México, sin muros para Chile

Esta noche comienza el Torneo de Apertura azteca, con 23 jugadores chilenos. Felipe Mora es uno de los nombres propios del mercado. La Liga MX ha ido reduciendo, por reglamento, la cantidad de extranjeros en el torneo, aunque los nacionales mantienen su alta presencia.


La legión chilena más potente en el fútbol extranjero comienza desde esta noche una nueva expedición. El Mundial terminó hace menos de una semana y en México la competencia oficial volvió el mismo domingo, con la disputa de la Supercopa, que ganó el Necaxa, y del trofeo Campeón de Campeones, que se adjudicó Tigres. Ahora es el turno del Torneo de Apertura, con la presencia de 23 futbolistas nacionales.

El fenómeno se transformó en una tónica: la alta cantidad de criollos presentes en la Liga MX. En los últimos tres torneos (Apertura 2017, Clausura 2018 y Apertura 2018) no se bajó de los 20 jugadores, una muestra evidente de la buena aceptación del medio azteca con los chilenos.

Si se toma como referencia el pasado campeonato, hay cinco que ya no están, contando al zaguero Enzo Roco, quien no fue inscrito por Cruz Azul y hoy está sin club. La partida más relevante es la de Nicolás Castillo al Benfica. El renquino, quien adquirió un nuevo estatus con los Pumas de la UNAM, deja su puesto a Felipe Mora.

El ex Audax Italiano afirmó hace días que recibió consejos de Castillo para vestir su nueva camiseta. “Nico hizo las cosas muy bien aquí en Pumas y yo vengo a aportar mi grano, como lo he hecho en otros equipos. Tuve la oportunidad de hablar con Nico cuando estuvimos en la Selección, me dijo maravillas del club, en especial cómo te trata la gente. Hoy me toca estar en Pumas, con responsabilidad y ganas. Es un reto en mi carrera”, afirmó Mora, quien tiene de compañeros a Marcelo Díaz y Martín Rodríguez.

A las 20 horas de Chile, los felinos abren el certamen visitando a los Tiburones Rojos de Veracruz, que cuentan con los exaudinos Bryan Carrasco y Joe Abrigo.

El club con mayor cantidad de chilenos es el Necaxa, con cinco. La novedad es la incorporación del joven delantero Pedro Campos, hijo de cubano, seleccionado juvenil y formado en la UC. El Chispa se une a Matías Fernández, Felipe Gallegos, Marcelo Allende y Víctor Dávila, uno de gran temporada pasada con los Hidrorayos. El cuarto nombre nuevo que arriba a Norteamérica es Lorenzo Reyes. El mediocampista, a quien extrañan en Universidad de Chile, fichó en el Atlas.

Según los datos del portal Transfermarkt, el club con el plantel más valioso es Tigres: 85 millones de dólares. Eduardo Vargas sigue perteneciendo a los de Monterrey, pese a que algunas informaciones lo relacionaban con Flamengo. De hecho, el representante del jugador lo negó. “Ni Tigres ni yo recibimos ninguna propuesta de Flamengo”, declaró escuetamente Cristián Ogalde a ESPN Brasil.

La liga se presenta como opción para reafirmar un nombre ganado en México, como Diego Valdés e Igor Lichnovsky (el único en Cruz Azul), y también para un segundo aire y retomar confianza, como para Ángelo Henríquez y Bryan Rabello.

Los extranjeros

Un cambio importante de la liga es la disminución en la cantidad de extranjeros para el Apertura (se permiten 12 por equipo, una cifra que sigue siendo alta si se compara con Chile). Desde 2017 se adoptó la regla 9/9, que significa que por partido pueden ser convocados nueve foráneos y (a lo menos) nueve jugadores que hayan sido registrados en el fútbol mexicano antes de los 18 años, para tener la nacionalidad al momento de ingresar en los registros de la federación.

Antes, la liga funcionaba con la regla 10/8, en los mismos parámetros antes descritos. Esto se hizo para fomentar un crecimiento en la actividad de los jugadores locales. Considerando que el libro de pases en México cierra el 31 de agosto, hasta la fecha son 162 los jugadores extranjeros inscritos, 30 menos que para el torneo pasado. La norma, en todo caso, poco y nada ha afectado a los chilenos, quienes mantienen su fuerte presencia.

Seguir leyendo