Julián Elfenbein compite con Tinelli en premios latinos

JuianElfenbeinWEB

El animador de CHV habla de los Produ Awards y del actual momento que vive Chile. "Es algo que, a mi juicio, se sentía y se veía venir", dice.




En enero próximo, Julián Elfenbein cumplirá dos años conduciendo Pasapalabra, el programa que lo trajo de vuelta a la TV y a Chilevisión. Han sido 22 meses casi ininterrumpidos del espacio prime de juegos. Casi, porque con el estallido social que vive Chile desde el viernes 18 de octubre, Pasapalabra -al igual que la mayoría de los programas de la televisión- estuvo fuera de pantalla.

Al momento de volver, Elfenbein se encargó de enviar un mensaje apelando a establecer un nuevo pacto social. Hoy, a La Tercera, el animador cuenta por qué optó por esas palabras. "Son palabras muy mías, pero que representan muy bien el pensamiento del canal. Hice un llamado a que las autoridades tienen que escuchar, y no solo escuchar. Deben atender las demandas ciudadanas, y ser más inteligentes", explica.

Todo esto ocurrió, mientras Elfenbein se enteraba que era finalista de los premios Produ Awards, aquellos que reconocen a la industria del entretenimiento en español. Ahí, el conductor es uno de los cinco finalistas en la categoría Presentador de TV, y compite con rostros como el mexicano Chumel Torres y el argentino Marcelo Tinelli.

"Al principio no cachaba mucho el premio, no lo tenía en mi universo. Pero cuando el canal me cuenta que estoy nominado y que además pasé a ser finalista, sentí orgullo. Obviamente, no estamos en época de celebraciones en Chile, bajo ningún punto de vista, pero siento orgullo, porque es un reconocimiento al trabajo mío, pero también al de mi equipo de Pasapalabra y PH. Esto significa que nuestros programas han traspasado la frontera", asegura.

El paréntesis que tuvo el estelar duró una semana y media, y Elfenbein comenta al respecto: "Era lógico que el programa parara, porque había que darle la preferencia a lo que está pasando en la calle, y eso sigue estando en cuestión, porque puede haber días en que no vaya el programa. Todo depende de lo que esté pasando, de la temperatura de la calle, y hay que estar bien alineado con eso".

Sin embargo, el animador ve en su programa ciertas virtudes, que van en línea con lo que hoy se vive en Chile. "Hay cosas mucho más importantes que el programa, lo sabemos. Pero este es un programa que tiene que ver con el Chile de hoy también. Aquí ganan los mejores, los profesores, estudiantes y gente de todos lados. Acá hay meritocracia, es gente que estudia. Si bien es de entretención, enseña, y por eso creo que el programa ha sido valorado".

Su reflexión personal, en tanto, sobre lo que ocurre en el país es que "esto que estamos viviendo ahora, es algo que, a mi juicio, se sentía y se veía venir, aunque creo que nadie se imaginó que se vendría con estas dimensiones. Y les pido a las autoridades, y no solo a las de ahora. A las de antes, y de antes, antes también. Deben entender que la gente, cada uno desde su posición, no quiere más que le metan el dedo en la boca, que somos un país que se cansó".

Comenta