Dávalos por disputa entre Presidencia y C. para la Transparencia en caso Caval: "Los correos los tiene la fiscalía y no encontró nada"

DavalosWEB

Sebastián Dávalos, primogénito de la ex mandataria aseguró entender que la Presidencia busque mantener causales de reserva sobre los correos electrónicos de la ex jefa de gabinete, Ana Lya Uriarte.




Atento a la disputa entre la Presidencia de la República y el Consejo por la Transparencia por el acceso a correos electrónicos de la ex jefa de Gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte, se mostró Sebastián Dávalos, ex director del área sociocultural de la Presidencia e hijo de la exmandataria.

A juicio del cientista político los correos electrónicos no son de propiedad de la ex funcionaria de gobierno, sino que pertenecen a la Presidencia de la República.

El conflicto entre la Presidencia y el Consejo por la Transparencia en el Tribunal Constitucional surge a raíz de una petición periodística sobre información pública relativa a "acceder a los correos electrónicos de Ana Lya Uriarte referentes al cierre del penal Punta Peuco, el caso Caval y la renuncia de Sebastián Dávalos".

Tanto el Consejo por la Transparencia como la Corte de Apelaciones de Santiago acogieron la petición y por medio de un recurso de queja la Presidencia acudió a la Corte Suprema para revocar los dictámenes desfavorables. En medio de este proceso, la Presidencia resolvió impugnar tres artículos de la Ley sobre Acceso a la información Pública en el TC, pues la revelación de dichos correos electrónicos, -a su parecer- "vulneraría flagrantemente la protección de las comunicaciones privadas de los funcionarios públicos".

Para Dávalos existe una confusión sobre lo que entiende como "información pública" e "información de dominio público". A su parecer, la información es pública, cuando "está hecha con cargo directo o indirecto al erario nacional, pero no puede ser toda esa información ser de dominio público en el sentido de ser publicitada"

"No me imagino que la correspondencia de un ministro de defensa con los altos mandos respecto de la geopolítica de este país fuese pública. No me imagino que alguien pudiera pedir los correos de la ANI (Agencia Nacional de Inteligencia) con cualquier otra institución por razones obvias de reserva".

Por lo mismo, dijo "entender que en este caso en particular, algunos en la Presidencia de la República deseen mantener el principio de reserva".

"La gente no debería utilizar su correo electrónico Gmail de carácter personal en los computadores fiscales. El problema es que si tu permites ese nivel de acceso, la delgada línea entre lo que es público y privado en la práctica en términos de comunicaciones no sabría dónde ponerla", acotó Dávalos.

"Me acuerdo de un caso que ocurrió en Direcon (Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales). Por lo mismo, digo que me hace sentido la reserva en general. Había gente que te pedía información sobre un tratado de comercio con otro país, cuando dicho acuerdo se estaba negociando. Te decían: Nos tienen que dar información, porque es pública. La información es pública, una vez que es oficial, mientras no lo es, no tengo porqué mandarte nada", complementó el hijo de la ex Presidenta Bachelet.

"Mi salida la he explicado diez veces"

Consultado por su renuncia en el segundo gobierno de Bachelet -y en medio del denominado caso Caval por la indagatoria del Ministerio Público en su contra por los delitos de negociación incompatible, tráfico de influencias y violación de secreto-, Dávalos contestó:

"Mi salida la he explicado diez veces. Dije que iba a renunciar para sacar de los problemas al gobierno. Sería todo, nada más. No es más que eso".

"No es que esté a favor o en contra (de la publicidad de los correos electrónicos solicitados). Tengo la tranquilidad que en mi caso, los correos electrónicos que estaban en mi computador, que en realidad no estaban en mi computador, sino que en el servidor de Presidencia, esos correos, los tiene todavía la fiscalía. Todos esos correos los tiene la fiscalía y no encontró nada. Era obvio que iba sería así", remató.

En enero de 2018, Sebastián Dávalos Bachelet resultó absuelto de la indagatoria de la fiscalía por el caso Caval. Ello luego que la Corte de Apelaciones de Rancagua resolvió acoger la solicitud del cientista político, que había sido rechaza en primera instancia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.