La fórmula de Netflix supera a HBO en los Emmy

The Crown es la serie más reconocida de Netflix, con 13 nominaciones.

Justo en una semana en la que fue tema el fuerte cambio de identidad que podría vivir HBO en los próximos meses, dejando atrás su estrategia de “menos es más” con el fin de ampliar su catálogo y competirle directamente a Netflix, llegaron las nominaciones al Emmy. Y, al ver los números, es probable que los ejecutivos del canal de cable sólo hayan reafirmado su postura de que en el futuro habrá que hacer cambios para no quedarse atrás.

Por primera vez en 18 años, HBO no fue la señal más nominada para el premio que reconoce actualmente lo mejor de la pantalla chica norteamericana. La cadena tuvo 108 nominaciones, tres menos que el año pasado, quedando en el segundo lugar, detrás de Netflix que por primera vez lidera el listado, con 112 postulaciones. No es necesariamente una derrota para HBO, siendo prácticamente un empate, y con el canal de cable contando entre sus filas a las dos series más nominadas; Game of thrones (22) y Westworld (21). Pero el hecho que Netflix los haya superado, siendo que su serie más nominada, The Crown (13), aparece recién en el lugar nueve de las series con más postulaciones, habla justamente de la estrategia con la que el gigante del streaming ha hecho fuerte: no tendrá ninguna serie tan nominada como las megaproducciones de HBO, pero su biblioteca de contenido es tan amplia que se hace presente en más categorías.

No hay casi ningún premio principal al que Netflix no postule, desde Mejor Serie Dramática (Stranger things, The Crown) y Cómica (Unbreakable Kimmy Schmidt, GLOW), hasta Mejor Miniserie (Godless) y Película de TV (Black Mirror: USS Callister), siendo también nominados por docurrealities como Queer eye, documentales como Icarus y múltiples especiales de stand up. Una variedad de contenidos que justamente es la que ha trascendido HBO busca imitar en su futuro próximo.

Netflix no ocultó su satisfacción por la marca conseguida ayer. “Felicitamos a nuestros socios creativos por el éxito sin precedentes conseguido hoy (jueves). Estamos particularmente entusiasmados de ver la amplitud de nuestra programación siendo reconocida con nominaciones para 40 títulos, entre nuevos y regresos, que dejan en claro la variedad de nuestro catálogo: comedias, dramas, películas, miniseries, documentales, espacios de variedades, animación y telerrealidad”, aseguró el jefe de contenidos de la plataforma, Ted Sarandos, en una declaración pública.

De todas formas, el regreso de Game of thrones -que no pudo ser nominada el año pasado por estrenarse después del período de elegibilidad- le entrega a HBO nuevamente fuerza en las categorías dramáticas, que tuvieron poco espacio para sorpresas. De hecho, para el premio principal del género no hay ninguna nominada primeriza: además de la serie épica postulan Westworld (HBO), The Crown (Netflix), Stranger things (Netflix), This is us (en Chile por Fox Premium), The Americans (FX) y la ganadora del año pasado The handmaid’s tale (emitida en Chile por Paramount Channel).

De los pocos anuncios inesperados en las series dramáticas, Jason Bateman postula a Mejor Actor por Ozark (Netflix), serie que a pesar de su tibia recepción tiene cinco nominaciones, mientras que Westworld logró postular a dos actores en la categoría protagónica; Jeffrey Wright y Ed Harris, en desmedro de Kit Harington de Game of thrones, que sólo recibió nominaciones actorales en las categorías de reparto.

En las categorías de miniserie también destaca la falta de una favorita clara. Mientras en años anteriores The people vs OJ Simpson y Big little lies arrasaron, esta vez es difícil predecir a los ganadores, en categorías donde postulan producciones como El asesinato de Gianni Versace, Genius: Picasso, The alienist y Patrick Melrose. La gran ausente es Twin peaks: el regreso, que si bien recibió nominaciones en categorías técnicas, se quedó sin opciones de obtener el premio mayor.

Remezón en la comedia

Toda la sorpresa que se extrañó en las nominaciones de series dramáticas se hizo presente en las categorías cómicas. No sólo porque la gran ganadora de los últimos años, Veep, no tendrá temporada en 2018, abriendo el espacio a nuevos nombres, sino por la ausencia de un título fijo para la academia televisiva en la última década. Por primera vez desde su estreno en 2009, Modern family no sólo se quedó fuera de las nominadas a Mejor Serie Cómica, sino que tampoco recibió menciones para ningún actor de su elenco.

Entre las ocho producciones que buscarán la estatuilla principal hay tres primerizas: GLOW (Netflix), The marvelous Mrs. Maisel (Amazon) y Barry (HBO), que se suman a nombres que retornan como Curb your enthusiasm (HBO), Black-ish (ABC), Silicon Valley (HBO), Unbreakable Kimmy Schmidt (Netflix) y Atlanta (FX), quizás la gran favorita ante la ausencia de Veep.

Pero entre las sorpresas y novedades, un programa en el área de la comedia mantuvo el buen momento que inició el año pasado: Saturday night live. El legendario espacio de gags ya se llevó el año pasado la máxima estatuilla en su categoría, Mejor Programa de Variedades (sketches), reconocimiento que llevaba casi 25 años sin conseguir, y ahora aparece nuevamente como uno de los programas más nominados, con 21 postulaciones, empatando con Westworld en el segundo lugar.

Además de la categoría mencionada, el programa tiene a cinco actores nominados en categorías de reparto, entre nombres ya reconocidos como Kate McKinnon, Alec Baldwin (ambos ganadores el año pasado) y Leslie Jones, además de los primerizos Aidy Bryant y Kenan Thompson (en su primera nominación tras 15 años trabajando en el programa).

Si bien Saturday night live es un espacio que lleva años alejado de su peak creativo, pero el programa ha adquirido una nueva relevancia a través de sus constantes sátiras al gobierno de Donald Trump, algo que la academia televisiva de Norteamérica pareciera valorar.

La entrega número 70 de los Emmy se hará el próximo 17 de septiembre, siendo transmitida en Chile por TNT y TNT Series.

#Tags


Seguir leyendo