El Pitbull tuvo su domingo de ira

Medel-Mihajlovic

El volante se encaró con su entrenador, Sinisa Mihajlovic, y con el director deportivo del Bologna antes del entretiempo de la victoria sobre el Lecce. Luego, todos los restaron importancia a la situación, menos los hinchas en las redes sociales.




Uno de los momentos más tensos del año fue el que vivió Gary Medel durante la jornada dominical de la Serie A italiana, en el partido que concluyó 3-2 a favor del Bologna en la visita al Lecce.

Todo comenzó cuando el mediocampista reaccionó de mala manera por una falta de Panagiotis Tachtsidis. El árbitro le mostró tarjeta amarilla al formado en la UC, pero bien pudo haber sido una medida más drástica, porque el chileno había agarrado del cuello al jugador griego. La situación causó el enojo del entrenador del Bolonga, el serbio Sinisa Mihajlovic, quien ingresó al campo para encarar al Pitbull. La reacción del volante estuvo lejos de llegar a la calma, pues comenzó a empujarse con el técnico, quien continuó recriminándolo por una actitud que bien podría haber dejado con 10 jugadores al cuadro de Emilia-Romagna.

El asunto no paró ahí, porque Medel comenzó a encararse también con el director deportivo de los boloñeses, Riccardo Bigon, antes del partir al vestuario en el entretiempo. Al final, todo se habría solucionado durante el entretiempo en el vestuario. Luego del episodio, el CEO del club, Claudio Fenucci, le restó importancia al encontrón: "¿El entrenador con Medel? No se entendieron después del enfrentamiento del jugador con Tachtsidis, pero en el vestuario aclararon de inmediato que las cosas que suceden en el campo permanecen allí".

En la conferencia de prensa, el ayudante de Mihajlovic, Emilio de Leo, también morigeró la situación: "Son dos personas que viven el partido con mucha adrenalina y fue sólo eso. De hecho, nos sirvió para jugar con mayor determinación", aunque en las redes sociales las críticas de los hinchas hacia Medel han sido muy ácidas, sobre todo por el hecho de que el profesional serbio está volviendo a la actividad luego de superar una dura terapia por leucemia.

90 minutos

Las versiones del ejecutivo y del ayudante técnico, en cualquier caso, fueron coherentes con lo que sucedió en el campo, porque el chileno jugó los 90 minutos y luego participó en la celebración de la victoria, como lo comprobó una fotografía compartida en el twitter oficial del Bologna.

Comenta