“Es una generación que no es la mía” y “ahora estoy ayudando cuando el Presidente considere”: Dammert reaparece en TV peruana tras dejar el Segundo Piso

Aunque ahondó poco en los motivos de su salida y en los diálogos con el Mandatario Gabriel Boric, la socióloga y exjefa de asesores se refirió por primera vez a su paso por el gobierno. De todas formas, reveló que está colaborando con el Mandatario en aspectos específicos y que dejó al Ejecutivo en momentos en que “el gobierno está buscando tener los equipos políticos más afiatados".


Una entrevista de más 20 minutos concedió esta mañana, en un programa de televisión peruana -Nativa Televisión-, la exjefa del Segundo Piso Lucía Dammert, quien dejó el cargo a mediados de septiembre pasado. En el contexto de promoción de su nuevo libro -Contra el populismo punitivo, editado por Planeta- la experta en materias de seguridad explicó que ahí hace un análisis de los últimos 30 años de aumento de la violencia y presencia criminal en el vecino país y la falta de respuesta política. Sin embargo, hacia el final del diálogo con la conductora, Patricia del Río, Dammert abordó por primera vez su salida de La Moneda de Gabriel Boric.

La salida de la exjefa de asesores estuvo marcada en las semanas previas por versiones que señalaban que su rol había perdido protagonismo en la interna del gobierno. En medio de los ajustes de gabinete y otros equipos tras la derrota electoral del plebiscito del 4 de septiembre, La Moneda confirmó el 15 de septiembre que la socióloga le presentó su renuncia al Mandatario, además de informar que asumiría Miguel Crispi (RD) en su rol.

“El gobierno del Presidente Boric es un gobierno que tiene enormes desafíos”, partió señalando Dammert en la conversación televisada, donde se le consultó casi al final su paso por la administración de Boric.

La socióloga también ahondó en la irrupción “generacional” del Frente Amplio en el poder, recalcando que, pese a que no es contemporánea al grupo de dirigentes forjado en las movilizaciones estudiantiles de hace más de una década, sí se sintió honrada de participar de los primeros meses de gobierno.

“El Presidente viene además de una generación que trata de hacer cambios, una generación que no es la mía además, soy 15 años más grande que esa generación y fue un honor siendo migrante, siendo mujer, siendo especialista en temas delicados como seguridad, que el Presidente me haya convocado tanto en su campaña como para participar en el gobierno con mucha cercanía”, dijo.

Dammert dio pocos detalles del tono de la conversación con Boric acerca de su salida y de los motivos. “Mi rol era bastante específico y cuando empiezan a desarrollarse mecanismos de reorganización de los equipos (con la), entrada de los partidos políticos, yo tengo un rol nuevo que jugar y probablemente vuelvo a lo mío, a la academia, a escribir libros (...). La conversación con el Presidente fue de lo más cordial, yo le agradezco la invitación, aprendí muchísimo en estos ochos meses. Sigo siendo muy honrada por la invitación”, detalló.

De todas formas, la socióloga reveló que aún mantiene contacto con el Presidente, aunque sus colaboraciones con el Jefe de Estado ahora son específicas. “Yo ahora estoy ayudando cuando el Presidente considere, cuando necesita, pero es un rol más cercano a lo mío”, puntualizó.

En el análisis más político del rumbo del gobierno, Dammert afirmó que “el año que viene será un año difícil en términos económicos y polarización política”, pero aseguró que “el gobierno ya está avanzando en lo que tenía que hacer, introduciendo un nuevo rol en la coalición política y enfrentando un periodo que no va a ser nada de fácil”.

Hacia el final reflexionó sobre su salida, señalando que “el gobierno está buscando tener los equipos políticos más afiatados. Y yo además soy independiente, de ningún partido y eso hace que cumpla un rol en momentos específicos y creo que el momento fue el apropiado y no me arrepiento ningún minuto”.

Proceso judicial en curso

El mismo día de su renuncia, el portal Interferencia publicó, horas después, que la salida de Dammert tenía que ver con que “el FBI pidió su testimonio voluntario en un caso por narcotráfico de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México” y que ella ocuparía los últimos días de su estadía en Nueva York -acompañando al Presidente Boric en su visita a Naciones Unidas- para entregar su testimonio. Sin embargo, los datos de esa publicación fueron desmentidos tajantemente por Dammert a través de un comunicado en su Twitter, por la Cancillería y la Presidencia mediante otros dos comunicados oficiales.

Sobre ese punto, la académica recordó que tras abandonar el gobierno, “vinieron las noticias falsas, que además me puedo referir poco porque es parte de un proceso judicial, pero sí hacen pie a algo que sucede en Chile y en otros países que tiene que ver con la necesidad de reconocer la libertad de expresión, aumentar los debates (...)”. Pero en el mundo de las redes sociales es muy fácil tirar una mentira, tirarla por ahí y que vaya muriendo sola”.

Más allá del proceso judicial al que Dammert se refirió, afirmó que ya “había dado vuelta la página”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.