El Barcelona evita el bochorno en la Copa del Rey en los descuentos

IBIZA BARCELONA COPA DEL REY

Haciendo una baja presentación, el elenco de Quique Setién venció sobre el final por 1-2 al Ibiza, club de la tercera categoría. Arturo Vidal jugó los últimos 9'.


En un partido como el que se jugó hoy, entre el Ibiza y el Barcelona, por la Copa del Rey, el club culé tenía mucho que perder y poco que ganar. Estuvo un paso de, efectivamente, perder mucho, rozando el bochorno. En los descuentos, remontaron un marcador adverso y lograron su clasificación para los octavos de final del certamen (1-2).

Ante un rival perteneciente a la Segunda B (la tercera categoría española), jugando en el pequeño recinto Can Misses, estadio municipal de pasto artificial, el técnico Quique Setién le dio descanso a tres de sus pilares: Messi, Busquets y Piqué. Mientras tanto, jugadores como Vidal, Ter Stegen y Jordi Alba comenzaron en el banco. Así, Setién empleó un equipo mixto y con un cambio de esquema. El equipo partió con un 3-4-3, con dos laterales siendo centrales (Sergi Roberto y Junior Firpo) y un delantero como Ansu Fati siendo lateral-volante.

Nada de esa idea resultó. El Ibiza, con todas las limitaciones propias de un elenco de categoría inferior, e incomparable con la del Barça, aprovechó la instancia para mostrarse y hacer el partido de su vida. Estuvieron muy cerca de la gloria. A los 9' abrieron la cuenta, mediante un tiro de Javi Pérez. Sorpresa total. Esto pudo complicarse aún más para el Barcelona en los 17', porque el Ibiza encontró el 2-0, pero el gol de Rodado fue anulado por falta sobre Lenglet.

Independiente del desenlace, lo cierto es que la actuación culé fue muy deslucida, sin la posesión de la que pregona su nuevo estratega. Buscando evitar la vergüenza, en el complemento ingresaron Jordi Alba (por el joven Carles Pérez) y Arthur (por Riqui Puig). En los 72', Antoine Griezmann empató el marcador definiendo con un zurdazo preciso, tras asistencia de De Jong. A nueve minutos del final entró Vidal, por Rakitic. Con la igualdad, el partido se iba al alargue, pero en el cuarto minuto de tiempo añadido un remate cruzado de Griezmann se cuela en la portería local y le da la victoria a los catalanes.

Comenta