FIFA notifica a Quilmes que debe pagar US$900.000 a La Calera

Lucas Giovini

Photosport

Todo por una disputa por la venta de Lucas Giovini.


La historia es así: en 2016, un día antes de dejar la administración del equipo argentino Quilmes, los dirigentes salientes ejecutaron una opción de compra de casi un millón de dólares. ¿El jugador? El arquero Lucas Giovini, quien estaba a préstamo desde Unión La Calera.

Hasta ahí todo normal, si no es porque los nuevos directivos del elenco cervecero desconocieron el negocio y se negaron a pagar el pase de un portero de 34 años que nunca llegó a jugar en su institución, a pesar de que sí entrenó con el primer equipo.

El elenco cementero, ajeno a todo el lío interno de Quilmes, inició una demanda en contra de los argentinos, para exigir el pago de la suma en cuestión.

Y este jueves la FIFA se pronunció al respecto: el equipo transandino debe pagarle a los caleranos la suma de US$900.000 más intereses, aunque desde Argentina, el mismo elenco deudor anunció que recurrirá al TAS y que "agotará todas las instancias administrativas y judiciales que correspondan para revertir esta resolución".

[embed]https://twitter.com/qacoficial/status/1230497626203840512[/embed]

Comenta