Avance de vacunación llega al 80,1% en la población objetivo de la Región Metropolitana: ¿Casos seguirán a la baja?

Con una población objetivo de 6,4 millones de personas, ya son 4,9 millones los inmunizados. Los expertos destacan la meta que, aseguran, contribuirá al control de la pandemia.




Según la última actualización del Departamento de Estadística e Información de Salud (DEIS), el avance del plan de inmunizaciones en la Región Metropolitana superó la barrera del 80%. Las cifras señalan, en específico, que el 80,1% de la población objetivo ya cuenta con la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19, es decir, 4.953.288 personas, del total de 6.430.040 que deben inocularse.

Así, la capital se transformó en la 14ª región del país que traspasa este umbral -definido como de seguridad, para el éxito de la campaña- quedando solo pendientes las zonas de Tarapacá (76,4%) y Arica y Parinacota (79,5%).

“Ya tenemos al 80% del grupo objetivo de la RM con su primera dosis y es muy excepcional que las personas no completen el esquema, así que en un mes ya podríamos tenerlos a todos con sus dos dosis”, señala Paula Labra, Seremi de Salud de la región.

La autoridad añade, además, que en las últimas dos semanas los casos activos disminuyeron un 53%, al pasar de 13.778 a 6.520, registrados el 6 de julio.

Tenemos aún que llegar a los jóvenes y a las comunas más periféricas, con la meta de ojalá alcanzar un 100% de vacunación. Mientras, debemos mantener las medidas sanitarias y no relajarlas, para seguir viendo una disminución de los casos”, dice

Cinthya Urquidi, académica del Departamento de Epidemiología y Estudios en Salud de la Universidad de los Andes, señala que haber alcanzado el 80% de inoculados “es un excelente indicador de que se puede producir la inmunidad de rebaño esperada, porque la primera dosis es un indicativo indirecto de que hay un 80% de intención de tener la vacunación con el esquema completo”.

De acuerdo a los datos del Minsal, la comuna con mayor cantidad de personas que recibieron su primera vacuna o su dosis única es Maipú, con 306.664, seguida por Puente Alto (299.502), Santiago (296.525), Las Condes (287.724) y La Florida (281.245).

¿Con este nivel de avance, los casos seguirán bajando? “Es una base importante, pero también es importante que se sigan vacunando los que tienen la indicación de hacerlo, como la población pediátrica. Mientras obtengamos más cobertura, es más probable que tengamos un mejor control de la pandemia”, explica Javier Tinoco, infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes.

Por eso, Tinoco asegura que “nadie, ni siquiera los más jóvenes, están libres de presentar un cuadro grave, por lo que vacunarse es una medida de protección individual y colectiva”. Y agrega: “Otro punto es que los no vacunados, aunque a veces dependemos de la conducta de los distintos países, son probables portadores de nuevas variantes de Covid”.

A nivel regional, el porcentaje de beneficiarios que ya completaron su esquema alcanza un 68,4%, es decir, 4.214.893 personas. Mientras, las comunas con más personas que culminaron su proceso, es decir con personas vacunadas con dosis única o que ya recibieron sus dos dosis, son Santiago (265.950), Maipú (262.989), Las Condes (252.108), Puente Alto (250.806) y La Florida (239.058).

En términos de sexo, se han vacunado más mujeres que hombres con dosis única o primera dosis: 52,4% versus 47,6%, y el recinto que más ha vacunado en la RM es el Centro de Salud Familiar de La Florida, seguido por el Centro de Salud Familiar Apoquindo y el Centro de Salud Familiar Juan Pablo II, ambos de Las Condes.

“Hay que recordar que la RM concentra la mayor población dentro de todas las regiones de Chile, por tanto, dada su densidad población, esto significativamente podría contribuir al control de la pandemia”, explica la especialista en Salud Pública Urquidi.

Tinoco coincide: “Es muy importante, porque acá es donde está la mayor parte de la población y la capacidad hospitalaria no es ilimitada. Es importante que donde haya más personas concentradas se alcance niveles altos de vacunación. Es muy distinto, por ejemplo, que se logre en Aysén, porque en la RM el impacto en salud es mucho mayor por su mayor densidad”.

En tanto, la Seremi Labra expone que cuando comenzaron a vacunar a las personas de rango etario más joven, se dieron cuenta de que no era que las personas no querían inocularse, sino que muchos rezagados no lo hacían por problemas externos. “Entonces empezamos a implementar una estrategia de vacunación en terreno, con operativos en puntos clave, por ejemplo, las ferias, los packing, universidades o construcciones, y vimos que la gente respondía muy bien. Y cuando les preguntábamos las razones de haberse rezagado, nos explicaban que era por causas laborales principalmente”, dice.

La autoridad destacó que actualmente disponen de 38 móviles de vacunación -20 de los cuales fueron adquiridos por la Intendencia Metropolitana -más otros 10 de distribución de vacunas, con los que se están acercando de lunes a domingo a las zonas donde se detectan más personas retrasadas en su esquema o donde se concentran poblaciones.

En ese sentido, Jorge Wilhelm del Villar, director (S) del Servicio de Salud Metropolitano Central, explica que “para llegar de mejor manera a la población residente, en especial al grupo de adultos jóvenes de 18 a 39 años, que tiene las coberturas más bajas, hemos iniciado una estrategia de vacunación barrial”. Así, durante todo julio estarán vacunando a rezagados con operativos en zonas identificadas y georreferenciadas con mayores brechas de vacunación o mayor presencia de población residente.

Así, Wilhelm agrega que algunas comunas están con una cobertura por debajo del promedio de la Región Metropolitana y que la meta a fines de julio es llegar al 60% de cobertura en Santiago y Estación Central, y al 80% en Maipú y Cerrillos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.