Carabinero que denunció a sus compañeros en caso de fallecido en Maipú: "Se pusieron de acuerdo para que coincidieran las versiones"

alex nuñez

El uniformado relató que fue advertido por un compañero de que algunos policías se pondrían de acuerdo para dar una versión respecto del fallecimiento de Álex Núñez.




En dos planas está contenida la denuncia que el 28 de octubre un subteniente de la 25° Comisaría de Maipú dio en el caso Álex Núñez, fallecido tras una golpiza policial que habría recibido el 20 de octubre en esa comuna. Su testimonio es clave en la investigación del fiscal de Alta Complejidad Occidente Pablo Sabaj, ya que da a conocer que al interior de Carabineros existiría un concierto entre algunos de sus compañeros, a quienes identifica con sus nombres y apellidos, para tratar de ocultar las circunstancias en que Núñez fue golpeado y, a la vez, inculparlo a él.

Incluso, este testimonio fue recogido por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) en la querella que presentó en el caso, en que el organismo también dio cuenta de que existiría una coordinación entre algunos uniformados para ocultar información.

"Con la finalidad de que se esclarezcan los hechos fehacientemente, puesto a lo que es algo gravísimo, que va en contra de los principios y los valores institucionales", declaró el funcionario de acuerdo a su testimonio judicial.

Según su relato, el 23 de octubre de 2019 "cuando ya había salido por la redes sociales el homicidio de Álex Núñez en la comuna de Maipú, se me acerca el subteniente Gary Valenzuela, quien me manifiesta textualmente 'Mi teniente le quiero contar algo porque le tengo buena, pero no le diga nada a mi teniente Eduardo Toledo. Lo que pasa es que durante la noche y hoy en la mañana me estuvo llamando mi teniente Eduardo Toledo, diciéndome que declaráramos lo mismo si nos citan a declarar o van a la comisaría a preguntar algún antecedente. Lo que pasa es que al parecer hay un video donde mi teniente Eduardo Toledo sale apuntado a una persona, pero no le dispara, y posteriormente salgo yo golpeando a una persona y sé que nos pueden cagar. Mi miedo es que el carabinero Maldonado declare la verdad porque él me tiene mala, y si le estoy contando esto es porque mi teniente Eduardo Toledo me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar por lo que me dio a entender, se quiere salvar porque está asustado'".

Dijo que a raíz de esa conversación con Valenzuela, cuando tuvo que ir a declarar a la Fiscalía Administrativa (Fisad) de la Prefectura Central, "fui enfático en aclarar que yo el día de los hechos no salí con ningún tipo de bastón y que de los seis motoristas que andábamos, solo uno portaba un bastón isomer, por lo que era imposible que nosotros fuéramos los agresores. En ese mismo acto, mi mayor Bonilla me señala: 'Diga la verdad, porque hay declaraciones que indican que los motoristas se encontraban con una persona de vestimenta negra en el suelo, no que lo golpearon, pero que sí estaban ustedes con él'".

Detalló que cuando el mayor Bonilla le dijo eso "automáticamente por deducción me percaté que el día anterior había ido a declarar a la Fisad el subteniente Eduaro Toledo, el suboficial Orlando Sepúlveda y el cabo segundo José Ramírez, quienes a mi parecer se pusieron de acuerdo para declarar y que coincidieran las versiones, ya que coincidía exactamente con lo que el subteniente Gary Valenzuela me señaló el 23 de octubre. Ante esta situación yo le expresó al mayor Bonilla que en ningún momento agredí a ninguna persona ese día".

Fundamentó su inocencia diciendo que no se arriesgaría a hacer algo así, tomando en cuenta que tiene una familia. Además, señaló que no retiró ningún bastón ese día y que ojalá apareciera un video de la agresión, porque estaba con sus "conciencia tranquila".

Relató que cuando llegó a la comisaría luego de prestar declaración, entró al casino de oficiales, donde estaba el mayor Del Río, el capitán Mansilla y varios subtenientes, entre ellos el teniente Eduardo Toledo sentado en un sillón.

"Fue en ese momento que mi capitán Mansilla me pregunta '¿cómo te fue?', a lo que respondo 'bien mi capitán, lo único que al parecer el subteniente Eduardo Toledo declaró puras estupideces en la Fisad. Mirando a la cara al subteniente Eduardo Toledo le digo a viva voz 'tú en qué momento me viste con una persona en el suelo el día domingo, porque al menos yo no estuve con ninguna persona lesionada, así que voy a pedir diligencias para esclarecer los hechos, porque yo sé que tú te pusiste de acuerdo para declarar', a lo que el subteniente Eduardo Toledo demuestra un claro nerviosismo, agachando la cabeza y no responde nada al respecto'", declaró.

Agregó que a través de las redes sociales circula información de que uno de los amigos de Álex Núñez no alcanzó a arrancar cuando la turba de carabineros lo seguía. Y que fue golpeado por carabineros, luego subido a un furgón y lo trasladaron a una unidad policial. Esa información, dijo, "también concuerda y coincide con lo ocurrido esa noche, puesto a que el subteniente Valenzuela efectivamente trasladó a una persona desde las inmediaciones del Metro El Sol a la 25 Comisaría. Desconozco en qué vehículo policial y personal, donde al parecer no adoptó ningún tipo de procedimiento policial, siendo despachado posteriormente".

Terminó su declaración diciendo que "el día de los hechos efectivamente anduve patrullando las inmediaciones del Metro El Sol por lo que es o sería normal que hayan declaraciones que vieron las motos pasar, donde posteriormente y al paso de algunos minutos nos trasladamos al sector de El Rosal con Av. Américo Vespucio, donde nos entrevistamos con gran cantidad de vecinos quienes se encontraban custodiando sus domicilios".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.