Cuadrillas anti “perro matapacos”: Municipalidad de Lo Barnechea inicia borrados de murales con uno de los símbolos del estallido social

MATAPACOS.jpg

En siete intersecciones de la comuna hay rayados que dan forma al emblema "pop" de las movilizaciones de octubre del 2019, grafitis que despertaron la molestia de algunos vecinos y de las autoridades comunales. El alcalde Cristóbal Lira, quien tomó cartas en el asunto, defiende la medida: "Esta figura no contribuye a generar esa cultura de respeto a la ley y al orden público que buscamos". De todas formas, aclaró que "esto no es incompatible con el florecimiento de expresiones artísticas callejeras o el derecho a manifestación".


Tuvo página web, un videojuego, esculturas en parques, plazas y objeto de estampado para poleras, gorros y pañuelos. El denominado perro “Negro matapacos” fue uno de los íconos “pop” del estallido social, siendo utilizado como una verdadera insignia durante las movilizaciones de octubre del 2019, aunque, hoy, su figura ya no es mirada con tanta condescendencia.

El debate surgió a los pocos días del fallecimiento del sargento Carlos Retamal, carabinero que fue golpeado en la cabeza con una gata hidráulica en San Antonio, el 12 de octubre. El día de sus funerales, su padre, Juan Retamal, señaló que “yo creo que cuando resulta que las actuales autoridades llamaban a las protestas con un perro emblemático que le llamaban el ‘perro mata pacos’ (...), entonces se han trastocados valores y eso le hace daño a la sociedad. Es triste ver a las autoridades que hoy tenemos que decían meses atrás que el personaje más popular era un ‘perro matapacos’”.

A partir de este caso, en la Municipalidad de Lo Barnechea decidieron tomar la decisión de iniciar una búsqueda para determinar dónde había murales alusivos a esta figura y borrar los dibujos del animal, inspirado en un can que falleció en 2017.

El alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira, explicó a La Tercera PM que “luego del asesinato del sargento Retamal en Melipilla se generó un fuerte movimiento de respaldo a Carabineros en la comuna, que se tradujo en visitas espontáneas a la comisaría para entregar una señal de apoyo. Pero también se acercaron muchos vecinos comentando que veían como una muy mala señal que en algunos puntos de la comuna se destacara la figura del ‘perro matapacos’, porque generaba división y un ánimo de odiosidad en contra de Carabineros”

El municipio dispuso de cuadrillas para buscar y borrar estos dibujos y así dieron con siete intersecciones, donde el perro “Negro matapacos” adorna las paredes de calles como Gavilán, Circunvalación Sur y Senda 13.

El alcalde Lira explicó que “las señales siempre son muy importantes, no solo para respaldar a una institución que por mandato constitucional es la encargada de protegernos (Carabineros), sino también porque es necesario promover una cultura de orden que permita la recuperación de espacios públicos, se valorice la función de las policías, disminuya la sensación de impunidad, y ponga a las autoridades del lado de las víctimas”.

En ese sentido, agregó que “el ‘perro matapacos’, entendido como la celebración del daño a los encargados de mantener el orden público, no contribuye a generar esa cultura de respeto a la ley y al orden público que buscamos. Dicho eso, quiero ser muy enfático en que esto no es incompatible con el florecimiento de expresiones artísticas callejeras o el derecho a manifestación”.

Por ahora, son algunos de los dibujos los que ya han sido borrados, por lo que restan que las cuadrillas municipales continúen con el resto de los murales que tienen el rayado. ¿Qué pasará si vuelve a ser retratado? Lira sostuvo que “el desorden público y el deterioro urbano facilitan los actos delictuales. Los alcaldes tenemos el deber de hacer prevención situacional para cerrarles las puertas a los delincuentes. Ese método nos ha permitido ser la comuna con la tasa de delitos más baja de la Región Metropolitana urbana”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.