo de las cuarentenas masivas, de manera de amortiguar rápidamente el impacto negativo de las restricciones, especialmente en aquellas empresas que por la naturaleza de su actividad no pueden operar cuando hay cuarentena total. En efecto, este comportamiento también se observó en la primera ronda de cuarentenas masivas de 2020″.

Así, el levantamiento de las restricciones durante julio, y los buenos números actuales de nuevos casos y de casos activos, haría que el alza de junio sea puntual y ya a partir del presente mes deberían nuevamente comenzar a caer las nuevas solicitudes y las vigentes.

Detalle por actividad

Del total de suspendidos vigentes, 91.371 corresponden a mujeres y 67.964 a hombres. Por sectores, solo dos rubros acaparan más de las mitad de las suspensiones que aún se mantienen. En primer lugar aparece el comercio, con el 26,3% (42.018), seguido por las actividades de alojamiento y servicios de comida, con 23,9% (38.133). Mucho más atrás aparece la industria manufacturera, con 7,3% (11.697), y los servicios administrativos con 6,1% (9.798).

De las suspensiones vigentes, el 35% corresponden a trabajadores de microempresas, seguidos por los de las grandes firmas (26%) y luego por los de las pequeñas (25%) y medianas (13%).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche