Piñera explora acuerdo tributario y de ayudas universales para intentar aplacar crisis política

La decisión de recurrir al Tribunal Constitucional habría generado disenso al interior de La Moneda, donde los ministros Rodrigo Delgado y Karla Rubilar se habrían manifestado en contra.

A contrarreloj, el Mandatario ha estado en contacto durante los últimos días con presidenciables y dirigentes oficialistas para recoger sus ideas e intentar aunar posturas para alcanzar un acuerdo con urgencia con la oposición que sea una alternativa al tercer retiro previsional. Ayer intensificó los diálogos y convocó a los presidentes de Chile Vamos a una reunión en La Moneda, a quienes les pidió apoyo para conseguir con celeridad un trato y les informó que descarta retirar el requerimiento del TC. Ello, luego de que la presidenta del Senado, Yasna Provoste, ofreciera llegar a un acuerdo tributario para frenar futuros retiros.


Preocupado e inquieto. Así dicen en La Moneda que se encuentra el Presidente Sebastián Piñera ante la crisis por la cual atraviesa su coalición y la presión bajo la que se encuentra su comité político tras la decisión de La Moneda de llevar al Tribunal Constitucional (TC) el proyecto que busca permitir un tercer retiro previsional.

La decisión de acudir al TC sin una contrapropuesta satisfactoria a cambio agudizó la crisis oficialista. Una parte de Chile Vamos cree que esto significará un costo electoral para el sector en los comicios del próximo 15 y 16 de mayo. Asimismo, la coalición está molesta porque acusan que el gobierno reaccionó tarde y que se ha demorado en tener opciones alternativas. Y por otro lado, desde el Frente Amplio y el Partido Comunista se levantó una acusación constitucional en contra del Mandatario.

En este escenario de alta presión -hoy el proyecto de tercer retiro de 10% debería ser despachado a ley-, Piñera activó conversaciones directas con altos personeros de Chile Vamos y la oposición que apuntan a dos cosas.

En primer lugar, a alcanzar un acuerdo que sea una alternativa al tercer retiro, en el escenario en que la moción de la oposición sea aprobada pero frenada por el TC -que es la apuesta de La Moneda-. Los diálogos apuntan a tener una carta que contenga el descontento de esa decisión que generó diferencias al interior del equipo político.

En segundo lugar, en esos diálogos Piñera ha buscado aunar y encontrar puntos de encuentro con su coalición para tener una salida más permanente de medidas para enfrentar la pandemia del Covid-19. Así, durante esta semana y ayer contactó a algunos de los presidenciables de Chile Vamos, entre ellos a los UDI Evelyn Matthei y Joaquín Lavín, Mario Desbordes (RN) e Ignacio Briones (Evópoli). Con todos ellos, dicen en el oficialismo, ha visto alternativas y fórmulas más permanentes para salir de la crisis. Varios de ellos, a su vez, le han planteado su inquietud por la situación política y el riesgo institucional que trae aparejado.

Ya la semana pasada la oposición había planteado -en esa línea- discutir una reforma tributaria, en medio del debate del tercer retiro y del impuesto a los altos patrimonios. Y el lunes el Presidente, al anunciar la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia, se abrió y dijo que “manifestamos nuestra voluntad de buscar acuerdos para aumentar la recaudación tributaria, incorporando mayores esfuerzos de los grupos de mayores ingresos”.

Las conversaciones, aseguran en el oficialismo, se intensificaron luego de que el martes la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), en entrevista con La Tercera, dijera que está dispuesta a un acuerdo para frenar futuros retiros previsionales. “Saquemos adelante una reforma tributaria”, sostuvo.

Esa intervención, remarcan en Chile Vamos, abrió “la ventana” para que se reactivara la idea de un gran acuerdo, luego de que el primer intento de Piñera de llegar a un entendimiento con sus partidos en torno a la propuesta de Lavín y Desbordes de retirar fondos del seguro de cesantía no prosperara. Esa vez, acusaron en el oficialismo, el Mandatario no quiso “abrir más la llave”.

En La Moneda afirman que lo que hoy se está conversando en términos urgentes no abarca sólo una reforma tributaria, la que busca recaudar recursos fiscales que apunten a financiar medidas para enfrentar eventuales nuevas olas de la pandemia. También se busca responder a demandas de ayuda inmediatas. Y, por lo mismo, dentro de las conversaciones se está explorando la idea de retiro de fondos en el marco de la reforma de pensiones, extensión del bono clase media y transferencias directas o “rentas solidarias”. La meta es lograr un entendimiento de aquí al domingo.

Este segundo intento en dos semanas se viene sondeando hace días de manera informal en el Ejecutivo -a través del ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, y de su par de la Segpres, Juan José Ossa-, con algunos personeros de la oposición y del bloque.

Cita con Chile Vamos

De hecho, ayer el Presidente se reunió con los timoneles y secretarios generales de Chile Vamos a partir de las 18.30 en La Moneda. Esto, con miras a buscar en un consenso en torno a las alternativas. Cada uno de los dirigentes acudió a la cita -en la que también estuvieron presentes los ministros Rodrigo Delgado (Interior) y Jaime Bellolio (Segegob)- con sus respectivas propuestas.

En la cita, que fue calificada como “franca”, según los presentes, el Mandatario pidió apoyo para alcanzar un acuerdo con celeridad y que estuvieran alineados para enfrentar el tema. En la oportunidad, de acuerdo a las mismas fuentes, la UDI y Evópoli tuvieron más puntos de encuentro, mientras RN estuvo más distanciado e insistió en su idea de que el Ejecutivo presente un proyecto propio, con mejoras, de tercer retiro.

Por su parte, el gremialismo hizo una dura crítica al gobierno apuntando a una falta de coordinación y le pidieron a Piñera que incorporara a Chile Vamos en los anuncios y en los acuerdos desde el inicio. A esto, Bellolio respondió, de acuerdo a las mismas fuentes, que la cita era precisamente para sumar al bloque al proceso de negociaciones.

En La Moneda, en ese sentido, recalcan que seguirán los diálogos durante los próximas horas y que la idea es amarrar un acuerdo a más tardar durante el fin de semana.

El Jefe de Estado, además, transmitió en la reunión que estaba tratando de generar acercamientos con la oposición y que, en ese sentido, el debate de hoy en el Senado sería clave.

De hecho, en cuanto a la centroizquierda, Piñera trató de manera incipiente el tema, por ejemplo, esta semana con el senador Guido Girardi (PPD), en una reunión en Palacio, y también ha habido contactos con la propia Provoste. “Sí, hablé (con el Presidente). El tema tributario es una conversación que está empezando, para resolver los problemas estructurales que tiene Chile. Un esquema que aumente la carga tributaria y que además la haga más progresiva en lo que implica recaudación y ahí hay que elegir los mejores instrumentos”, dijo Girardi al respecto. “Se está abriendo un escenario de una conversación más estratégica, en el sentido que resuelva problemas estructurales que tenemos y uno de los instrumentos que tenemos es el tributario”, dijo.

Contactos con presidenciables

En esta línea, como lo prioritario es ordenar el debate en Chile Vamos, Piñera ha mantenido diversos contactos con los presidenciables. En el caso del UDI Joaquín Lavín, ambos conversaron anteayer y ayer respecto de distintas fórmulas para abordar las ayudas durante la pandemia. El alcalde de Las Condes habría insistido en que, dentro del acuerdo, se considere su idea del retiro de fondos del seguro de cesantía, una alternativa que se negoció durante la tramitación del tercer retiro en la Cámara de Diputados, pero que no prosperó.

Con la alcaldesa Evelyn Matthei, Piñera conversó telefónicamente anteayer y ayer. Según quienes conocieron el diálogo, el Mandatario le consultó sobre el planteamiento de Provoste, a lo que ella le habría respondido que una propuesta concreta posibilita las conversaciones y un eventual acuerdo. Y que, en ese sentido, si la senadora es capaz de articular a la oposición, Chile Vamos también debe ser capaz de articularse para lograr este acuerdo.

