La UC perdona a La Calera y deja escapar un triunfo clave

Después de remontar el marcador y ponerse 1-2, los cruzados sufrieron por el empate cementero en el último minuto. De todas formas, el equipo de Beñat queda como único líder del campeonato nacional.



UNIÓN LA CALERA 2 – U. CATÓLICA 2

U. La Calera: C. González; Y. Andía, P. Alvarado, F. Salinas, V. Retamal; A. Rodríguez, A. Césped (84′, M. Contreras); G. Abán, F. Saavedra, M. Barbieri (69′, T. Rodríguez por Barbieri); C. Núñez (68′, J. Monreal). DT: V. Rivero.

U. Católica: M. Dituro; R. Rebolledo, G. Lanaro, B. Ampuero, G. Voboril (66′, C. Alvarez); I. Saavedra (66′, J. Carreño), L. Aued; J. P. Fuenzalida, D. Rojas (78′, C. Fuentes), C. Munder; S. Sáez. DT: B. San José.

Goles: 1-0, 31′, Núñez anota de penal, tras falta de Rebolledo a Abán; 62′, Aued define con una volea de zurda tras un despeje débil de Alvarado; 69′, Lanaro conecta en área chico luego del remate de Aued; 89′, Abán marca en el segundo palo tras un pivoteo de Salinas.

Árbitro: Roberto Tobar (4). Amonestó a Césped, Núñez (LC); Saavedra (UC)

Estadio Sausalito: Asistieron 6.000 personas, aprox.


Era un partido clave para los dos equipos. La UC tenía que ganar para quedarse en solitario con la punta del torneo. Los locales, en tanto, aspiraban a ubicarse a un punto de los líderes. Se hablaba del partido de la fecha y éste no defraudó. Por emoción y también por ocasiones de gol, pero al final nadie se retiró contento después del empate 2-2 en el Sausalito de Viña del Mar.

Es verdad, comandan la tabla, pero no es menos cierto que los cruzados han sufrido un notorio bajón defensivo. Ese mismo funcionaniento que era puntal de la primera rueda, hoy no acompaña al elenco de Beñat. Basta decir que en los cuatro juegos de la segunda mitad del campeonato, Católica ha tenido que remar desde atrás porque su rival se pone en ventaja.

Le pasó ahora en Viña del Mar, donde después de cuatro buenas ocasiones de gol, el conjunto de la franja recibió un golpe impensado de La Calera. Abán encontró mal parada a la zaga, encaró con facilidad a Rebolledo y recibió una falta penal del lateral (muy leve, pero falta), que Discoteca Núñez transformó en gol. Otra vez, como en los tres compromisos previos, había que remontar.

Los cementeros, conformes con el 1-0, apostaron al contragolpe. Quizás lo que mejor saben hacer. La UC, en cambio, redobló su control del terreno, con una Diego Rojas muy protagónico, asumiendo la exigencia de suplir al lesionado Diego Buonanotte. Pero si se trata de un conductor, el hombre que manejó los hilos cruzado durante los 90 minutos fuera Luciano Aued. Pisando ambas áreas, quitando y distribuyendo.

Los muchachos de Beñat se fueron encima. Encajonaron al dueño de casa. Y recibió un merecido premio luego que el mismo Aued decretara el 1-1 a los 62′. Era lo mínimo a esa altura. Víctor Rivero, el técnico local, sacó de la cancha a Núñez, su mejor arma de ataque, y casi como un castigo en el minuto siguiente sufrió la segunda conquista de los capitalinos, obra de Germán Lanaro.

El gol obligó la reacción de La Calera. Apremiado por el resultado, volcó el duelo al campo cruzado y empezó a presionar en busca de la igualdad. Sin muchas ideas, pero sí con harto empeño. Parecía una tarea imposible, hasta que a un minuto del tiempo reglamentario, Gonzalo Abán aprovechó un nuevo desajuste defensivo de la UC y anotó sin marca en el segundo palo, en un tiro de esquina (pivoteo de Salinas).

El punto igual le sirve a Católica, que vuelve a mirarlos a todos hacia abajo. Sin embargo, la amargura cruzada es evidente. El triunfo estaba en sus manos y se escapó por una desconcentración defensiva. Muy puntera será, pero la UC, en el fondo, está sufriendo.

Seguir leyendo