Las mismas fuentes sostienen que Matthei transmitió su disposición a empujar un acuerdo de esas características, como una reforma tributaria en los mismos términos de lo planteado por Provoste. La exministra, de hecho, dicen en su entorno, ya ha abordado el tema con Lavín y Briones, quienes, por su parte, también impulsan sus propias ideas.

Matthei habló con Lavín anteayer y ayer de esta propuesta. Y también conversó con Briones y Desbordes.

Ignacio Briones, por su parte, sostuvo conversaciones esta semana con Piñera y los demás candidatos. Lo que ha planteado la carta de Evópoli es retomar su propuesta de eliminación de diversas exenciones tributarias, junto con la creación de un “ingreso solidario de emergencia” como extensión del IFE, a fin de terminar con la fuga de ahorros del sistema previsional. La tienda ha transmitido a La Moneda que se requiere llegar a un acuerdo económico como el que Briones encabezó como ministro de Hacienda en junio del año pasado.

El candidato de RN, Mario Desbordes, quien también habló con Piñera anteayer y ayer, explicitó su postura hoy en Twitter. Solicitó a La Moneda “avanzar en una reforma tributaria que permita allegar fondos para tomar los desafíos que enfrentará Chile el segundo semestre”, “poner término a una serie de exenciones tributarias” y “establecer un incentivo a la repatriación de fondos desde el extranjero”.

Todas estas ideas, de hecho, fueron transmitidas por los respectivos partidos de los abanderados durante la cita con Piñera. Sin embargo, aún no existe, reconocen en el bloque, una fórmula común.

¿Retirar o no el requerimiento del TC?

Sin embargo, un punto clave que ha cruzado las negociaciones y tensionado el ambiente en el sector y con la oposición es el requerimiento del TC y si éste se debe mantener o no a cambio de un acuerdo.

“Presidente Piñera: lo dije al momento de asumir y lo reitero al día de hoy, recordando a uno grande de nuestra patria: no se humilla quien pide en nombre de la patria. Por eso le pido humildemente que retire su presentación al TC, que no extienda este debate jurídico sobre las competencias entre el Congreso y el Ejecutivo y que nos permita, a partir de mañana, hacer un reinicio de un camino de encuentro político que vaya en beneficio de los chilenos y chilenas que están sufriendo”, dijo ayer Provoste en un punto de prensa.

En Chile Vamos, Renovación Nacional ha apostado por una línea similar. La directiva emitió una declaración -impulsada internamente por Desbordes- en la que pidieron al gobierno retirar la presentación ante el TC y encabezar un proyecto de retiro de fondo de pensiones. “Pedimos al gobierno desistir del requerimiento al TC y apoyar el proyecto con las mejoras que implican mecanismos de reposición de los fondos”, dijo el abanderado de RN.

Como sea, esa postura no es compartida por la directiva de la UDI ni Evópoli. Briones, al igual que su tienda, sostiene que el gobierno debe mantener el escrito en el organismo.

En La Moneda, en tanto, si bien reconocen que existe un debate en la materia, transmiten que solo en el escenario en que el proyecto del tercer retiro se rechace -el que dicen es prácticamente imposible-, desistirían del escrito.

El Presidente Piñera, de hecho, según presentes, transmitió que no iba a retirar el requerimiento bajo ningún motivo. “Estoy cumpliendo con la ley”, habría dicho según varios de los asistentes.

El ministro Ossa se refirió a las negociaciones de la jornada y aseguró ayer que “lo que estamos buscando es abrir las conversaciones, desde luego con el apoyo de Chile Vamos, pero también con aquellos sectores de oposición que sabemos y confiamos que están muy disponibles para ver cómo algunas cosas que todavía afectan a la pandemia podemos seguir mejorándolas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.